Ruta por Suiza en 12 días: itinerario de viaje

Nuestra ruta por Suiza nos sirvió para enamorarnos de este precioso país. De hecho, al acabarla ambos afirmamos que el país alpino es uno de los más bonitos que hemos visitado jamás. Pese a ser un país pequeño, nunca te va a sobrar tiempo en tu ruta por Suiza. Tengas 5, 10 o 30 días. Sus excursiones de montaña, sus lagos, sus pueblecitos típicos de Heidi y sin olvidarnos de sus ciudades. En este post te contamos nuestra ruta por Suiza en 12 días: desde qué ver hasta dónde nos alojamos. Esperamos que te sirva de inspiración para preparar tu ruta por Suiza. 

RUTA POR SUIZA EN 12 DÍAS: ITINERARIO DE VIAJE

Durante nuestra ruta por Suiza nos desplazamos en tren con el Swiss Travel Pass. Creemos que este pase ilimitado de trenes, buses y barcos es la mejor forma para conocer el país. Aunque a priori alquilar coche puede parecer más barato, si al final haces cuentas verás que no lo es.

Ten en cuenta que en tu ruta por Suiza vas a realizar muchas excursiones donde el coche no te va a servir para nada. Con el Swiss Travel Pass podrás beneficiarte de un 50% de descuento en todas ellas y también en teleféricos.

¿Por qué visitar Suiza en tren?

Día 1: Ginebra, la primera parada en nuestra ruta por Suiza

Nuestro hotel en Ginebra
Durante nuestra estancia en Ginebra dormimos en el Hotel Bristol. Y lo recomendamos al 100%. La ubicación es excelente: justo en la orilla del lago, muy cerca de la estación y a 10 minutos a pie del centro histórico. ¡Y menudo desayuno! Sin duda, uno de los mejores hoteles en nuestra ruta por Suiza

Llegamos muy pronto por la mañana al aeropuerto de Ginebra desde Barcelona. Así que tuvimos todo el día para conocer la segunda ciudad más grande de Suiza. Ginebra se puede conocer perfectamente en un día. Aunque lo ideal sería contar con un día y medio, en 24 horas puedes conocer sus imprescindibles

Básicamente no puedes perderte el Jet d’Eau, el principal icono de la ciudad. Es una de las fuentes más grandes del mundo e impresiona muchísimo ver con la fuerza que sale el agua. También te aconsejamos perderte por las calles de la Vieille Ville, el centro histórico de la ciudad. Se conserva perfectamente y es el más grande de Suiza. Y como no, visitar el CERN (el laboratorio más grande del mundo) y la sede europea de las Naciones Unidas, dos de los iconos más destacados de Ginebra.

Ginebra fue la primera parada en nuestra ruta por Suiza. Si quieres dedicarle también un día, en este post te contamos un itinerario con todo lo que debes hacer para que la conozcas en 24h.

Ginebra en un día: itinerario de visita  

ruta por Suiza
Ginebra, la primera parada de nuestra ruta por Suiza

Día 2: Viaje a Zermatt y Ruta de los 5 Lagos

Nuestro hotel en Zermatt
En Zermatt nos alojamos dos noches en el Hotel Continental. Si tenemos en cuenta su relación calidad-precio, es de los mejores de la ciudad. Dormir en Zermatt es caro, pero el Continental es uno de los más económicos. Y eso que está en pleno centro, al lado de la estación y es moderno. ¡100% recomendable!

Después de disfrutar de un intenso y apasionante día en Ginebra, nos dirigimos a Zermatt en tren. Zermatt era el sitio que más ganas teníamos de conocer en Suiza. Nos encantan las montañas y estábamos ansiosos por ver la belleza del Matterhorn.

Madrugamos, desayunamos en nuestro hotel y cogimos el tren a las 8:12h. Al ser un viaje bastante largo, tuvimos que hacer un transbordo en Visp. Pero apenas nos tuvimos que esperar 10 minutos. Los trenes en Suiza siempre van sincronizados y esto es una gran ventaja.

Como curiosidad, si decides hacer este recorrido en coche, debes saber que los vehículos que no son eléctricos no pueden entrar en Zermatt. ¡Y eso es algo que aplaudimos! En nuestra vida habíamos respirado un aire tan puro. Así que te tocará aparcarlo en Täsch y llegar a Zermatt en transporte público. El parking cuesta 14,50CHF por día y si solo estás un día 15,50CHF.

A las 11h ya estábamos en Zermatt. Aunque el Matterhorn no se dejaba ver demasiado. Dejamos las maletas en el hotel y nos fuimos a hacer la ruta senderista más famosa de Zermatt: la Ruta de los 5 Lagos. Aunque no fuera el día idóneo para hacerla, tampoco era el peor. El cielo estaba bastante tapado pero en la montaña las nubes van y vienen rápidamente.

Ruta de los cinco lagos

Para hacer esta ruta lo ideal es coger el teleférico hasta Blauherd y luego caminar hasta Sunnegga. Y luego bajar de Sunnegga a Zermatt en funicular. Durante la ruta pasarás por 5 lagos preciosos y todos ellos con unas vistas estupendas al Matterhorn. En total son unos 9 kilómetros que se hacen en 3 horitas porque el recorrido es cuesta abajo.  El billete combinado para hacer esta ruta senderista cuesta 39CHF (34€). Incluye el viaje de Zermatt a Blauherd y de Sunnegga de vuelta a Zermatt.

Sin embargo cuando nosotros la quisimos hacer (en octubre) el teleférico hasta Blauherd estaba cerrado por mantenimiento. Y tuvimos que empezar y acabar la ruta en Sunnegga. Así que lo de cuesta abajo quedó en una anécdota. Así que si tienes que hacerlo así, debes sumarle una horita más.

Hicimos la ruta tranquilamente y al final el Matterhorn se dejó ver. Sobre las 17h regresamos a Zermatt y nos fuimos a pasear un poco por el centro del pueblo. ¡Es precioso! Nos acostamos pronto porque al día siguiente tuvimos que madrugar 🙂

20 cosas que hacer en Zermatt  

ruta por Suiza
Suiza tiene lagos tan bonitos como este

Día 3: Zermatt. Gornergrat y Glacier Paradise

El segundo día en Zermatt era el que mejor pinta tenía. ¡Y fue súper divertido! Esta vez el tiempo sí nos acompañó y pudimos disfrutar al máximo del Matterhorn.

Gornergrat

Nos levantamos muy pronto para subir al Gornergrat y ver el amanecer desde el Riffelsee. Es increíble ver cómo el Matterhorn se refleja en el agua. ¡Quizá fue lo más bonito de nuestra ruta por Suiza! Para ello tendrás que coger el tren cremallera que te lleva al Gornergrat y bajarte en la parada Rotenboden (Riffelsee). Desde allí solo tendrás que caminar 5 minutos hasta llegar al lago.

Después de ver el amanecer, volvimos a la parada y subimos de nuevo al tren que nos llevó a la cima del Gornergrat. Desde allí podrás ver hasta 29 picos más altos de 4.000 metros, incluyendo el Matterhorn y el Monte Rosa, el más alto de Suiza. Sin duda, el mejor mirador de montaña de nuestra ruta por Suiza.

El billete de ida y vuelta cuesta 90CHF (78€). Pero pagarás la mitad si tienes el Swiss Travel Pass.

Matterhorn Glacier Paradise

Y después de enamorarnos de Gornergrat, bajamos a la hora de comer. Cargamos pilas y nos fuimos al Glacier Paradise. ¡Es la estación de montaña más alta de Suiza! Desde allí tendrás unas vistas 360º preciosas.

Para llegar allí tardarás 45 minutos en total con tres teleféricos distintos (Zermatt-Furi-Trockener Steg-Glacier Paradise). La excursión cuesta 100CHF (87€). Con el Swiss Travel Pass obtienes un 50% de descuento.

Billete combinado Gornegrat y Matterhorn Glacier Paradise
Si quieres visitar las dos en un día hay un billete combinado que te permitirá ahorrar. Se llama Peak2Peak y cuesta 136CHF (120€), la mitad con el Swiss Travel Pass. Primero se sube al Matterhorn Glacier Paradise y antes de bajar a Zermatt se hace una parada en Gornergrat. ¡Un día perfecto!

Si solo quieres subir a uno, te aconsejamos Gornergrat. Eso sí, asegúrate que hace buen tiempo porque sino te vas a gastar mucho dinero y no vas a ver nada.

Al bajar del Glacier Paradise visitamos el cementerio de los alpinistas. Fue una visita muy emocionante. Está en el centro de Zermatt y rinde homenaje a algunas personas que perdieron la vida subiendo la montaña.

ruta por Suiza
Uno de los momentazos de nuestra ruta por Suiza

Día 4: Interlaken, Schynige Platte y Unterseen

Nuestro hotel en Interlaken
Durante nuestra estancia en Interlaken nos alojamos 4 noches en el Hotel Metropole. ¡Y fue todo un acierto! Está ubicado entre las dos estaciones y eso es algo muy importante porque vas a hacer muchas excursiones. El desayuno estaba muy bien y las habitaciones muy cómodas. ¡Lo recomendamos!

Antes de continuar con la próxima parada en nuestra ruta por Suiza decidimos despedirnos bien de Zermatt. Así que fuimos a su mirador por excelencia para apreciar, de nuevo, lo bonito que es. Se puede contemplar desde muchos puntos del pueblo, pero nosotros fuimos a este mirador ubicado a las afueras.

Sobre las 9:00h cogimos el tren. Al no haber tren directo entre Zermatt e Interlaken, tuvimos que hacer un par de transbordos: uno en Visp y otro en Spiez. Poco antes de las 12h estábamos ya en el hotel. Comimos y por la tarde nos fuimos hacia Schynige Platte, una de las excursiones de montaña más típicas desde Interlaken. 

Schynige Platte, un mirador estupendo de los dos lagos

Para llegar hasta arriba cogimos un tren cremallera histórico que lleva funcionando desde el siglo XIX. El camino es una pasada: tendrás unas vistas preciosas a los dos lagos. Y una vez arriba podrás hacer diferentes senderos. Como nosotros teníamos poco tiempo, optamos por la ruta 2, la más famosa. Aunque la próxima vez, con más tiempo, haríamos la 3.

Subir a Schynige Platte cuesta cuesta 64CHF (55€) ida y vuelta. Sin embargo, si como nosotros subes a partir de las 14h te costará 49CHF (42€) ida y vuelta. Además incluye un café y una pasta en el restaurante panorámico de la cima. Con el Swiss Travel Pass, la mitad.

Bajamos sobre las 17:30h y como era muy justo para subir al Harder Kulm a ver el atardecer, decidimos visitar Unterseen. Sus casitas tradicionales alrededor del río son una pasada.

25 cosas que hacer en Interlaken  

ruta por Suiza
El precioso paisaje desde la estación de Schynige Platte

Día 5: Interlaken. Jungfraujoch, Lauterbrunnen y Harder Kulm

El segundo día en Interlaken fue uno de los más esperados. Subimos al Jungfraujoch, la estación de tren más alta de Europa a 3454 metros. Es la excursión más famosa desde Interlaken, así que no podía faltar en nuestra ruta por Suiza.

Sin embargo el tiempo no nos acompañó. Aunque no llovió, las nubes y el viento nos impidieron disfrutar de las vistas desde la cumbre. Aun así, pudimos ver los atractivos qué hay dentro del recinto. Entre ellos, un precioso túnel de hielo. Aun así, no recomendamos hacer esta excursión si no hace buen tiempo porque es muy cara y no podrás ver nada. 

Visitar Jungfraujoch desde Interlaken: experiencia y consejos  

Como fuimos vía Lauterbrunnen, al volver nos paramos unas horitas a disfrutar de este pueblo sacado de un cuento de hadas. Este pueblo se encuentra en un valle precioso y cuenta con 82 cascadas.

Harder Kulm

Al volver de Lauterbrunnen, fuimos a descansar un poquito al hotel porque nos levantamos súper pronto y fuimos al Harder Kulm a ver el atardecer más bonito de Interlaken. Harder Kulm es el mirador por excelencia de la ciudad. Llegas a la cima, ubicada a 1322 metros de altura, en un funicular. El trayecto dura solo 10 minutos. 

El funicular cuesta 16CHF (14€) ida y vuelta. Si tienes el Swiss Travel Pass tendrás un 50% de descuento.

ruta por Suiza
El increíble túnel de hielo en Jungfraujoch

Día 6: Interlaken. Brienz, Brienzer Rothorn y crucero por el lago Brienz

Decidimos dedicarle un día de nuestra ruta pro Suiza al lago Brienz y a sus alrededores. Desde Schynige Platte nos quedamos alucinados con su belleza y decidimos explorarlo al completo.

Cogimos el tren prontito desde Interlaken Ost hasta la preciosa localidad de Brienz. Nada más llegar paseamos un poquito por la orilla del lago hasta llegar a la calle Bruhngasse, para muchos la más bonita de Europa. ¡O eso dicen! Aunque después de verla no lo vamos a desmentir.

Brienzer Rothorn Bahn

Después fuimos al supermercado a comprar comida para hacer un picnic en la cima del Brienzer Rothorn, a 2350m de altura. El viaje en tren hasta allí es uno de los más bonitos que hicimos en nuestra ruta por Suiza. Es el único tren de vapor que sigue funcionando a diario durante los meses de verano desde 1892. ¡Muy auténtico! Las vistas al lago desde el tren son impresionantes. Y una vez llegas arriba te quedas sin palabras.

La excursión al Brienz Rothorn cuesta 92CHF (80€) ida y vuelta. Con el Swiss Travel Pass, la mitad.

Cuando bajamos a Brienz de nuevo, nos esperamos al último barco con destino Interlaken (17:40h) para poder ver un atardecer desde el lago. Una experiencia preciosa. El crucero está incluido en el Swiss Travel Pass.

ruta por Suiza
La ciudad de Interlaken tiene zonas la mar de bonitas

Día 7: Interlaken. Lago Oeschinen, Blausee, Thun, Schloss Oberhofen y Cuevas de San Beato

Nuestro último día en Interlaken no nos defraudó. Nosotros lo catalogamos como un día de lagos. ¡Y es que no pudimos ponerle un mejor nombre!

Salimos muy prontito de Interlaken West con destino Kandersteg para visitar el precioso Lago Oeschinen. Probablemente el más bonito que vimos en nuestra ruta por Suiza. Es un lago alpino famoso por su color azul cristalino. Y no es de extrañar ya que se alimenta de los glaciares que se funden a más de 3000 metros. 

Para llegar al lago tienes dos opciones. Caminar una horita desde la estación de Kandersteg o coger un teleférico. Éste cuesta 28CHF (24€) ida y vuelta. La otra opción es gratuita.

Después de visitar este lago, cogimos el bus 230 desde Kandersteg que nos dejó en la entrada de Blausee. Un lago de cuento. La entrada cuesta 5CHF (3,50€). 

Tarde en Thun y alrededores

Y después de visitar este lago cogimos un tren hasta Thun. ¡Es preciosa! Especialmente su centro histórico y sus plazas. Y para rematar el día fuimos hasta el Castillo de Oberhofen, ubicado en la orilla del lago Thun y a las Cuevas de San Beato. 

ruta por Suiza
El lago Blausee parece de cuento de hadas

Día 8: Lucerna

Nuestro hotel en Lucerna
Nos alojamos en el Hotel Central Luzern. Queríamos estar cerca de la estación para visitar el Pilatus pronto por la mañana y acertamos. Lo recomendamos por su calidad y por su ubicación

Nos dio mucha pena dejar Interlaken. ¡Lo pasamos genial allí! Pero al mismo tiempo teníamos ganas de descubrir Lucerna, una de las ciudades más bonitas de nuestra ruta por Suiza. Llegamos a la ciudad sobre el mediodía y durante la tarde la descubrimos al completo. Es una ciudad pequeñita pero preciosa. Especialmente el Kapelbrücke, el icono de la ciudad.

25 cosas que hacer en Lucerna  

ruta por Suiza
Lucerna es una ciudad muy coqueta, ideal para visitar en un día en cualquier ruta por Suiza

Día 9: Monte Pilatus y Zúrich, uno de los mejores días en nuestra ruta por Suiza

A parte del Kapelbrücke, lo más famoso de Lucerna es la excursión al Monte Pilatus. Así que no nos la quisimos perder. Nos levantamos prontito para evitar las multitudes y acertamos. Porque al bajar, sobre las 11h, ¡había unas colas increíbles!

Para llegar a la cima del Pilatus, ubicada a más de 2000 metros, tienes dos opciones. O bien llegar en teleférico desde Kriens o a través del tren cremallera más empinado del mundo desde Alpnachstad. Nosotros optamos por la segunda.

Desde arriba tienes unas vistas estupendas del precioso lago de los Cuatro Cantones. E incluso de Lucerna. Es una excursión cara pero merece la pena. Cuesta 72CHF (63€ aprox). Si cuentas con el Swiss Travel Pass tienes un descuento del 50%.

Tarde en Zúrich

Y al llegar a Lucerna, cogimos las maletas y nos fuimos para Zúrich, nuestra próxima parada en la ruta por Suiza. Al contar con solo una tarde, decidimos visitar el Museo de la FIFA, uno de los más divertidos que hemos visitado jamás y pasear por el Altstadt. Y como no, acabamos el día disfrutando de un atardecer desde Lindenhof. 

ruta por Suiza
Las vistas desde el monte Pilatus

Día 10: Zúrich y Cataratas del Rin

Nuestro hotel en Zúrich
Dormimos en el moderno Züri by Fassbind. Está ubicado en el Kreis 5, uno de los distritos más de moda en Zúrich. Si buscas un hotel cómodo y a buen precio, es de las mejores opciones para dormir en Zúrich. ¡Recomendable al 100%!

Pese a ser la ciudad más grande de Suiza, Zúrich se puede conocer rápidamente. Nada más despertarnos subimos a las torres de Grossmüsnter para disfrutar de las vistas de la ciudad desde arriba. Y luego visitamos el centro histórico y el interesante Kreis 5. A principios de siglo el distrito 5 de Zúrich era una antigua zona industrial abandonada y poco agradable. Sin embargo, ahora ha revivido y es una de las zonas más cool de la ciudad. Los almacenes han pasado a ser galerías de arte, boutiques y restaurantes con mucho ambiente.

Y por la tarde fuimos a las impresionantes Cataratas del Rin, el salto de agua más poderoso de Europa. Apenas están a 50 minutos en tren de Zúrich, así que vale la pena acercarse. Y para acabar el día, fuimos a Üetliberg a ver el atardecer.

ruta por Suiza
Zúrich desde el mirador de su catedral

Día 11: Berna, la ciudad más bonita que vimos en nuestra ruta por Suiza

Nuestro hotel en Berna
Dormimos en el Hotel Kreuz Bern. La ubicación es inmejorable, en el precioso centro histórico de Berna. También está cerca de la estación y de un montón de buenos restaurantes. Por el precio es de los mejores de la ciudad. Recomendable 100%

Salimos de Zúrich prontito, ansiosos por descubrir Berna. Habíamos leído cosas muy bonitas sobre esta ciudad y sabíamos que no nos defraudaría. 

Nada más llegar fuimos a comer un buen rosti en Lötschberg. ¡Estaba espectacular! Es uno de los mejores restaurantes de la ciudad y además estaba justo delante de nuestro hotel. Después fuimos a descubrir el centro histórico de la ciudad que nos cautivó por completo. Y para acabar el día, vimos uno de los atardeceres más bonitos de nuestra vida desde el Rosengarten. 

ruta por Suiza
La calle principal de Berna

Día 12: Berna y traslado al aeropuerto de Ginebra

Y para acabar nuestra ruta por Suiza, tuvimos que desplazarnos hasta el aeropuerto de Ginebra. Compramos los billetes de avión con ida y vuelta en la misma ciudad porque nos salía más barato. Además, al contar con el Swiss Travel Pass podíamos desplazarnos de forma ilimitada durante 15 días. Y al ser un país pequeño y con un sistema de transporte tan eficiente, eso no supuso ningún problema. Así que en un par de horitas en un tren directo desde Berna nos plantamos en el aeropuerto de Ginebra. 

Pero antes pasamos la mañana en Berna, nuestra ciudad favorita en Suiza. La aprovechamos para subir a las torres de la Catedral. Desde ahí disfrutamos de unas vistas preciosas del centro histórico y del río Aar por solo 5CHF (4€).

Museos en Berna

Después fuimos a visitar un par de museos. Primero el Museo de Historia de Berna, que incluye el Museo Einstein. Ambos son gratuitos con el Swiss Travel Pass. Si no lo tienes, el primero cuesta 13CHF (11€) y el segundo, más interesante, 18CHF (15€). Ahí pudimos aprender más sobre el paso de Einstein por Berna y ver algunos objetos personales como su pasaporte.

Y el último sitio que visitamos en nuestra ruta por Suiza fue el Museo de la Comunicación. Apenas pudimos estar una horita y nos dio mucha pena porque fue muy divertido e interesante. La entrada cuesta 15CHF (13€) y es gratuita con el Swiss Travel Pass.

Total
41
Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Responsable » Los Traveleros Worldwide S.L.
Finalidad » Gestionar y responder tus comentarios.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que nos facilites estarán ubicados en los servidores de Siteground (proveedor de hosting de Los Traveleros) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Siteground.
Derechos » Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos. Más información aquí.