25 cosas que hacer en Bratislava (Eslovaquia)

Pese a que la capital eslovaca no es de las ciudades más conocidas de Europa, es magnífica. Es una ciudad pequeñita pero con rincones muy curiosos. Si creéis que no hay mucha cosa que hacer en Bratislava, con este post os intentaremos hacer cambiar de opinión. Aun así, sí es cierto que no aconsejamos pasar más de dos días en la capital de Eslovaquia, ya que en menos de 48h se puede ver todo perfectamente. Además, para que disfrutéis de la ciudad como se merece, os dejamos las mejores zonas y hoteles donde alojarse en Bratislava. 

Dónde alojarse en Bratislava: mejores zonas y hoteles  

¿Llegas a Bratislava desde Viena? Te contamos 5 formas de hacer el traslado.

Aquí tienes un mapa con todos los puntos interesantes marcados para facilitar tu visita a Bratislava.

25 COSAS QUE HACER EN BRATISLAVA

1. Encontrar las curiosas estatuas

Una de los atractivos más originales y curiosos de Bratislava son las estatuas de bronce repartidas por su centro histórico. Todas ellas fueron colocadas en las calles en los años 90 para simbolizar la salida del dominio soviético y dar alegría a la ciudad. Se armaron de la creatividad para crear varios personajes muy simpáticos que conquistan a cualquiera que pasea por sus calles.

La más famosa es Cumil, un trabajador que saluda simpático desde una tapa de alcantarilla a todo el que pasa. Los más malpensados dicen que pone tan buena cara porque mira debajo de las faldas. Otro personaje muy fotografiado es el paparazzi que está sacando fotografías en una esquina. Tampoco te pierdas el soldado de Napoléon o el simpático señor que saluda levantando el sombrero de copa.

que hacer en bratislava
Čumil, la única estatua del mundo que sale de una alcantarilla

2. Subir al castillo de Bratislava

El edificio más fotografiado de Bratislava es su precioso castillo. La construcción es original del siglo XV, pero después de quedar devastado por un incendio se reconstruyó a inicio del siglo XIX. En realidad, por su ubicación privilegiada en la cima de la ciudad, hay documentada una fortaleza allí desde el año 907. Actualmente tiene varias funciones. Reúne las obras del Museo Nacional de Eslovaquia y una parte es la residencia oficial del presidente del país. Si quieres visitar el museo y chafardear el castillo por dentro, la entrada cuesta 4€.

Aunque, en realidad, no sabemos si es mejor el castillo o su ubicación. En lo alto de una colina, se tienen unas vistas geniales de toda la ciudad y especialmente del Danubio. Te recomendamos subir andando por un bonito camino que te irá dejando ver parte de las vistas. Para nosotros es un imprescindible que hacer en Bratislava. ¡Después de un poco de esfuerzo todo se aprecia más! 🙂

¿Solo tienes un día en Bratislava?

Si solo dispones de un día en Bratislava te aconsejamos que sigas nuestro itinerario. Te lo contamos todo en este post.

3. Descansar en los jardines que rodean el castillo

Antes de volver hacia el centro de la ciudad quédate a pasear un poco por los jardines del castillo. Recientemente se inauguró un jardín barroco para recordar esa época del castillo, antes del incendio de 1811. La entrada es gratuita.

4.Llegar hasta el castillo de Devín

Vamos de castillo en castillo. El de Devín no está para nada céntrico, pero merece mucho la pena visitarlo, sobre todo si pasas más de un día en Bratislava. En realidad no quedan más que ruinas, pero están complementadas con información sobre la antigua fortaleza. Además, tiene unas vistas muy bonitas. La entrada cuesta 5€.

Para llegar hasta allí puedes alquilar una bici y hacer los 9 kilómetros por el paseo a la orilla del Danubio. Si prefieres ir en autobús, el número 29 tarda 20 minutos en llegar por sólo 0,90€.

5. Contemplar cómo se fusionan el Danubio y el Morava

Desde arriba del castillo de Devín se ve perfectamente el cambio de color de las aguas del Danubio y del Río Morava. Justo a los pies de la antigua fortaleza está la confluencia de estos dos ríos, que podrás ver de primera mano.

6. Dar una vuelta en trenecillo por el centro histórico

Pasear tranquilamente por el centro histórico es una de las mejores cosas que hacer en Bratislava. Especialmente cuando hace buen tiempo, apetece mucho callejear y sentarse en alguna de las mil terracitas que hay. El centro histórico está remodelado pero mantiene el encanto con sus edificios de colores. Una de las calles más bonitas y con menos gente es la Kapitulská. Si no te apetece caminar, siempre puedes coger el trenecillo rojo que va dando vueltas por las calles más transitadas.

que hacer en bratislava
Este tradicional trenecillo recorre el casco antiguo de Bratislava

7. Comer un menú por 6€ en pleno centro de la ciudad

Comer como un rey por muy poco es fácil en Bratislava. Encontrarás mil menús por menos de 10€. Aprovecha para probar las delicias locales, hechas principalmente con carne de cerdo. No te pierdas las patatas con queso de cabra típico y bacon por encima, ¡buenísimas! Ten en cuenta que, como en la mayoría de Europa, se come pronto, sobre las 12h.

10 restaurantes donde comer bien y barato en Bratislava

8. Tomar un helado en la heladería Koun

¿Qué mejor que un buen helado de postre para bajar la comida? Te recomendamos la heladería Koun, un negocio familiar con helados y sorbetes riquísimos. Los hacen artesanalmente, prueba de ello es que tienen unos pocos sabores que van variando cada día. Los de chocolate y mango se llevan la palma, ¡buenísimos!

9. Comprar algo en el mercado de la plaza mayor

La plaza Hlavne Namestie es el corazón de Bratislava. Es la parte de la ciudad con más ambiente, de hecho en verano siempre suele haber mercadillos de comida y artesanías. Además, los edificios que rodean la plaza son preciosos y algunos de ellos tienen cierta importancia histórica. En el medio de la plaza puedes ver la Fuente de Maximilian, dedicada al primer emperador coronado en Bratislava.

10. Fijarse en el ayuntamiento antiguo de Bratislava

El ayuntamiento antiguo es uno de los edificios históricos que hay en la plaza. Ahora es la sede del Museo Municipal, pero desde que se construyó en el siglo XIV ha pasado por múltiples épocas y reformas. Como muestras de su pasado, hay una placa que indica el nivel donde llegó el Danubio con una crecida que hubo en 1850. Con una torre con el objetivo original de servir como defensa, también hay marcas de una bala de cañón al lado de una de las ventanas para recordar los ataques de las tropas napoleónicas en 1809.

11. Entrar por la acogedora calle St. Michael

La Puerta de San Miguel da acceso al casco antiguo de Bratislava. Había cuatro puertas medievales en la ciudad, pero en la actualidad sólo queda esta, coronada por una estatua de San Miguel. Después de varias reconstrucciones, la puerta es de estilo barroco. Dentro hay un museo de armas al que se puede entrar por 4,50€. Pero lo mejor son las vistas desde arriba. Muy cerca también está el puente de San Miguel, que recuerda bastante al puente de Carlos de Praga (a pequeña escala).

Curiosidad

Hay una leyenda que dice que si pasas hablando por debajo de la Puerta de San Miguel, morirás en un año y un día.

que hacer en Bratislava
La torre de St. Michel es la más icónica de Bratislava

12. Encontrar el kilómetro 0 de Eslovaquia

Cuando pases por debajo de la Torre de San Miguel, hazlo mirando al suelo. Verás un círculo de metal que sirve como origen para medir las distancias ne Eslovaquia. Indica los kilómetros que hay hasta varias capitales mundiales. Siempre hace gracia orientarse y ver cómo de lejos estás de casa.

13. Aprender a decir algunas palabras en eslovaco

Desde luego, no es algo fácil que hacer en Bratislava, pero te reirás si lo intentas. Además, los locales siempre agradecen que hayas hecho el esfuerzo, aunque sea en vano 😀 Te dejamos cuatro expresiones muy útiles para cualquier viajero que visite Bratislava:

  • ahoj – hola
  • zbohom – adiós
  • vďaka – gracias
  • koľko to je? – ¿cuánto cuesta?

14. Tomarse una cerveza en algún bar del centro histórico

Un lugar ideal para poner en práctica tu eslovaco es cualquier bar del centro. Mézclate con los locales, que son muy majos, y déjate aconsejar a la hora de elegir cerveza. Allí es la bebida nacional, ¡se toman medio litro como si nada! LA marca más popular es Saris, probarla es algo casi obligatorio que hacer en Bratislava. Pero hay cientos de otras opciones para los amantes de esta bebida tan universal.

15. Dormir en el Danubio

Si buscas originalidad a la hora de dormir en Bratislava, puedes hacerlo en un barco anclado en el Danubio. Se conocen como botels (boat+hotel) y son muy económicos. ¿Te animas?

Reserva una noche en un botel

16. Visitar la sorprendente Iglesia Azul de Bratislava

Es seguramente la iglesia más original que hemos visto nunca. Construida en 1907, se trata es una estupenda muestra de Art Noveau hecha por el arquitecto Odon Lechner. Su nombre oficial es Iglesia de Santa Isabel, pero es conocida por estar pintada de un color azul cielo muy original para tratarse de un edificio religioso. Sólo la abren a la hora de las misas y es curioso también ver su interior porque tiene tanto los bancos como muchos detalles de la decoración en el mismo tono de azul que la fachada.

que hacer en bratislava
Es curioso encontrarse con una iglesia tan diferente y a la vez bonita

17. Conocer la Catedral de San Martín, menos original pero más importante

La catedral de San Martín no tiene demasiado atractivo en comparación con otras catedrales europeas, pero es un lugar importante que ver en Bratislava porque allí se coronaron 11 reyes húngaros desde el siglo XVI hasta el XIX. Este hecho queda de manifiesto porque en lo alto de su torre de 90 metros, hay una réplica de la corona de Hungría. Además, en el interior de la iglesia hay una cripta muy antigua y la escultura de San Martín y el mendigo.

18. Visitar el Slavín

En una pequeña colina hay un homenaje del pueblo a los soviéticos que cayeron en la liberación del país por la ocupación de la Alemania Nazi. Además del monumento principal, hay varias estatus que representan la libertad, la lucha y la solidaridad del pueblo eslovaco. Se trata de un sitio solemne con un cementerio al lado, dentro de una zona residencial tranquila. Sólo recomendamos visitarlo si tienes tiempo suficiente, ya que se encurentra un pelín alejado del centro de Bratislava, a una media hora caminando. Es una visita diferente y muy significativa que hacer en Bratislava.

19. Tomar algo en el UFO Observation Deck

En lo más alto del Puente Nuevo hay un restaurante y un mirador con unas vistas estupendas de la ciudad. Para acceder se necesita una reserva en el restaurante UFO o pagar 6,50€ para la entrada al observatorio. Una vez en la terraza descubierta, tendrás una vista de 360 grados de hasta 50 kilómetros a la redonda, si hace un buen día. Atención los días con mal tiempo, porque pueden cerrar el mirador por seguridad.

Curiosidad

Durante la construcción de este puente en 1972 se descubrieron partes de la muralla que protegió la ciudad antiguamente.

20. Danubiana Meulensteen Art Museum

Una visita muy interesante que hacer en Bratislava es el museo de arte moderno al aire libre que hay a la orilla de Danubio. La ubicación es super original, así como todas las obras expuestas. La entrada cuesta 10€, pero si te gusta el arte moderno no echarás en falta ni un céntimo. Se puede llegar con el autobús 40, que tarda una media hora y cuesta 1,20€. También puedes alquilar una bici y dar un bonito paseo hasta el museo.

21. Disfrutar de un espectáculo en la Ópera

Al final de una imponente avenida está la Ópera, una visita majestuosa que hacer en Bratislava. Se construyó a finales del siglo XIX, cuando Eslovaquia aún formaba parte del Imperio Austrohúngaro, para acoger prestigiosos espectáculos de ópera, ballet y teatro. Actualmente conserva su función original y se puede disfrutar de diversas actuaciones. En su fachada de tono amarillento se pueden contemplar los bustos de Goethe, Shakespeare y Liszt.

22. Quedar boquiabierto con el Palacio Grassalkovich

Este palacio de estilo rococó ha sido la sede del poder en Bratislava desde que se construyó en 1760. Durante las primeras décadas fue residencia de diversos aristócratas húngaros. En la época de la antigua Checoeslovaquia sirvió sirvió como sede política. Desde que se remodeló en 1996 es la residencia oficial del presidente eslovaco. En la parte trasera del palacio hay un gran parque abierto al público con jardines y la estatua de un compositor nacido en Bratislava. Tampoco te pierdas la plaza enfrente de la fachada principal. Hay una gran fuente con un globo terráqueo, muy chula 😉

23. Encontrar la farmacia más antigua del casco histórico

En pleno casco histórico puedes adentrarte en un mundo prácticamente de fantasía. El Museo de la Farmacia se ubica dentro de una antigua farmacia que estuvo en funcionamiento desde el siglo XVI hasta mediados del XX. Se pueden ver los armarios de madera con miles de botecitos de cristal donde se preparaban las “pócimas”. La decoración de la época es digna de verLa entrada es gratuita si has pagado el acceso a la torre de San Miguel, en caso contrario cuesta 4,30€. Una visita interesante que hacer en Bratislava para los más curiosos.

24. Ir de compras al centro comercial Eurovea

Para los más derrochadores, Bratislava es un lugar ideal para comprar. Los precios son un poco más bajos que en otras ciudades europeas. El principal centro comercial de la ciudad es Eurovea, a tocar del centro. Lo agradecerás especialmente si visitas Brastislava en invierno, es un lugar ideal para entrar en calor 😉

25. Encontrar a Peter Sagan

Si te gusta el ciclismo, seguro que te cruzas más de una vez con una cara conocida. En un país pequeño como Eslovaquia, Peter Sagan es el ídolo nacional. Por eso muchas empresas lo quieren tener como imagen. Verás que encontrarle es una de las cosas más fáciles que hacer en Bratislava 😉

que hacer en bratislava
Encontrar a Peter Sagan, algo divertido que hacer en Bratislava

2 thoughts on “25 cosas que hacer en Bratislava (Eslovaquia)

  1. ¡Qué casualidad! Buscando por internet e aterrizado en vuestro blog. ¡Felicidades por el post! Estamos pensando en visitar Centroeuropa este verano y me han gustado muchos vuestras sugerencias. Las tendré en cuenta si acabo viajando a esta ciudad.

    1. ¡Hola Conxita, muchas gracias por leernos! Si al final internet es como el mundo, tan pequeño que nos acabamos encontrando por todas partes 😉 No dudes en visitar Europa Central, especialmente Budapest, una joya infravalorada. Esperamos que disfrutes, ¡ya nos contarás!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *