25 cosas que hacer en Rotterdam (Países Bajos)

Rotterdam no se parece a las demás grandes ciudades neerlandesas, por eso recomendamos muchísimo visitarla. Verás que la mayoría de cosas que hacer en Rotterdam están relacionadas con la arquitectura. Después del bombardeo que sufrió el 14 de mayo de 1940 la mayoría de sus edificios quedaron destruidos.

La reconstrucción no mantuvo la estructura original de canales tan típica en el país. En lugar de eso, se diseñaron edificios modernos y progresistas que hicieron de Rotterdam una ciudad donde la arquitectura tiene mucha importancia. Te contamos 25 cosas que hacer en Rotterdam para que conozcas sus dos caras: la tradicional y la rompedora.

Las mejores zonas y hoteles para alojarse en Rotterdam  

Hemos marcado todos los atractivos de la ciudad en este mapa para que sea más fácil planificar tu visita.

25 COSAS QUE HACER EN ROTTERDAM

1. Tomar algo en Markthal

Uno de los edificios más impactantes y modernos de Rotterdam es este mercado. Su fachada en forma semicircular recuerda a una herradura, con pequeñas ventanas cuadradas que rodean todo el edificio. No sólo es especial por fuera, si entras verás que la estructura interior está decorada con dibujos coloridos de frutas, flores e insectos. Es obra del artista neerlandés Arno Coenen. Debajo de esa impresionante cúpula hay un montón de tiendas, paradas y bares donde comer o beber algo. Pero el mercado no es el único espacio del Markthal, sino que está rodeado de modernas oficinas con vistas a la ciudad.

que hacer en Rotterdam
El Markthal, uno de los edificios más bonitos de Rotterdam

2. Quedar impresionado con la estación Central de Rotterdam

La estación de trenes es una visita imprescindible que hacer en Rotterdam. Es una muestra más de la importancia de la arquitectura moderna en la ciudad. Aunque se inauguró en 2014 ya se ha convertido en una construcción icónica gracias a su peculiar forma triangular. Pese a la modernidad también mantiene un par de elementos de la estación antigua como recuerdo del pasado: las letras de la entrada y el reloj central.

3. Cruzar el Erasmusbrug

Cuando la innovación arquitectónica se une a la ingeniería más moderna, el resultado es un puente así de impresionante. El puente de Erasmo tiene 802 metros de longitud que sirven para conectar las zonas norte y sur de Rotterdam. Lo más impresionante es el mástil de más de 100 metros que recuerda a la forma del cuello de un cisne. Es por eso que el puente fue apodado “el cisne” desde que se inauguró en 1996.

Por si la construcción en sí no fuera lo suficientemente increíble, tiene una sección basculante que se abre para que los barcos más grandes puedan pasar. Cruzarlo a pie es una de las cosas más representativas que hacer en Rotterdam.

que hacer en Rotterdam
Cruzar el Puente de Erasmo es algo imprescindible que hacer en Rotterdam

4. Subir a la torre Euromast

Muchos dicen que Rotterdam es el Manhattan neerlandés y esta torre lo confirma. Es el edificio más alto de la ciudad, con 185 metros de altura. Aunque, a decir verdad, es un poco trampa porque 85 metros se añadieron después de su inauguración con una antena. Se construyó en 1960 como mirador, función que sigue cumpliendo hoy en día. La entrada cuesta 9,75€. Incluye el acceso a la plataforma a 100 metros de altura, así como al ascensor Euroscoop, que sube hasta lo más alto de la antena. Si eres atrevido, incluso puedes hacer rappel o tirarte en tirolina por 55€ por persona. Se debe reservar con antelación.

Reserva tu experiencia en la tirolina más rápida de Europa  

Además de tener unas vistas estupendas de la ciudad hay un restaurante, una sala de conferencias y una suite del Hotel Euromast. Si quieres dormir con las mejores vistas de Rotterdam toca rascarse el bolsillo y reservar con unos meses de antelación.

5. Degustar productos artesanales en Fenix Food Factory

Una parada imprescindible que hacer en Rotterdam para los amantes de la comida. Es un antiguo almacén reconvertido en mercado con zonas de degustación. Promueven la alimentación saludable mediante talleres, degustaciones y ventas de productos frescos de proximidad. No venden productos procesados, todos están elaborados a la antigua usanza. No dejes de probar los quesos y panes, ¡deliciosos!

6. Descubrir cómo es por dentro una casa cubo

Una visita muy sorprendente que hacer en Rotterdam son sus casas-cubo. Aunque parezcan más decorativas que prácticas, lo cierto es que vive gente en ellas. Las 82 casas fueron idea del arquitecto Piet Blom para aprovechar mejor el espacio interior al inclinar los cubos 45 grados. El espacio interior es igual que en cualquier otro edificio, con la particularidad que las paredes y ventanas hacen unos ángulos un tanto extraños.

Ante la curiosidad de los visitantes, uno de los propietarios abrió su casa en forma de museo. La entrada tiene un precio simbólico de 2,50€. Si no te conformas con verla un ratito, también puedes alojarte en una de estas casas durante tu estancia en Rotterdam.

Reserva tu alojamiento dentro de una casa cubo  

que hacer en Rotterdam
Las curiosas casas cubo por fuera

7. Cenar en Witte de Withstraat

Cuando hayas acabado de hacer turismo por Rotterdam puedes acercarte a esta calle tan animada para tomar algo. Está llena de bares y restaurantes para todos los presupuestos que ofrecen comida internacional. En verano, las terrazas se empiezan a llenar a media tarde hasta bien entrada la noche. Las luces que decoran la calle crean un clima muy acogedor. Además de locales de restauración también encontrarás algunas galerías de arte interesantes.

8. Visitar el museo Boijmans Van Beuningen

Este museo es una visita obligada que hacer en Rotterdam para los amantes del arte. Allí se exponen obras de los grandes maestros neerlandeses como Van Gogh, Rubens o Van Dyck, además de otros grandes artistas internacionales. La colección tiene arte europeo del siglo XIV hasta arte contemporáneo. Además, hacen exposiciones temporales interesantes dedicadas a un artista o periodo concreto. Más allá de su fantástica selección de obras, el edificio está muy bien organizado y la visita es muy agradable.

La entrada cuesta 15€, puede parecer cara pero merece la pena.

9. Visitar la ciudad en miniatura en Miniworld Rotterdam

Si no te da tiempo de visitar Rotterdam en profundidad, podrás ver toda cada rincón de la ciudad en este museo. Es una maqueta con todos los detalles. Hay botones para interactuar con las maquetas, hacer que se muevan los trenes o se ilumine algún elemento. Cada 24 minutos se hace de noche y se iluminan todos los edificios, creando un panorama muy distinto al diurno. Está todo pensado al detalle. Nos recordó al maravilloso Miniatur Wunderland de Hamburgo. Es una visita genial que hacer en Rotterdam con niños, ¡aunque los mayores también disfrutamos un montón!

La entrada cuesta 11,50€ para adultos y 7,50€ para niños hasta 11 años.

que hacer en Rotterdam
El Erasmusbrug desde otra perspectiva 😉

10. Entrar en la iglesia histórica Grote of Sint-Laurenskerk

No te pienses que Rotterdam sólo tiene arquitectura moderna, también conserva esta joya de época medieval. La iglesia protestante de San Lorenzo se construyó en 1449, aunque fue sufriendo modificaciones a lo largo de los años. Ha sido testigo de eventos importantes de la ciudad y, pese a que quedó dañada tras el ataque aéreo a Rotterdam de 1940, su interior se restauró manteniendo su encanto original. No te pierdas sus techos abovedados, los arcos de piedra y la decoración más bien austera.

La entrada cuesta 2€.

11. Descubrir la Witte Huis, un edificio muy curioso que ver en Rotterdam

Otra de las maravillas arquitectónicas de Rotterdam que no te puedes perder es su particular “Casa Blanca”. No tiene nada que ver con la de Washington, sino que es un edificio modernista construido en 1898. Tiene solo 10 plantas y 43 metros de altura, pero se considera el primer rascacielos europeo. Afortunadamente, su fachada blanca con las torretas ornamentadas fue una de las pocas que sobrevivió a los ataques durante la guerra.

que hacer en Rotterdam
La Witte Huis, sobresaliendo en el Oude Haven

12. Conocer los dos puertos de Rotterdam

Muy cerca de Witte Huis está el puerto antiguo de la ciudad, donde surgió la gran vida comercial de la ciudad en el siglo XVI. Ahora se pueden ver algunas embarcaciones históricas y la zona se ha convertido en un lugar de encuentro muy popular. Hay varios bares y terrazas para tomar algo con mucho ambiente.

Pero el puerto antiguo ya es historia. Ahora la actividad se concentra en Europort, uno de los puertos más activos del mundo. Allí puedes ver la antigua sede de Holland America Line, desde donde muchos neerlandeses se marcharon en busca del sueño americano. Ahora se ha reconvertido en el Hotel New York, pero sigue teniendo una fachada encantadora que respeta el pasado del edificio.

13. Ver el puerto y la ciudad desde el agua

No es nada nuevo que el puerto de Rotterdam es muy importante para la economía de la ciudad. Si quieres verlo desde otra perspectiva, puedes embarcarte en un tour por sus alrededores. Verás lo enormes que son los contenedores, grúas y barcos que pasan por allí de cerca. También pasarás por el puente de Erasmo y podrás sacar buenas fotos del skyline de la ciudad.

Una de las empresas históricas es Spido, que surgió como forma de transporte y se pasó a los paseos turísticos después de la Segunda Guerra Mundial. Un viaje de una hora y cuarto cuesta 13,25€. Puedes combinarlo con un tour guiado a pie por los rincones más característicos de la ciudad.

Reserva tu tour guiado + viaje en barco

14. Divertirse en el Westelijk Handelsterrein

Cuando cae la noche, esta antigua zona industrial se convierte en el punto más animado de Rotterdam. Lo que fueron almacenes portuarios se han convertido en bares y discotecas que abren hasta la madrugada. Lo mejor de todo es que el mal tiempo no te arruinará la noche porque el recinto está cubierto por una gran cúpula de cristal.

15. Aprender sobre navegación en el Museo Marítimo de Rotterdam

Rotterdam tiene uno de los museos marítimos más importantes del mundo. No podía ser menos, ya que su puerto es uno de los más grandes a nivel mundial. Podrás ver muchos objetos relacionados con la navegación, desde réplicas de navíos mercantes de guerra o uniformes de la armada hasta una gran colección de cartografía. Es una visita muy interesante que hacer en Rotterdam para conocer un parte importante de la historia de la ciudad.

La entrada cuesta 12,50€.

16. Pasear entre molinos en Kinderdijk

En todas las postales típicas de los Países Bajos sale algún molino. Muy cerca de Rotterdam está el pueblo de Kinderdijk, donde podrás ver 19 molinos tradicionales rodeando los canales. Se construyeron alrededor de 1740 para evitar las inundaciones en la zona. Después de muchos años, se restauraron y se han convertido en uno de los paisajes más encantadores del país. La entrada cuesta 8€, aunque si la compras online sale por 6,50€.

que hacer en Rotterdam
Una de las excursiones imprescindibles que hacer en Rotterdam

17.  Visitar el Kunsthal Rotterdam

Otro edificio muy curioso que ver en Rotterdam es este museo de diseño, arquitectura y otras formas de arte moderno. Se trata de una construcción de 1992 atravesada por dos carreteras. Más allá de lo curioso del envoltorio, dentro hay obras de grandes nombres del arte contemporáneo. Te recomendamos consultar también su programa de exposiciones temporales.

La entrada cuesta 12€.

18. Conocer el ayuntamiento de Rotterdam

Otra visita arquitectónica que hacer en Rotterdam es su ayuntamiento. Se construyó en 1913 por el gran crecimiento comercial y de población de la ciudad. Había que tener un edificio nuevo que representara a la ciudad y el alcalde decidió lanzar un concurso para encontrar un arquitecto. El diseño neorenacentista con algunas esculturas en la fachada conquistó a todo el mundo. Afortunadamente, el edificio resistió al bombardeo de 1940.

No se puede visitar por cuenta propia, pero puedes ir a la oficina de turismo de la ciudad para contratar un tour guiado por algunas zonas del edificio. La plaza donde se encuentra, Stadhuisplein, es muy animada, sobre todo por la noche. Allí hay un monumento en recuerdo a las víctimas de la guerra, que destrozó gran parte de Rotterdam.

19. Pasear por Delfshaven

Para ir acabando con esta lista de cosas que hacer en Rotterdam no nos podíamos olvidar de este barrio. Está a las afueras, de hecho fue una ciudad independiente hasta 1886, pero es una de las zonas más apreciadas por los habitantes de Rotterdam. Es una de las zonas que mejor resistió a los ataques de la guerra. Otro suceso histórico fue la reunión de todos los peregrinos que cruzaron el Atlántico hasta llegar a América en 1620. Fue en la iglesia Pelgrimvaderskerk, que aún se puede visitar.

20. Alojarse en el barco SS Rotterdam

Algo curioso que hacer en Rotterdam es alojarte en un barco histórico. Puedes dormir en una habitación dentro del SS Rotterdam, un transatlántico que perteneció a la compañía Holland America Line. Después de 40 años de uso, se restauró para usarlo como hotel y ahora puedes descansar de los largos días de turismo en Rotterdam en su interior.

21. Descubrir los entresijos del puerto moderno de Rotterdam

En 2010, Rotterdam se dio cuenta que necesitaba ampliar su puerto comercial un 20%. Para hacerlo necesitaba nueva tierra, en el centro de visitantes podrás ver cómo la crearon. También podrás contemplar de cerca las grúas y los macrocontenedores. De hecho, se considera el puerto más moderno de Europa, así que aprovecha la experiencia. Se puede llegar hasta allí en barco desde el centro de la ciudad.

22. Conocer el parque más céntrico de Rotterdam

Museumpark está justo al lado del museo Boijmans, de ahí su nombre. Es un espacio verde en pleno centro de la ciudad, ideal para dar un paseo. Además de ser un parque normal y corriente con un estanque en medio diseñado para evitar las inundaciones cuando llueve mucho también es un gran centro de actividades. Hay una zona pavimentada que sirve para hacer eventos públicos allí.

23. Descubrir otros puentes famosos de la ciudad

Hay vida más allá del puente de Erasmo. Rotterdam destaca por su sorprendente arquitectura y en cuestión de puentes no es menos. Te recomendamos que también te acerques a ver Willemsbrug, el puente rojo que hay al lado del de Erasmo. También es todo un icono de la ciudad De Hef, un puente elevadizo que se usaba para que pasaran los trenes. Ahora ya no se utiliza, pero sigue en pie como monumento histórico de Rotterdam.

24. Pasear por Het Park

Una visita relajante que hacer en Rotterdam es el Het Park, ya que es uno de los parques más tranquilos de la ciudad. Está cerca de la torre Euromast, así que puedes aprovechar la visita para conocer este precioso parque. Fue diseñado en 1852 con la intención de imitar los jardines y campos ingleses. Es un lugar muy frecuentado por locales y turistas que buscan un lugar donde relajarse o hacer deporte. Ve con ojo porque también por dentro del parque circulan muchas bicis.

25. Visitar La Haya

Si ya has descubierto todas las actividades que hacer en Rotterdam, no te preocupes. Puedes pasar un día muy entretenido yendo de excursión a La Haya. Está a una media hora del centro de Rotterdam en metro y merece mucho la pena pasarse por allí. Ambas son ciudades muy relacionadas con el arte, Rotterdam por su arquitectura moderna y la Haya por tener algunos de los cuadros más importantes de la historia. Además, es la capital administrativa de los Países Bajos.

20 cosas que hacer en La Haya  

Total
19
Shares

2 comentarios

  1. En serio merece la pena? Estoy organizando un viaje a Holanda de unos 7 días con base en Amsterdam y en principio creo que la voy a descartar. Solo encuentro curioso el edificio Markthal y las casas cúbicas. No sé si solo por eso merece la pena ir y volver desde Amsterdam. El hecho de que La Witte Huis sea de lo que se considera más interesante (he visto muchos edificios asi en Estocolmo y todos seguidos y más bonitos) ya me da la sensación que me va a saber a poco. Quizas me lo plantee en una excursión conjunta de un día Rotterdam y la Haya, como lo veis? gracias por la información.

    1. Hola Nacho,

      ¡A nosotros nos gustó mucho! Está claro que todo es muy subjetivo pero nosotros la recomendamos 🙂 Quizá no sea la ciudad más bonita de los Países Bajos pero de verdad que creemos que merece la pena. A nosotros nos gustó mucho más que la Haya, tiene mucho más que ofrecer. Especialmente si visitas Kinderdijk, mucho más tranquilo que Zaanse Schans. Nosotros personalmente no haríamos Rotterdam y la Haya en un mismo día ya que entonces sí que creemos que te sabría a poco. Y entre Rotterdam y La Haya nos quedamos con Rotterdam de lejos 🙂 Pero vamos creemos que con 7 días en los Países Bajos te da tiempo suficiente de ver las dos ciudades con detalle 😉

      Un abrazo y a disfrutar, ¡ya nos contarás tu experiencia!

      Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Responsable » Albert Serratacó Sanchez.
Finalidad » Gestionar y responder tus comentarios.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Siteground (proveedor de hosting de Los Traveleros) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Siteground.
Derechos » Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos. Más información aquí.