30 cosas que hacer en Copenhague (Dinamarca)

Copenhague es una de las ciudades con más encanto de Europa. Llena de edificios monumentales construidos durante el reinado de Christian IV en el siglo XVII, enamora a cualquiera. Además, tiene muchos espacios para disfrutar de la naturaleza cerca del centro de la ciudad. Te contamos 30 cosas que hacer en Copenhague para que exprimas al máximo tu visita.

Las mejores zonas y hoteles para alojarse en Copenhague  

Copenhagen Card

Si te interesa entrar en la mayoría de atracciones de las que hablamos a continuación sale a cuenta comprar la Copenhagen Card, tarjeta turística de la ciudad, ya que las entradas por separado son bastante caras.

Incluye acceso gratuito a 79 museos y lugares de interés, además de transporte público sin coste por la ciudad.

Existe la Copenhagen card con validez de 24, 48, 72 o 120 horas. Así tendrás cubierta toda tu estancia en la ciudad sin preocuparte de pagar transporte ni atractivos turísticos.

Hemos marcado todas las cosas incluidas en la tarjeta con un icono ().

En este mapa encontrarás la ubicación de todas las cosas que hacer en Copenhague para planificar mejor tu visita.

30 COSAS QUE HACER EN COPENHAGUE

1. Pasear por Nyhavn

La parte más colorida y animada de Copenhagen es su paseo marítimo rodeado de casas de diferentes colores. El “puerto nuevo” no es tan nuevo, ya que se construyó en el siglo XVII para que las mercancías llegaran al centro de la ciudad en barco. Ahora, hay algunos de los barcos históricos anclados allí. El lado norte del canal está repleto de bares y restaurantes (carísimos, eso sí) para tomar algo. Llama la atención que, aunque haga muchísimo frío, siempre hay gente en las terrazas con una mantita. Al final del Nyhavn verás un ancla enorme que sirve como memorial para todos los daneses que perdieron la vida en la Segunda Guerra Mundial.

¿Sabías que...?

El edificio más antiguo de Nyhavn es la casa azul del número 9. ¡Se construyó en 1661!

que hacer en Copenhague
La primera parada que hacer en Copenhague siempre es Nyhavn, el lugar más famoso de la ciudad

2. Hacer un tour por los canales de Copenhague

Si quieres conocer los atractivos de Copenhague desde otra perspectiva, sólo tienes que subir a un barco que pasea por los lugares más emblemáticos. Hay salidas frecuentes desde Nyhavn y Gammel Strand con guía en inglés y algunos en español. Este crucero de una hora está incluido en la Copenhagen Card.

3. Volver a la infancia en los jardines Tivoli

Lo que empezó como un tiovivo y una montaña rusa en 1843 ahora es un gran parque de atracciones con unos jardines preciosos. Además, tiene edificios inspirados en diversos países, como una pagoda o un palacio árabe. Es una visita ideal que hacer en Copenhague con niños, aunque los mayores también disfrutamos mucho de su ambiente. Está especialmente bonito desde mediados de noviembre hasta finales de diciembre, cuando hay un mercado navideño con una decoración de ensueño. Además, tiene el plus de estar en pleno centro de la ciudad.

La entrada al recinto cuesta 100 coronas (13€), aunque en periodos especiales como Navidad, Halloween o Semana Santa sube a 120 coronas 16€). El precio de las atracciones varía y se paga a parte. Si te interesa subir a muchas atracciones existe un el billete “All inclusive” por 535 coronas (72€).

Compra la entrada online por 11€ para ahorrar tiempo y dinero  

que hacer en Copenhague
La entrada al parque ya deja entrever la magia que se vive dentro. Es una visita genial que hacer en Copenhague con niños

4. Ver el Castillo de Rosenborg y sentirse dentro de un cuento

Se construyó en 1606 como residencia de verano del rey Christian IV, ¡y menuda casita! Es de estilo renacentista típico holandés, el que se usaba en la mayoría de edificios de la época. Parece un castillo de cuento, pero lo cierto es que fue la residencia real durante algo menos de un siglo. Actualmente alberga un museo sobre la historia de la monarquía danesa de los siglos XV-XIX con todo de tipo de objetos: uniformes, coronas, joyas… No sólo merece la pena ver el castillo y su interior. Dar un paseo por sus extensos jardines es algo relajante que hacer en Copenhague.

La entrada al castillo cuesta 110 coronas (15€). También puedes contratar un tour guiado en español por 26,50€.

5. Pasear por los Jardines del Rey

Hay un gran parque rodeando el castillo de Rosenborg. En sus orígenes, se usaron no sólo para plantar flores, sino que se cultivaban frutas y verduras para usar en la cocina del castillo. Desde 1770 están abiertos al público y son una de las zonas verdes más agradables para pasear por el centro de Copenhague. Están especialmente bonitos en verano, cuando se llenan de flores de colores.

que hacer en Copenhague
El castillo de Rosenborg rodeado de verde

6. Disfrutar del arte islámico en The David Collection

Muy cerca de los jardines del castillo hay un museo gratuito muy interesante. Tiene una de las colecciones de arte islámico más importantes de Europa, además de artesanías europeas desde el siglo XVIII hasta arte moderno. El edificio donde se encuentra es propiedad del jurista y filántropo Christian Ludvig David y allí vivieron algunos de sus antepasados. The David Collection es una visita muy interesante que hacer en Copenhague y un buen refugio para pasar un rato entretenido si se pone a llover.

7. Sacar la típica foto a la Sirenita de Copenhague

Una de las visitas más típicas que hacer en Copenhague es la sirenita. Es una escultura de bronce colocada sobre unas rocas que se adentran en el mar. Representa una sirena con posado triste en homenaje al cuento La Sirenita de Hans Christian Andersen. Es la historia de una sirena infeliz por tener que pasar toda su vida en el mar y no poder irse con el hombre que ama. Fue un regalo a la ciudad del hijo del fundador de la cerveza Carlsberg, que encargó la escultura a Edvard Eriksen después de ver el cuento representado por el Ballet Real de Dinamarca. Pese a estar algo alejada del centro de la ciudad, siempre encontrarás gente sacándole fotos.

que hacer en Copenhague
¿Hay una foto más típica que hacer en Copenhague?

8. Ver el cambio de guardia en el Palacio de Amalienborg

Este palacio en el centro de Copenhague es la residencia de invierno de la familia real danesa. Es curioso, porque no se construyeron con la idea de que fuera un palacio real, sino residencias para las familias más ricas de la ciudad. Pero un incendio destruyó el anterior palacio Christiansborg y se tuvieron que trasladar aquí en 1794. Está formado por nada más y nada menos que cuatro edificios distintos de estilo rococó. Sólo dos de ellos están abiertos al público: los palacios de Christian VII y de Christian VIII. La entrada cuesta 95 coronas (13€).

Cada día a las 11:30h se hace un cambio de guardia, con un pequeño desfile que va del Castillo de Rosenborg hasta el Palacio de Amalienborg. Cuando la reina está en la ciudad, una banda musical acompaña a los guardias.

Entrada combinada con el Castillo de Rosenborg

Si quieres entrar en el Palacio de Amalienborg y en el Castillo de Rosenborg puedes ahorrar comprando una entrada combinada por 145 coronas (19,50€).

que hacer en Copenhague
Un palacio imponente en medio de la ciudad

9. Ver la colección de arte antiguo de la gliptoteca NY Carlsberg

Este museo sobre arte antiguo se ha ganado ser una de las visitas obligadas que hacer en Copenhague . Tiene una impresionante colección de esculturas griegas, romanas, etruscas y egipcias donadas al gobierno por la familia Carlsberg, propietaria de la cervecera multinacional. La muestra de arte egipcio es una de las más completas que existen. Pero la cosa no queda aquí, también se exponen cientos de cuadros de grandes nombres como Monet, Van Gogh, Cézanne o Picasso. Además de obras de arte, verás unas buenas vistas de Copenhague desde el mirador del museo.

La entrada cuesta 95 coronas (13€), aunque los martes es gratuita.

10. Comtemplar la ciudad desde la Rundetårn

Aunque para buenas vistas las que se tienen desde este peculiar mirador en pleno centro de la ciudad. Se construyó en el siglo XVII, época de grandes construcciones impulsadas por el rey Christian IV. En sus orígenes era un mirador astronómico, adjunto a una biblioteca y una iglesia para estudiantes. Ahora se ha convertido en un monumento histórico que sirve como mirador desde sus 35 metros de altura. De camino a la cima pasarás por la antigua biblioteca, donde se celebran exposiciones temporales.

La entrada cuesta 25 coronas (3€).

que hacer en Copenhague
Nos conformamos con verla desde abajo porque el día estaba muy gris

11. Conocer mejor el país en el Museo Nacional de Dinamarca

Este museo es, para muchos, el mejor de Copenhague. Lo que está claro es que es el más característico, ya que muestra los diferentes periodos de la historia de Dinamarca con una exposición muy bien organizada en cuatro plantas. Una de ellas está dedicada a que los más pequeños toqueteen y descubran, por ejemplo, cómo era un barco vikingo. La amplia colección de objetos sobre la historia del país está en una mansión del siglo XVIII que deja sin palabras. En definitiva, es una visita muy interesante que hacer en Copenhague y perfectamente adaptada para hacerla con niños.

La entrada cuesta 75 coronas (10€).

que hacer en Copenhague
Una visita muy interesante que hacer en Copenhague para aprender sobre la historia de Dinamarca

12. Visitar el Parlamento en el Palacio de Christiansborg

Otro palacio que hay que ver en Copenhague es la sede del parlamento danés y de la oficina del primer ministro. El palacio de Christianborg actual se construyó en 1928, pero tiene una larga historia detrás.  El espacio había estado ocupado anteriormente por una fortaleza, que fue destruida para crear un palacio en el siglo XVIII, pero lamentablemente quedó destruido por un incendio. Se reconstruyó, pero el fuego lo volvió a arrasar en 1884.

Actualmente se pueden visitar varias estancias del palacio con tours guiados en inglés que cuestan entre 50 y 90 coronasb(6,70 a 12€) cada una. Aunque si prefieres un tour completo por todas las estancias en español, también lo puedes contratar online por 26,50€. Incluye la subida a la torre del palacio, la más alta de Copenhague. Si deseas visitar el Parlamento, sólo se puede hacer con una visita guiada en inglés.

que hacer en Copenhague
Otro de los impresionantes palacios que tiene Copenhague con la torre más alta de la ciudad

13. Enamorarse de los invernaderos del Jardín Botánico

Los 27 invernaderos de finales del siglo XIX son preciosos, al más puro estilo Palacio de Cristal. Dentro podrás ver más de 13.000 especies de plantas organizadas según el tipo de paisaje. El jardín botánico es parte de la facultad de Ciencias de la Universidad de Copenhague y la entrada es gratuita.

 

 

14. Contemplar el puente de Öresund a lo lejos

El puente que une Copenhague con Malmö es el puente combinado para coches y trenes más largo de Europa. Esta maravilla de la ingeniería recorre casi 8 kilómetros y conecta dos países. Se puede ver a lo lejos desde la zona de Amager, ya que los 3 kilómetros previos al inicio del puente son un túnel. Por lo tanto, si tienes la oportunidad, te recomendamos ir a verlo desde Malmö, la vista es más chula.

15. Ver el moderno edificio de la Ópera de Copenhague

Una de los teatros más modernos del mundo está en Copenhague. Se inauguró en 2005 y es la nueva sede de la Ópera Real Danesa. El edificio no nos pareció tan impresionante como las óperas de Sydney o Oslo, pero no está de más verlo.

Consulta la programación  

que hacer en Copenhague
La ópera de Copenhague es uno de los edificios que más dinero costó a la ciudad

16. Quedar boquiabierto con la gran cúpula de la Iglesia de Mármol

También durante el reinado de Christian IV se inició la construcción de esta iglesia majestuosa. Pero el proceso fue largo y no se pudo acabar hasta un siglo y medio después. A causa de la muerte del arquitecto principal y la falta de fondos para financiar la construcción, la iglesia tardó más de lo debido en inaugurarse. Lo que más llama la atención es su impresionante cúpula, que está inspirada en la de San Pedro de Vaticano.

Se puede subir a la cúpula del 15 de junio al 30 de agosto y los fines de semana del resto del año. La entrada cuesta 35 coronas (5€). La entrada a la iglesia es gratuita.

17. Divertirse en Bakken, el parque de atracciones más antiguo del mundo

Copenhague presume de tener el parque de atracciones más antiguo del mundo, ¡tiene más de 400 años! Obviamente, por aquel entonces no había montañas rusas, pero sí era un punto de entretenimiento donde se hacían espectáculos y actividades para entretener a las familias. Aunque Tivoli se lleve toda la fama por estar más céntrico, en Bakken también hay un montón de atracciones para toda la familia, además de varios espectáculos de música y circo.

La entrada es gratuita pero cada atracción tiene un precio distinto (entre 20 y 35 coronas). Si quieres subir a muchas atracciones puedes comprar un pase ilimitado por 269 coronas (36€).

18. Pasear por el encantador barrio de Christianshavn

Está formado por varias islas artificiales y lleno de calles y locales interesantes. Así es Christianshavn, uno de los barrios más de moda de Copenhague. Empezó siendo un pueblo de mercaderes, pero pronto formó parte de la ciudad. Se trata de una zona residencial de clase media con un ambiente náutico muy chulo. Sus canales están llenos de barcos y casas coloridas al estilo Nyhavn. Si te adentras por algunas de sus calles también encontrarás edificios preciosos y tiendas interesantes. Para nosotros, perderse por sus calles es una de las actividades imprescindibles que hacer en Copenhague.

que hacer en Copenhague
Hay vida más allá de Nyhavn, pasear por los canales de Christianshavn es algo genial que hacer en Copenhague

19. Comer un smørrebrød

Uno de los platos más típicos de la gastronomía danesa es el smørrebrød. Es una rebanada de pan negro de centeno con mantequilla y diversos ingredientes más encima. Normalmente se le ponen alimentos fríos, como lechuga, pescado en conserva, huevos… Aunque las posibilidades son interminables, ya que en la mayoría de sitios te puedes crear tu propio smørrebrød con los ingredientes que más te gusten. Probar el desayuno nacional es algo típico que hacer en Copenhague.

10 restaurantes para comer barato en Copenhague

20. Visitar el palacio de Frederiksberg y sus jardines

Otro edificio monumental que visitar en Copenhague es el palacio de Frederiksberg. Técnicamente, esto no es algo que hacer en Copenhague, ya que Frederiksberg es un municipio independiente. Pero a la práctica, podrás llegar fácilmente desde el centro y no te darás ni cuenta que has salido de la ciudad. Es un palacio barroco enorme rodeado de unos jardines enormes abiertos al público. Actualmente, el edificio funciona como la academia militar del ejército danés.

Sólo se puede entrar al palacio con una visita guiada que se hace en inglés el último sábado de cada mes (excepto julio y diciembre).

21. Dar una vuelta por Kastellet

Kastellet es una muestra excelente de cómo era la ciudad fortificada en el siglo XVII. De hecho, Kastellet significa “ciudadela” en danés. Hoy en día es un monumento histórico perfectamente conservado con algunos edificios como una iglesia o un precioso molino flanqueado por un cañón. Es un parque público muy agradable, aunque quizá te cruces con algún militar. No te asustes, algunos de los edificios se siguen usando por el Ministerio de Defensa.

que hacer en Copenhague
El precioso molino de Kastellet

22. Hacer una excursión a los castillos de Frederiksborg y Kronborg y Roskilde

Si no has tenido suficiente con todos los palacios que hay en Copenhague, siempre puedes salir en busca de más joyas arquitectónicas e históricas. A unos 50 kilómetros al norte de la capital danesa puedes visitar dos impresionantes castillos considerados Patrimonio de la Humanidad: el de Frederiksborg y el de Kronborg. También merece la pena visitar la histórica ciudad de Roskilde, que fue la capital danesa hasta el siglo XV, destaca por su preciosa catedral y el museo de barcos vikingos.

Reserva tu excursión de un día a estos tres lugares

23. Tener las mejores vistas de Copenhague desde la Iglesia de San Salvador

Los amantes de los miradores no se pueden perder esta iglesia barroca con una torre preciosa. Eso sí, te tocará subir 400 escaleras al descubierto para llegar arriba del todo. Ya lo dicen, que quien alguien quiere, algo le cuesta 😉 Es algo que hacer en Copenhague si el día está despejado, sino no merece la pena subir. Ten en cuenta que si hace mucho viento o llueve mucho pueden cerrar por motivos de seguridad. Además, la iglesia tiene el carrillón más grande del norte de Europa.

La entrada cuesta entre 35 y 45 coronas (4,70 a 6€) dependiendo de la época del año en que la visites y si es fin de semana.

24. Salir de Dinamarca y de la UE por un rato en Christiania

Visitar el barrio/ciudad/estado de Christiania es una de las cosas más curiosas que hacer en Copenhague. Se trata de una zona de la ciudad con unos 1000 vecinos que se autogobiernan desde 1971. Además, se proclaman independiente de Dinamarca y, por lo tanto, de la Unión Europea. Al salir, hay un cartel muy curioso donde se puede leer “Estás entrando en la UE”. Una de las cosas que más llama la atención del barrio es que se permite el consumo de drogas como la marihuana. En las calles de Christiania verás puestos donde la venden a cualquier hora del día. También hay muchísimos graffitis. Se puede entrar libremente sin problema, pero hay que tener en cuenta que las fotografías no están bien vistas.

que hacer en Copenhague
Visitar este barrio es una de las cosas más curiosas que hacer en Copenhague

25. Ir de compras en la calle peatonal más larga de Europa

Esta calle peatonal une la plaza del Ayuntamiento de Copenhague con el Teatro Real. Desde 1962 se cerró el tráfico a los coches para que los peatones puedan pasear tranquilamente mirando escaparates. Hay tiendas para todos los bolsillos, desde grandes firmas de lujo hasta tiendas de souvenirs que, aunque no son nada baratos comparándolos con otros países, son asequibles.

26. Sentirse parte de la naturaleza en Dyrehaven

Un imprescindible que hacer en Copenhague para los amantes de la naturaleza es visitar este parque forestal. Está a sólo media hora en transporte público del centro, pero parecerá que te has ido mucho más lejos de la ciudad. Se trata de una gran extensión llena de vegetación donde viven algunas familias de ciervos. Es uno de los lugares más populares para hacer picnics familiares los fines de semana.

27. Ir a la playa Amager

En verano las playas de Copenhague están llenas de bañistas. De hecho, la playa de Amager, que está sobre una isla artificial, tiene la bandera azul para demostrar su calidad. Hay casi 5 kilómetros de playas en la zona con vistas a molinos del parque eólico que hay enfrente.

28. Darse un chapuzón en Islands Brygge

Si eres más de piscina que de playa, un buen plan que hacer en Copenhague en verano es refrescarse en Islands Brygge. Son piscinas públicas al aire libre con vistas al skyline de la ciudad. Son muy populares entre los locales, que las aprovechan en cuanto sale el sol. Están abiertas del 1 de junio al 30 de setiembre.

29. Ir de compras en Fisketorvet

Justo enfrente de Islands Brygge hay el centro comercial más grande de la ciudad. Con más de 120 tiendas, te podrás distraer un buen rato y darte algún capricho si te apetece (aunque los precios echan bastante para atrás). También destaca por tener el cine con la pantalla más grande de Escandinavia.

30. Cruzar la frontera y visitar Malmö

No te conformes con acabar esta lista de cosas que hacer en Copenhague, si te sobra un día puedes irte a Suecia 😉 A sólo 40 kilómetros de la capital danesa está Malmö, una ciudad encantadora ideal para ver en uno o dos días.

25 cosas que hacer en Malmö  Cómo ir de Copenhague a Malmö  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *