25 cosas que hacer en Girona (España)

Girona emociona, eso dice su eslogan y no engaña en absoluto. Muchos consideran Girona como la Florencia catalana, y es que las vistas desde el río Onyar no tienen nada que envidiar al precioso ambiente alrededor del río Arno. De hecho, la ciudad es tan bonita y especial que ha sido escenario de numerosas películas y series. El ejemplo más reciente y famoso es Juego de Tronos, que revolucionó la ciudad con el rodaje. Te contamos 25 actividades que hacer en Girona, una ciudad con un pasado muy presente.

Todos los transportes para ir de Barcelona a Girona  

Hemos preparado un mapa con todos los puntos de interés para que te sea más fácil orientarte en Girona.

25 COSAS QUE HACER EN GIRONA

1. Alucinar con la Catedral de Girona

En la colina más alta de Girona se alza su preciosa catedral. Los bueno se hace esperar, porque su construcción duró del siglo XI al XVIII. Tiene una mezcla de estilos que van desde el románico del claustro y la torre de Carlomagno al barroco de la fachada. El resultado es una nave espectacular de más de 20 metros de altura, sólo superada en tamaño en todo el mundo por la de San Pedro del Vaticano. Además, el claustro tiene una gran riqueza artística, ya que está lleno de esculturas.

Para llegar hasta la puerta de la catedral tendrás que sudar, porque hay que subir los 90 escalones de su famosa escalinataLa entrada cuesta 7€ con audioguía incluida, con un descuento de 2€ para estudiantes y jubilados.

que hacer en Girona
El edificio más imponente de Girona | Weefemwe

2. Cumplir con la tradición del “Culo de la leona”

Una de las cosas más curiosas que hacer en Girona es besar el culo a la estatua de la leona. La tradición dice que, si lo haces, volverás a la ciudad. Se trata de una pequeña estatua de piedra de una leona subida a una columna. Se dice que fue construida en un taller de Girona por allá el siglo XXII. Está en pleno centro histórico, así que se ha convertido en un atractivo turístico muy popular. Ten cuidado al subir los peldaños para darle el beso, en los últimos años han habido varias caídas.

3. Basílica de Sant Feliu

Tocando a la famosa escultura de la leona está la primera catedral que tuvo Girona. Su construcción data del 882, pero le dieron un lavado en cara en el siglo XIV y ahora se puede ver el edificio de estilo gótico. Destaca por su campanario de tres pisos y las obras de arte que conserva en su interior, además de ocho sarcófagos romanos y paleocristianos. La entrada cuesta 7€ para adultos y 5€ para estudiantes y jubilados. El acceso incluye una audioguía para que conozcas mejor el espacio.

4. Paseo de la Muralla

Las imponentes murallas de Girona son de la época romana, pero fueron ampliadas en dos ocasiones: en la época de Carlomagno y en en siglo XIV. Afortunadamente, están muy bien conservadas y las puedes ver por todo el casco antiguo. Incluso se conservan las torres de vigilancia, donde puedes subir para ver Girona desde las alturas. Uno de los mejores momentos para pasear por las murallas es el atardecer, sobre todo en verano. El sol durante el día puede llegar a ser agobiante, así que lo mejor es ir a primera o última hora del día.

5. Perderse por El Call, la Judería de Girona

El barrio judío de Girona es un laberinto de callejuelas y patios con muchísimo encanto. Además, a nivel histórico, es una de las juderías más bien conservadas del mundo. Durante la Edad Media muchas comunidades judías se establecieron en Girona y sus alrededores. Se calcula que llegaron a vivir unas 800 familias en este precioso barrio que, gracias a la ayuda de la embajada de Israel, está rehabilitado y es un lugar precioso para pasear.

que hacer en Girona
Perderse por las calles de la judería, un imprescidindible que hacer en Girona

6. Subir las Escalinatas de Sant Domènech

Un rincón emblemático que no te puedes perder en el casco antiguo de Girona es esta escalera. Puede parecer una subida cualquiera, pero esta rodeada de edificios muy relevantes. En lo alto de las escaleras está la iglesia barroca-neoclásica Sant Martí Sacosta, desde donde se tiene una vista preciosa de los peldaños. A los lados se alzan el palacio renacentista Carameny y el Palacio de los Agullana.

7. Pasear por la Rambla de la Llibertat

Siguiendo el curso del río Onyar puedes dar un paseo por la calle más animada. La Rambla de la Llibertat es el centro comercial de la ciudad desde que se creó en el siglo XVIII para montar un mercado. Debe su nombre al árbol de la libertad, que se plantó allí para celebrar el triunfo de la Gloriosa. Además, este lugar de encuentro para los locales, está repleto de edificios con sus características arcadas. No te pierdas la fachada modernista de Casa Norat.

8. Conoce la plaza más pequeña de Europa

Y del barullo de la Rambla de la Llibertat pasamos a la diminuta Plaça dels Raïms. Es la plaza más pequeña de Europa, con sólo 24 metros. Parece imposible por su tamaño, pero antiguamente allí había un mercado de uvas (raïm en catalán), de ahí su nombre. Es, sin duda, una visita muy curiosa que hacer en Girona.

9. Cruzar el Pont de les Peixateries Velles o Pont Eiffel

El puente más vistoso de la ciudad lleva la firma de Gustave Eiffel. Lo diseñó en 1876, una década antes de ponerse manos a la obra con la Torre Eiffel. Con su estructura de hierro pintado en rojo llama mucho la atención y lo convierte en el más original para cruzar el río. El puente se conoce popularmente como “puente de hierro” o “puente de las pescaderías viejas”, ya que antiguamente hubo una lonja de pescado en la zona. Es uno de los puentes más transitados de Girona, ya que une la Rambla con el barrio del Mercadal.

Curiosidad

La ciudad pagó 22.500 pesetas a la empresa Eiffel et Cie. por la construcción del puente, el equivalente a 135€.

que hacer en Girona
El puente más original de Girona | Artico2

10. Y volver por el Pont de Pedra

Frente al vistoso Puente Eiffel hay otro mucho más austero. Se trata del Puente de Piedra que, como su nombre indica, está hecho íntegramente de piedra, sin demasiada decoración. Pese a eso, forma parte del inventario de Patrimonio Histórico de Cataluña. El puente actual es del 1856 y formaba parte de la carretera que unía Madrid con Francia. Anteriormente había habido otro puente, también de piedra en el mismo lugar.

11. Fotografiar las casas sobre el río Onyar

Algo imprescindible que hacer en Girona es sacar la típica foto del río Onyar. Con sus fachadas en tonos amarillos y rosados, a muchos nos recuerda a la preciosa Florencia. Los dos puentes que te acabamos te contar son lugares estupendos para admirar la belleza del lugar.

que hacer en Girona
Disfrutar de esta vista maravillosa del puente Eiffel y las casas que lo rodean es un imprescindible que hacer en Girona | Enfo

12. Conocer la Casa Masó

La única casa que da al río que se puede visitar es el que fue hogar del arquitecto Rafael Masó.  Fue reformada por él mismo, ampliándola y dándole un aspecto señorial. Se puede visitar desde el 2006, ya que tiene un gran valor arquitectónico. En el interior aún se conserva el mobilario original del siglo pasado y las piezas de decoración. La entrada cuesta 5€, la mitad si eres estudiante o jubilado.

13. Pensar en el pasado de la Plaça del Vi

El centro político de Girona es la Plaça del Vi. Allí estuvo el antiguo Palau de la Generalitat durante los siglos XVI y XVII. La plaça había sido históricamente lugar de residencia de las familias nobles, así que tiene un carácter señorial. Los edificios con arcadas son muy bonitos y han visto la mayoría de grandes concentraciones de gente durante manifestaciones y fiestas.

que hacer en Girona
Una de las plazas más bonitas de Girona

14. Probar un helado en Rocambolesc

Si te gusta probar cosas nuevas y originales, ésta es una parada obligatoria que hacer en Girona. La heladería está montada por los hermanos Roca. Tienen helados en todas las formas: polos, cucuruchos, tarrinas e incluso a modo de bocadillo. Los precios son un poco altos, pero vale la pena probar sus sabores únicos.

15. Aprender en el Museo de la Historia de los Judíos

El museo de la Historia de los Judíos está en el mismo lugar que la última sinagoga que hubo en Girona. En las once salas de la exposición se intenta relatar cómo era la vida de ésta comunidad en la Cataluña medieval. Se tratan aspectos como la relevancia que tuvieron para el desarrollo cultural y científico u otros temas más distendidos como qué tipo de comidas preparaban. Es una visita muy interesante que hacer en Girona si te gusta la historia. La entrada cuesta 4€ para adultos, 2€ para estudiantes y jubilados.

16. Y también el Museo del Cine

Si te interesa la historia del cine seguro que disfrutas viendo la colección de este museo. Hay muchas piezas expuestas que muestran la historia de la imagen en movimento, desde sus comienzos hasta la aparición de las cámaras fotográficas y el cine actual. La entrada cuesta 5€ para adultos, la mitad para estudiantes y jubilados. El primer domingo de cada mes es gratuito.

17. Descubrir la Plaza de la Independencia

Ésta es una de las plazas más concurridas de Girona porque tiene un ambiente genial para tomar algo o comer. Esta rodeada de arcadas repletas de terracitas de restaurantes. Hasta el 1835 hubo el convento de San Agustín, por eso también se conoce como Plaza de San Agustín. Pero la plaza se reconstruyó con un proyecto de Martí Sureda, que hizo que todos los edificios tuvieran la misma fachada de un bonito color amarillo de estilo neoclásico.

que hacer en Girona
Algo muy recomendable que hacer en Girona con el buen tiempo es comer en esta plaza

18. Comer en König

Uno de los mejores lugares para comer bien y barato es König. Hacen platos combinados, hamburguesas, bocadillos, ensaladas y tapas. Vamos, ¡de todo! Tienen unos precios muy asequibles, se puede comer perfectamente por menos de 10€. Por eso suele estar muy frecuentado por jóvenes. Tienen varios locales en Girona y también han abierto un par en Barcelona, cosa que agradecemos un montón 🙂 Es una parada obligada que hacer en Girona para reponer fuerzas.

19. Estirar las piernas en el Parc de la Devesa

El parque urbano más grande de Cataluña está en Girona. El parque de la Dehesa tiene más de 40 hectáreas y uno de sus rincones más especiales son los jardines. Están rodeados de un riachuelo y allí viven algunas especies de patos. Es un espacio genial para dar un paseo, hacer deporte, montar un picnic… No vayas si tienes alergia a los plataneros, ¡porque hay más de 2.000!

20. Visitar el Claustro del Monasterio de Sant Pere de Galligants

No es muy común encontrar un monasterio de esta importancia en pleno centro de la ciudad. El Monasterio de Sant Pere Galligants es una de las muestras más representativas del románico catalán. Su claustro es pequeño pero muy bonito, rodeado de arcos y columnas. Desde el 1857 es la sede del Museo de Arqueología de Cataluña, donde se muestran los restos arqueológicos de diversos yacimientos. Una visita muy chula que hacer en Girona para conocer algo más de su pasado.

21. Conocer los Baños Árabes

Los baños árabes de Girona se construyeron en 1194 imitando el estilo islámico. Fueron usados como baños públicos hasta el siglo VX. A partir de entonces, se usó como cocina y despensa de un convento. Finalmente, en 1929 se recuperó la estructura original, con cinco partes diferenciadas: los vestuarios, la sala fría, la sala tibia, la sala caliente y la sala del horno y la caldera. No te pierdas la piscina octogonal con la luz que entra del techo en los vestuarios. La entrada cuesta sólo 2€ y la visita dura unos 30 minutos.

que hacer en Girona
Una de las salas de los baños árabes de Girona

22. Desconectar en el Parc del Migdia

Otro parque donde pararse a descansar es el Parc del Migdia. No es tan grande ni especial como el de la Devesa, pero está más céntrico. Tiene un bonito lago artificial con algunos patos y hay una cafetería para tomar algo. También tiene zonas de juego infantiles.

23. Comer en uno de los mejores restaurantes del mundo

Si eres un amante de la comida y no vas justo de presupuesto, puedes aprovechar tu visita a Girona para comer en El Celler de Can Roca. En 2015 fue nombrado el mejor restaurante del mundo por la revista Restaurant. En 2017 se llevó la medalla de bronce, pero sigue siendo una experiencia culinaria excepcional. Hay dos menús, de 180 y 205 euros. Eso sí, te tocará planear el viaje con tiempo porque hay prácticamente un año de espera. Las reservas se abren a las 0h del primer día del mes y se puede reservar con 11 meses de antelación.

24. Escaparse a la Costa Brava

Si tienes tiempo suficiente, tanto si viajas en verano como en invierno, te recomendamos muchísimo que visites la Costa Brava. A menos de una hora de Girona tienes pueblos de película como L’Escala o Sant Martí d’Empúries. Si quieres irte un poco más al norte un buen plan es conocer Figueres, la espectacular Cadaqués y Portlligat, hogar de Dalí. No sólo las playas merecen la pena, quedarás enamorado de los pueblos.

25. Visitar Besalú

Uno de los pueblos más bonitos de España está a sólo 30 kilómetros de Girona, ¿te lo vas a perder? Besalú fue un importante centro comercial durante la época medieval. Aún conserva algunas de las construcciones de la época, como la fortaleza y el puente Viejo. En conjunto, todas sus calles empedradas son de cuento.

que hacer en Girona
El puente medieval de Besalú, toda una preciosidad de pueblo | Jordi Cerdà

5 thoughts on “25 cosas que hacer en Girona (España)

  1. Girona parece ser una ciudad muy linda y sobretodo interesante. Yo se muy poco de la ciudad ypor tanto estoy planeando visitar Barcelona y Girona en septiembre. Gracias por la información tan descriptiva y detallalda.

    1. Hola Amalia,

      ¡Muchas gracias por leernos! Te animamos a visitar Girona, es un complemento ideal para un viaje a Barcelona. La mayoría de gente no va por falta de tiempo, pero creemos que merece mucho la pena. Seguro que te encanta el ambiente tan tranquilo y romántico de Girona 🙂 Ya nos contarás…

      ¡Saludos!

  2. hola Traveleros, vamos a Madrid y Barcelona en agosto, pero unos amigos nos han invitado a visitar Gerona, a Pals mas precisamente, así que allí estaremos. Si pueden me cuentan algo de Pals, por favor. También pensamos recorrer la costa brava, no sabemos en qué hacerlo (coche, bus, etc) algún consejo??
    Muchas gracias, muy buena su página

    1. Hola Silvia,

      Pues la verdad es que nunca hemos estado en Pals. Y para recorrer la Costa Brava la mejor opción es el coche. Hay muchos pueblos bonitos y si vas en bus es mucho más engorroso y complicado de verlos.

      Saludos y disfruta de nuestra tierra 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *