55 cosas que hacer en Lisboa (Portugal)

Lisboa es una de las ciudades más bonitas de Europa. La capital portuguesa esconde auténticos tesoros en sus adoquinadas y empinadas calles. No te faltarán cosas que hacer en Lisboa: desde subir a uno de sus históricos tranvías hasta quedarte enamorado de Alfama, uno de sus barrios más bonitos. En este post te proponemos 55 cosas que hacer en Lisboa para que saques el máximo provecho a tu visita. ¿Sólo pasas un día en la ciudad? No te preocupes, 55 cosas son demasiadas, pero podrás ver los imprescindibles con este itinerario.

Además te dejamos un post con las mejores zonas y hoteles donde alojarte en Lisboa.

Dónde alojarse en Lisboa: mejores zonas y hoteles  

55 COSAS QUE HACER EN LISBOA

1. Visitar la Praça do Comércio, el centro neurálgico de Lisboa

La plaza central de Lisboa es una de las más bonitas que hemos visitado. Esta rodeada de edificios con arcadas y fachadas típicas. El lado sur de la plaza es abierto y da al Tajo. Además de ser bonita tiene una gran importancia histórica. Allí se ubicó el Palacio Real desde 1511 hasta que el gran terremoto de 1755 lo destruyó. Fue durante siglos la entrada principal a Lisboa para comerciantes y visitas a la realeza. Más recientemente, fue escenario de la Revolución de los Claveles. En un lateral de la plaza está la oficina de turismo de Lisboa, que además vende souvenirs muy chulos. Pasear por allí es un imprescindible que hacer en Lisboa.

que hacer en Lisboa
La imponente Praça do Comércio, coronado por el Arco da Rua Augusta. Sin duda, visitarlo es algo imprescindible que hacer en Lisboa

2. Pasar por debajo del Arco Triunfal da Rua Augusta

Una de las entradas a la Praça do Comércio es un gran arco de piedra de 30 metros de altura. Se construyó después del gran terremoto para conmemorar la reconstrucción de Lisboa. Encima del arco hay estatuas con varias figuras históricas del país. Si quieres ver la Praça do Comércio desde arriba puedes subir al arco. La entrada cuesta 2,50€.

3. Ir de compras en las tiendas de Rua Augusta

Una vez cruces el arco encontrarás la principal calle comercial de Lisboa. Allí hay tanto tiendas de ropa o souvenirs como cafés y restaurantes. Es un lugar muy concurrido para pasear. Si te apetece picar algo, te recomendamos que pares en la Casa Pasteis de Bacalhau. Hacen buñuelos de bacalao con queso muy ricos.

4. Cenar viendo el atardecer desde el Miradouro Sophia de Mello Breyner Andresen

Quedarse embobado en cualquier mirador es algo inevitable que hacer en Lisboa. Hay decenas de sitios con buenas vistas, pero uno de nuestros favoritos es éste. Está al lado del Convento da Graça, en el encantador barrio de Alfama. Allí hay una terraza donde tomar algo o cenar con unas vistas espectaculares al atardecer.

que hacer en Lisboa
Una de las mejores postales de Lisboa

5. Perderse por Alfama, el barrio más pintoresco de Lisboa

El distrito más antiguo de Lisboa sigue conservando todo su encanto. Sus callejuelas empinadas parecen un laberinto, tanto que es inevitable perderse aunque vayas mirando el mapa. Pero es todo un placer ir sin rumbo entre sus fachadas de colores. Nosotros nos alojamos aquí y era un gustazo abrir las cortinas y ver unos edificios tan bonitos enfrente. Eso sí, ¡subir andando con las maletas no fue la mejor idea!

6. Quedarse sin aire desde el Miradouro Portas do Sol

Y precisamente en las calles de Alfama se encuentra este bonito mirador. Vas a quedar impresionado con los colores pastel de las casas y con el azul del Tajo al fondo. Además, justo enfrente hay una parada de tranvía, que todavía lo hace un sitio más especial cuando pasa.

que hacer en Lisboa
Lisboa cuenta con unos miradores espectaculares

7. Visitar el Castelo de Sao Jorge

En la colina más alta de Alfama hay un bonito castillo. Se trata de una construcción árabe de hace 8 siglos que se convirtió en residencia real después de la reconquista liderada por Alfonso I, primer rey de Portugal. Además de la histórica construcción, dentro hay una cámara oscura para ver Lisboa en 360º. También tiene unos bonitos jardines. Pero lo más llamativo del castillo son sus vistas sobre la ciudad. La entrada cuesta 8,50€ para adultos, 5€ para estudiantes y jubilados.

8. Tener unas vistas privilegiadas desde el Miradouro de Santa Luzia

Si quieres contemplar el colorido barrio de Alfama desde las alturas el mirador de Santa Lucía es muy chulo. Desde allí podrás ver la cúpula del Panteón, así como las iglesias de San Miguel y San Esteban con el río Tajo de fondo. Además de las buenas vistas, tiene un bonito muro decorado con azulejos. Representan la Praça do Comércio como era antes del gran terremoto y el ataque de los cristianos al Castillo de San Jorge.

9. Curiosear en el mercadillo Feira da Ladra

En las calles que rodean el Panteón se monta un rastro cada martes y sábado por la mañana. Es el mercadillo por excelencia de Lisboa. Allí puedes encontrar ropa usada, bisutería, azulejos y todo tipo de artilugios antiguos. Una visita curiosa que hacer en Lisboa, especialmente si te gustan las antigüedades.

10. Subirse a un tranvía “remodelado” y trasladarse al siglo pasado

Los tranvías son el método de transporte más popular de Lisboa desde inicios del siglo pasado. Con su típico exterior amarillo y el interior de madera, te transportarán a otra. Además, te ahorrarás subir a pie por las duras cuestas lisboetas. De una flota de 58 tranvías, 40 son aún los que usaban antiguamente. Aunque parezca mentira, los tranvías históricos son los que aún hacen las rutas más empinadas y serpenteantes.

¿Sabías que...?

Los primeros tranvías de Lisboa, inaugurados en 1873, estaban tirados por caballos.

En 1901 toda la red de tranvías ya era eléctrica.

11. Si quieres conocer la ciudad, elige la línea 28

La ruta más concurrida por los turistas es la 28. Recorre las calles de los populares barrios de Graça, Alfama, Bairro Alto y Chiado. Pasarás por delante de la Catedral de Lisboa, del mirador de santa Luzia y también sube hasta el castillo de San Jorge. Si visitas Lisboa en los meses de verano, te tocará ir como una sardina enlatada. Por este motivo esta ruta está en el punto de mira de los carteristas, ¡ve con ojo!

El billete sencillo tanto si lo compras a bordo como en las máquina expendedoras cuesta 2,90€. Si tienes la tarjeta de transporte Viva Viagem, el trayecto sale por 1,45€. También sale a cuenta coger un billete turístico de un día por 6,15€. Las dos últimas opciones incluyen viajes en autobús y metro.

que hacer en Lisboa
Aunque es un poco agobiante, subirse a uno de sus tranvías es algo imprescindible que hacer en Lisboa

12. Enamorarse del Monasterio de los Jerónimos, un edificio histórico que ver en Lisboa

Una visita obligada que hacer en Lisboa es éste monasterio, fundado en 1501 para celebrar el regreso de Vasco de Gama de la India. Se financió con el impuesto sobre todas las especias orientales que recibía la corona. Esta construcción mezcla elementos góticos y renacentistas para simbolizar la era de los descubrimientos portugueses. Además, allí están los restos de los poetas Luís de Camoes y Fernando Pessoa. Para llegar hasta allí sólo tienes que coger el tranvía 15 desde la céntrica Praça do Comércio. La entrada cuesta 10€.

13. Deleitarse con un buen pastel de Belém en la Casa Pasteis de Belém

Algo imprescindible que hacer en Lisboa es probar su dulce más famoso. Los pasteles de Belém son tartaletas de hojaldre crujiente rellenas de nata. Toda una delicia que tienes que probar. El sitio más histórico para hacerlo es la Casa Pastéis de Belém, donde llevan haciéndolos desde 1837 a partir de la receta del Monasterio de los Jerónimos.

15. Conocer la historia de la Torre de Belém

La Torre de Belém es todo un símbolo de la ciudad y, por lo tanto, una visita imprescindible que hacer en Lisboa. Se constuyó en 1516 como torre de defensa para proteger la entrada al puerto. Pero unos años más tarde empezó a tener otras funciones muy diversas. Fue un faro, una prisión e incluso un centro de recaudación de impuestos. Ahora, está declarada Patrimonio de la Humanidad y se puede visitar su interior. La entrada cuesta 6€.

que hacer en Lisboa
La Torre de Belém, uno de los iconos de Lisboa
Ahorra con la entrada conjunta

Si quieres visitar tanto la Torre de Belém como el Monasterio de los Jerónimos hay una entrada combinada por 12€.

16. Acercarse al Padrão dos Descobrimentos y descubrir por qué se construyó

A la orilla del Tajo, en la zona de Belém, puedes ver un gran monumento dedicado a la Era de los Descubrimientos. Se construyó en 1960 para conmemorar el 500 aniversario de la muerte de Enrique el Navegante. Tiene forma de una caravela con 52 metros de altura con 33 estatuas de figuras importantes durante la época. La figura central, que guía a los demás, es Enrique el Navegante. En la parte superior hay un mirador y en el sótano una exposición temporal. La entrada cuesta 5€, la mitad para estudiantes y jubilados.

Además, en la explanada de enfrente hay una gran rosa de los vientos en el suelo. Fue un regalo de Sudáfrica y muestra todos los descubrimientos portugueses.

17. Sacar la vena artística en el Museo Berardo de Arte Contemporáneo

Para acabar la visita a Belém puedes visitar una de las mejores colecciones de arte contemporáneo. Hace un recorrido por el arte del siglo XX hasta la actualidad, pasando por grandes nombres como Picasso, Warhol o Duchamp. La entrada cuesta 5€ los sábados es gratuita.

18. Probar el curioso Ascensor da Bica

Si no has tenido suficiente con los tranvías y estás harto de subir rampas, coger este funicular es algo que hacer en Lisboa. Sube 200 metros por la Rua da Bica hasta dejarte en el Bairro Alto. Un recorrido de lo más pintoresco con un vehículo histórico, ya que el elevador se inauguró en 1892.

que hacer en Lisboa
Si quieres ahorrarte una buena cuesta, el elevador puede ser un gran aliado

19. Salir a tomar algo en el Bairro Alto

Aunque durante el día es una tranquila zona residencial, por la noche se convierte en el centro de la fiesta de Lisboa. Hay cientos de bares, restaurantes e incluso casas de fado donde pasar una buena velada.

20. Disfrutar del ambiente del Miradouro de Santa Catarina

El Elevador da Bica te dejará cerca del mirador de Santa Catalina. Tiene una zona con césped y unas escaleras llenas de jóvenes tomando una cerveza. Siempre hay alguien tocando la guitarra o cantando, lo que lo hace uno de los miradores con más ambiente de Lisboa. Quizá la vista no tiene tanto encanto como la de otros miradores, ya que se ve un paisaje industrial y el puerto de Lisboa. Aun así, es un lugar muy animado que merece una visita.

21. Tomar un café en el Bar A Brasileira

Si quieres tomar un café con mucha historia, una parada obligada que hacer en Lisboa es el Café A Brasileira. Está en pleno barrio de Chiado y fue lugar de reunión de intelectuales y artistas durante el siglo pasado. El local fue decorado siguiendo el estilo Art Decó con tanto acierto que muchas piezas acabaron en el Museo de Chiado. Toda una joya de local declarado patrimonio histórico.

22. Fotografiarse con la escultura a Fernando Pessoa

En el Café A Brasileira quisieron hacer un homenaje a uno de sus clientes más célebres: Fernando Pessoa. En una esquina de su terraza hay una escultura del escritor sentado frente a una mesa hexagonal típicas del local. Al lado hay una silla libre para que puedas sentarte con él 🙂

que hacer en Lisboa
Sentarte con él es una de las actividades más curiosas que hacer en Lisboa

23. Ver anochecer desde el Miradouro São Pedro de Alcântara

En una amplia plaza del Bairro Alto está nuestro mirador favorito para contemplar el castillo. A lo lejos también se intuye el puente Vasco de Gama, el más largo de Europa. Tiene varios bancos para sentarse y en verano está muy animado, con música en directo muchas noches.

24. Curiosear sobre la medicina en el Museu da Farmacia

Si quieres aprender sobre la historia de la salud alrededor del mundo el Museo de la Farmacia es una visita muy interesante que hacer en Lisboa. Hay artilugios de diversas civilizaciones, así como la reconstrucción de farmacias. Una de ellas muestra como era una farmacia portátil en el siglo XVII. La entrada cuesta 5€, 3,50€ para estudiantes y jubilados.

25. Disfrutar del interior de la Igreja de São Roque

Con una fachada aparentemente austera, dentro de la Iglesia de San Roque hay centenares de obras de arte. De hecho, alberga un museo con una colección de arte portugués, europeo y oriental de los últimos 500 años. La entrada cuesta 2,50€.

26. Conocer el lujo lisboeta en la Avenida da Liberdade

Si hay una avenida que se le parezca, sin duda se trata de los Campos Elíseos de París. Precisamente, ésta fue construida copiando el modelo de la famosa avenida francesa. A lo largo de su historia, la Avenida da Liberdade ha sido hogar de la aristocracia. De hecho, hasta el siglo XVIII solo podían pasar miembros de la alta sociedad. Aunque ahora todos podemos disfrutar de su belleza, sus edificios y escaparates todavía conservan ese carácter elitista.

27. Comparar el Ponte 25 de Abril con el Golden Gate, algo inevitable que hacer en Lisboa

El puente colgante que atraviesa el Tajo más conocido de Lisboa es el 25 de Abril. Debe su nombre a la revolución del 25 de abril de 1974, cuando se restauró la democracia en el país. Se construyó en 1962 y durante sus primeros años se llamó puente Salazar en honor al jefe del gobierno portugués. Con más de 2 kilómetros de largo, la estructura de acero pintado de color rojo recuerda muchísimo al Golden Gate de San Francisco. Lo puedes cruzar en coche, pagando un peaje de 1,65€ o en tren de la operadora Fertagus.

que hacer en Lisboa
Sin duda, las mejores vistas del Ponte 25 de Abril se contemplan desde el Cristo Rey

28. Cruzar el Ponte hasta Cristo Rey y quedar impresionado con sus vistas

No te conformes con las vistas del puente desde abajo. Si cruzas el Ponte 25 de Abril vas a tener una panorámica increíble de Lisboa y del puente desde el otro lado del Tajo. Además, podrás contemplar el Cristo Rey, una construcción que nos hace recordar al Cristo Redentor de Río de Janeiro. Se puede subir a su mirador por 5€.

¿Cómo llegar?

Para llegar allí tienes dos opciones: tren o barco. Si vas en tren lo tendrás que coger en la estación de Campolide y bajarte en Pragal. Vas a cruzar el Ponte 25 de Abril en tren. Luego te va a tocar andar 30 minutos. Si vas en barco lo tendrás más fácil. De Cais do Sodré a Cacilhas, y allí coge el autobús 101 hasta el Cristo Rey

29. Tomar algo en el Ponto Final y disfrutar de sus vistas

Para culminar la visita al otro lado del Tajo te proponemos tomar algo en este bar. Aunque no es el más barato de Lisboa, sí es el que tiene las mejores vistas del puente. Un día es un día 😉

30. Visitar la Catedral de Lisboa

Cuando el primer rey de Portugal conquistó la ciudad a los moros construyó esta catedral. Fue en el 1147, siendo la iglesia más antigua de la ciudad. Después de resistir en pie durante tantos siglos, ahora es una mezcla de estilos arquitectónicos después de varias restauraciones. Es una visita histórica que hacer en Lisboa.

que hacer en Lisboa
La Catedral de Lisboa, en medio de cables de tranvías

31. Acercarse a las ruinas del convento de Carmo, destruido por el fatal terremoto de Lisboa

El fatal terremoto de Lisboa de 1755 todavía sigue presente para los lisboetas. Más de 90.000 personas perdieron la vida y la ciudad quedó prácticamente destruida. En el convento de Carmo, la iglesia gótica más antigua de Lisboa, se pueden ver parte de los daños que ocasionó el tsunami. Ahora es un museo arqueológico que se puede visitar por 4€ (3€ para estudiante y jubilados).

32. Disfrutar de las vistas desde el Elevador de Santa Justa

Una de las construcciones más curiosas y fotografiadas de Lisboa es el Elevador de Santa Justa. Es un ascensor que, aunque ha perdido la funcionalidad para los habitantes de la ciudad, sigue siendo muy útil para los turistas. Se trata de una estructura de hierro decorado al estilo neogótico con dos ascensores de madera en el interior. Suben hasta un mirador desde donde hay unas bonitas vistas del centro de Lisboa. Subir cuesta 2,90€, pero puedes usar las tarjetas de transporte habituales o las turísticas para ahorrar, ya que forma parte de la red de transporte público.

que hacer en Lisboa
Una de las construcciones más curiosas de Lisboa

33. Apreciar la belleza de la Estación de Rossio

La estación de Rossio es una de las principales de Lisboa. Seguramente pases por allí para coger el tren con destino Sintra. Fíjate en su bonito exterior de estilo manuelino considerado como edificio de interés público.

34. Pasear por Chiado y disfrutar de su ambiente

El barrio más tradicional y bohemio de Lisboa está repleto de pequeñas tiendas con mucho encanto. A la vez, es la zona más comercial y alberga los locales de las grandes marcas de moda internacionales. Desgraciadamente, la zona sufrió un grave incendió a finales de los 80 y muchos de sus edificios históricos se perdieron.

35. Comer algo en el moderno Time Out Market

El Mercado da Ribeira ha pasado de ser uno más a tener un food court de lo más atractivo. Aún mantiene paradas originales de frutas, verduras, carne o pescado. Pero en la otra mitad tiene un gran espacio abierto muy moderno para degustar las especialidades portuguesas a muy buen precio.

36. Y por qué no enamorarse de los azulejos en el Museu do Azulejo

¿Te imaginas Portugal sin azulejos? En el Museo del Azulejo puedes ver piezas históricas de un gran valor artístico. La entrada de adulto cuesta 5€, la mitad para jóvenes y jubilados. También hay una entrada combinada por 7€ que incluye el acceso al Panteón Nacional.

37. Cruzar el Puente Vasco da Gama

¿Sabías que Lisboa tiene el puente más largo de Europa? Se trata del Vasco de Gama, que cruza el Tajo a lo largo de 12 kilómetros. Se construyó en 1998 para disminuir el tráfico en el puente 25 de abril, que empezaba a estar congestionado. Se puede cruzar sólo en coche, por una autopista de seis carriles, pagando un peaje de 2€ para entrar a Lisboa.

que hacer en Lisboa
El impresionante Puente Vasco de Gama, tiene principio pero parece no tener fin

38. Conocer la nueva Lisboa en el Parque das Naçoes

La zona más moderna de Lisboa es el llamado Parque de las Naciones. Se creó en los 90 para albergar la Exposición Mundial de 1998. Es un gran complejo de entretenimiento muy ligado a la cultura ideal para pasar un día. Hay un museo de ciencia y tecnología, un gran acuario o la moderna Iglesia Nuestra Señora de los Navegantes, inaugurada en 2014. Llama la atención su arquitectura tan actual, que contrasta con las demás partes de la ciudad.

39. Disfrutar de la fauna marina en el Oceanário de Lisboa

Y otra de las cosas que hacer en Lisboa que no puede faltar en tu itinerario es visitar este acuario, uno de los mejores del mundo. Aunque su entrada no es muy económica, 15€ por persona, seguramente no te vas a arrepentir de pagarlos. Su principal atractivo es su tanque central, donde conviven muchas especies: desde tiburones hasta atunes. ¡No te lo pierdas!

40. Relajarse en el Parque Eduardo VII con unas vistas estupendas

Al norte de Lisboa está el parque más grande de la ciudad. Se extiende por más de 25 hectáreas ajardinadas con vistas a la Plaza Marqués de Pombal y el Tajo al fondo. El nombre de Eduardo VII de Inglaterra simboliza los lazos entre los dos países. Sin duda, una visita que hacer en Lisboa para relajarse.

41. Descubrir el bonito edificio del MAAT

En la ribera de Tajo hay un espectacular edificio en forma de ola. Está recubierto de 15.000 azulejos tridimensionales pensados para reflejar el agua del río. En el interior hay el Museo de Arte, Arquitectura y Tecnología. La entrada vale 5€, la mitad para estudiante y jubilados, pero lo mejor es ver el edificio desde fuera.

que hacer en Lisboa
La modernidad del MAAT contrasta con el clasicismo de los edificios de la ciudad | Maria Eklind

42. Desconectar en el Centro Colombo, el mayor centro comercial de la Península Ibérica

Si ir de compras por el centro de Lisboa no ha sido de tu agrado, puedes probar suerte en el Centro Colombo. Allí encontrarás de todo: desde pequeñas tiendas con grandes ofertas hasta los escaparates más reconocidos a nivel mundial. Llegar allí es muy fácil: lo puedes hacer con la línea azul del metro bajando en la parada Colégio Militar/Luz Station.

43. Conocer el Estadio Da Luz, del Benfica

Y justo al lado del centro comercial se encuentra el estadio del SL Benfica, el mejor equipo del país. Es un estadio mítico, de los grandes escenarios europeos. Como curiosidad, en 2014, el Real Madrid le ganó al Atlético y consiguió la Décima con el famoso gol de Sergio Ramos. Puedes hacer un Tour por el estadio y su museo por 15€. Si deseas solo entrar en el estadio cuesta 10€. Sin duda, algo diferente que hacer en Lisboa.

44. Y su curioso café en pleno centro de Lisboa

Cuando estés paseando por la espléndida Rua Augusta te encontrarás la tienda oficial del Benfica y su curioso bar. Verás que las sillas están decoradas con los dorsales y nombres de sus jugadores. Tomar algo allí es algo curioso que hacer en Lisboa.

45. Ahorrarse las duras cuestas subiendo en tuk tuk, algo divertido que hacer en Lisboa

Una forma rápida de moverse por las calles más empinadas es coger un tuk tuk. Verás que en cualquier rincón de la ciudad hay alguno dispuesto a llevarte donde elijas. Si por su caos circulatorio con coches, tranvías y peatones fuera poco, también se suman estos curiosos vehículos. Verás que el viaje es toda una aventura 🙂

46. Entrar en la librería más pequeña del mundo, algo curioso que hacer en Lisboa

Bueno, lo de entrar es un decir, porque apenas hay espacio para meter la cabeza. La Livraria Simao es un espacio único en pleno centro de Lisboa. En menos de 4 metros cuadrados hay casi 4.000 libros, ¡increíble pero cierto!

que hacer en Lisboa
Entrar en este pequeño paraíso es una de las actividades más curiosas que hacer en Lisboa

47. Tener un dilema a la hora de elegir sólo un souvenir, algo difícil que hacer en Lisboa

Somos de los que siempre compramos un recuerdo de cada ciudad. Algo muy complicado que hacer en Lisboa es decidirse por una sola cosa. ¿Preciosos azulejos, láminas pintadas a mano, tranvías muy monos en miniatura o una caja llena de pasteles de Belém? Cuéntanos con qué te quedas tú 😉

48. Tener unas vistas espectaculares desde el Miradouro da Senhora do Monte

Lisboa tiene excelentes miradores, y quizá este es el que mejores vistas ofrece. Ubicado en la parte alta de la ciudad, desde allí tendrás unas vistas estupendas de Lisboa. Si tienes la suerte y te encuentras con un músico callejero, lo vas a agradecer 😉

que hacer en Lisboa
Unas vistas increíbles, especialmente al atardecer

49. Conocer la Praça de Luís de Camoes

Lisboa tiene tantos rincones bonitos que es muy difícil decantarse por uno. A nosotros nos gustó especialmente la Praça de Luís de Camoes. En pleno centro de Chiado, está rodeada de tiendas y siempre llena de vida. Para nosotros tiene un ambiente muy especial.

50. Soñar con algunas piezas del Museo Calouste Gulbenkian

Con más de mil obras de arte en exposición, el Museo Calouste Gulbenkian es uno de los más importantes de Lisboa. Visitarlo es todo un imprescindible que hacer en Lisboa para los amantes del arte. El magnate armenio que da nombre al museo vivió sus últimos años en la capital portuguesa. Hay dos exposiciones principales: la que reúne el arte europeo del siglo XI al XX y la de arte clásico y oriental. Además, al lado del museo hay unos jardines dignos de visitar.

51. Entrar en el Mundo Fantástico da Sardinha

¿Qué sería de la gastronomía portuguesa sin el pescado? Una tienda muy curiosa para llevarte unas sardinas en lata de recuerdo es el Mundo Fantástico da Sardinha. Al más puro estilo de Charlie y la Fábrica de Chocolate, la tienda es pura fantasía y llena de color. Vende latas con años impresos en la tapa para que te lleves la de tu año de nacimiento. Valen 7€, mucho más caras que en otros sitios, pero visitar la tienda es algo muy gracioso que hacer en Lisboa.

52. Rendir tributo a Vasco da Gama en el Panteón Nacional de Santa Engrácia

Vasco Da Gama es uno de los personajes más queridos en Portugal, una de sus referencias históricas. Como no podía fallar, descansa en el Panteón Nacional, en Alfama. A parte de poder rendir homenaje a otros personajes históricos, por 4€ podrás subir a su espectacular mirador 360º. Sin duda, una visita indispensable que hacer en Lisboa.

que hacer en Lisboa
El imponente Panteón, en Alfama

53. Disfrutar de las fiestas de Lisboa si la visitas en junio

¿El mejor mes para visitar Lisboa? Para nosotros es, sin duda, junio. Aún no hay tantísimos turistas como en pleno verano, hace muy buen tiempo y son las fiestas de la ciudad. Duran todo el mes, aunque el momento álgido es el 13 de junio, día de San Antonio, patrón de la ciudad. Algo que hacer en Lisboa para sentirte como un local es salir por las calles decoradas con banderolas y tomar una cerveza en los puestos callejeros que instalan.

54. Comer un helado en Gelato Davvero

Si eres amante de los buenos helados, no puedes irte de Lisboa sin probar estos. Puedes ver como los hacen en el interior del local. Cuando te lo comas, con su auténtico sabor te vas a trasladar a Italia. Y lo mejor de todo, su relación calidad precio y su abundancia. Por 2,30€ aproximadamente tendrás un pedazo de helado. Disfrútalo en la plaza de delante. 

55. Ir de excursión a Sintra

Y finalmente, la última cosa propuesta que hacer en Lisboa es visitar Sintra. A solo 40 minutos en tren de la capital portuguesa se encuentra esta ciudad conocida por sus preciosos palacios. ¡No te la pierdas!

Cómo ir de Lisboa a Sintra: 3 opciones 15 cosas que hacer en Sintra en un día  

2 thoughts on “55 cosas que hacer en Lisboa (Portugal)

    1. Hola Nelson!

      Jajajaja pues no nos habíamos dado cuenta que falta ese punto 😅 ¡Gracias por avisarnos! Tendremos que encontrar un buen plan para completar la lista.

      ¡Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *