55 cosas que hacer en Ámsterdam (Países Bajos)

Ámsterdam es una ciudad con muchas caras y tiene atractivos para todo el mundo. Es conocida de sobras por ser una de las capitales más liberales respecto a la prostitución y al consumo de drogas. Pero la ciudad no se reduce al barrio rojo, tiene mil rincones interesantes más. Te proponemos 55 cosas que hacer en Ámsterdam para que conozcas a fondo una de las ciudades más visitadas de todo el mundo.

Consejo

Te recomendamos comprar la I amsterdam City Card para ahorrar bastante dinero en entradas a museos y otras atracciones turísticas. Incluye la entrada a 44 sitios, un paseo en barca por los canales y transporte público gratuito.

Puedes comprar la tarjeta con validez para 24, 48, 72 o 96 horas. Elijas la que elijas, seguro que no acabas de ver todo lo que está incluido en la tarjeta.

Hemos indicado con un icono de tarjeta () todas las atracciones con entrada gratis.

Para que puedas planificar mejor tu visita a la ciudad por zonas hemos marcado las 55 cosas que hacer en Ámsterdam en este mapa 🙂

55 COSAS QUE HACER EN ÁMSTERDAM

1. Rijksmuseum

El museo por excelencia que visitar en Ámsterdam es el Rijksmuseum, uno de los más famosos del mundo. Tanto el edificio como las más de 8.000 obras de arte que alberga son de primera categoría. La extensa colección intenta ilustrar la historia del país a través del arte de hace siglos hasta ahora. Antes de descubrir las obras de los grandes maestros holandeses como Rembrandt, Vermeer o Van Gogh, no dejes de admirar la impresionante construcción por fuera. El edificio fue diseñado en 1855 por el arquitecto holandés Cuypers con un estilo neorenacentista que enamora a cualquiera.

La entrada cuesta 17,50€, aunque si tienes la I amsterdam City Card es gratuita.

2. Hacerse una foto con las letras de I amsterdam

Uno de esos atractivos tontos de Ámsterdam que más gusta a los turistas son las letras que hay delante del Rijksmuseum. Allí está inscrito el eslogan de la ciudad: I amsterdam con letras rojas y blancas de más de 2 metros de altura. La estructura siempre está muy transitada y es un punto famosísimo para sacar una foto de recuerdo de la ciudad con (seguramente) unos cuantos intrusos de fondo.

Consejo
Si quieres una foto con el cartel en solitario toca madrugar. Nosotros lo encontramos despejado a las 8 de la mañana de un día lluvioso, así que suponemos que el mal tiempo también ahuyenta a las multitudes.

Si no te importa que el fondo de la foto sea diferente, hay un segundo set de letras en la ciudad. Ten en cuenta que van cambiando de ubicación según los eventos que se celebran en Ámsterdam.

que hacer en Ámsterdam
Una de las cosas típicas que hacer en Ámsterdam

3. Fijarse en el edificio de la estación central

Pasar por la estación central es algo inevitable que hacer en Ámsterdam. De allí salen buses y trenes hacia el aeropuerto y otras ciudades. Seguro que te pilla de paso en algún momento. Dedica un minuto a contemplar su fachada, ¿te recuerda a algo? Fue diseñada a finales del siglo XIX por el mismo arquitecto del Rijksmuseum. Además de tener la capacidad para que pasen más de 250.000 pasajeros cada día por allí, es una preciosidad de edificio.

4. Entrar en el Museo Van Gogh

Otro museo que merece una visita es el dedicado a la obra de Van Gogh. Tiene una colección de 200 pinturas y 400 dibujos del artista, que dejó como herencia a sus hermanos cuando murió con sólo 37 años. El museo se inauguró en 1973 y allí podrás ver algunas de sus cuadros más célebres, como un versión de “Los girasoles” o  “El dormitorio en Arlés”. Es muy curioso pensar que, en vida, vendió un sólo cuadro y ahora sus obras son de las más codiciadas del mundo.

La entrada cuesta 17€, pero si quieres añadirle una visita guiada multimedia para aprender más sobre la vida y obra del pintor el precio es de 22€.

Reserva tus entradas online para no hacer colas

5. Sacar fotos a los edificios de Damrak y Prinsengracht

Cada rincón de Ámsterdam merece una foto, pero hay lugares donde los edificios a la orilla de los canales son especialmente bonitos. Tanto Damrak como los alrededores del canal Prinsengracht son zonas con una arquitectura preciosa y un ambiente estupendo. ¡No te las pierdas!

que hacer en Ámsterdam
Una de las estampas típicas de Ámsterdam

6. Relajarse en Vondelpark

Un paseo por este gran parque es algo muy relajante que hacer en Ámsterdam. Sus 45 hectáreas de verde son un espacio ideal para desconectar con un paseo a pie, en bici o haciendo deporte. Pese a que es el parque más visitado del país por turistas, también los locales lo adoran. Además, se hacen muchas actividades allí. Por ejemplo, los viernes se reúne mucha gente para patinar por allí y también hay un teatro al aire libre.

¿Sabías que...?
En sus inicios el parque no se llamaba así, pero cambió de nombre en homenaje al poeta más célebre del Siglo de Oro holandés, Joost van den Vondel.

7. Hacer un crucero por los canales de Ámsterdam

No te conformes con ver la ciudad desde sus calles, también puedes hacerlo desde el agua de sus canales 😉 Hay varias compañías que ofrecen un tour que pasa por los puntos más destacados. Suelen durar entre una y dos horas, dependiendo de dónde embarques, ya que hay varios puntos de inicio en toda la ciudad. Hay varias empresas que los organizan: Stromma, Lovers, Blue Boat Company y Amsterdam Circle Line . Si tienes la tarjeta I amsterdam cualquier crucero con estas empresas está incluido. Sino, tienen un precio de 17€, aunque reservando online se puede conseguir algún descuento.

Reserva tu billete para el crucero por los canales de Ámsterdam

8. Pasear por el tranquilo barrio de Jordaan

Una de las zonas que más nos gustó de Ámsterdam fue el barrio de Jordaan. Es una zona residencial muy tranquila, de las más caras y exclusivas de la ciudad aunque en sus orígenes era un barrio de clase obrera. Es un gusto pasear por allí cruzándote apenas con unos cuantos vecinos y parar a tomar un café en alguna de sus cafeterías. Además, es uno de los mejores barrios para alojarse durante tu estancia en Ámsterdam.

que hacer en Ámsterdam
Jordaan, uno de los barrios más pintorescos de la ciudad

9. Descubrir obras de arte sorprendentes en las galerías gratuitas

Además de muchísimos museos, Ámsterdam también tiene galerías de arte moderno geniales. Las mayoría están en Jordaan y son gratuitas. Entrar a las que más te llamen la atención puede ser un buen plan que hacer en Ámsterdam si llueve. Algunas de las más conocidas son Radar, Upstream o KochzBox.

10. Ver arte callejero en forma de graffitis

Una de las calles más originales que ver en Ámsterdam es Spuistraat. Muchos de sus edificios están decorados con graffitis. Si te interesa mucho el mundillo del arte urbano, puedes hacer un tour guiado por un local que te explicará todos los secretos de los graffitis.

Reserva un tour para conocer a fondo el street art de Ámsterdam

11. Visitar la Casa de Ana Frank

Puedes entrar en la casa donde Ana Frank, sus padres, su hermana y otras dos familias se refugiaron de la persecución a los judíos durante la Segunda Guerra Mundial. Estuvieron escondidos allí desde junio de 1942 hasta agosto de 1944, cuando les detuvieron y les llevaron a campos de concentración, donde Ana murió un año más tarde con sólo 15 años. Eso sí, su desgarrador testimonio perdurará muchos años gracias al diario que escribió durante aquellos años tan duros. Releer el Diario de Ana Frank siempre es una buena idea antes de visitar esta casa museo.

En el museo podrás ver objetos personales de Ana y su familia, además de documentos de la época. Los muebles fueron originales fueron decomisados una vez los detuvieron, pero se ha intentado recrear el ambiente donde vivieron. Es una visita histórica que hacer en Ámsterdam que te pondrá los pelos de punta al recordar el horror que vivieron muchas familias judías.

Hay que reservar la entrada online con una hora de entrada fijada por un precio de 9€. Te recomendamos hacerlo con, por lo menos, una semana de antelación para encontrar tickets disponibles.

12. Recordar a Ana Frank frente a su monumento

En la esquina de casa-museo de Anna Frank hay un monumento dedicado a ella. Es una pequeña estatua de bronce que representa a la niña y el gran legado que dejó. No está de más pasarse a verla y recordarla.

Si te interesa mucho su historia, quizá quieras conocer a fondo las historias que la Segunda Guerra Mundial dejó en Ámsterdam y, más concretamente, en su barrio judío.

Reserva tu plaza en el tour a pie sobre Anna Frank en español  

que hacer en Ámsterdam
El monumento a Ana Frank, muy cerca de su casa

13. Quedar sorprendido por la variedad arquitectónica de las Zevenlandenhuizen

Algo muy curioso que hacer en Ámsterdam es ver una hilera de siete casas inspiradas en países distintos. Van del número 20 al 30 de la calle Roemer Visscherstraat. En orden ascendente, representan la arquitectura de Alemania, Francia, España, Italia, Rusia, Holanda e Inglaterra. Son residencias privadas que se construyeron en 1894 y no se pueden visitar, pero sólo verlas por fuera es muy curioso.

14. Ver el atardecer desde el puente de los 15 puentes

Una de nuestras vistas favoritas de los canales de Ámsterdam es desde el llamado puente de los 15 puentes. Está en la esquina de las calles Reguliersgrach y Herengracht. Su nombre es muy explicativo y es que desde allí se pueden contar hasta 14 puentes más, aunque nosotros no llegamos a tantos. Además de eso, los edificios de fondo son muy típicos de la ciudad y, cuando empieza a caer el sol y se iluminan los puentes, la escena aún es más mágica. Es una parada imprescindible para los amantes de la fotografía. Puedes plantar el trípode allí y estar un buen rato sacando fotos conforme el cielo se va oscureciendo.

que hacer en Ámsterdam
Una de las típicas postales de Ámsterdam

15. Ver una función en el Teatro Real

Una actividad de ocio que hacer en Ámsterdam es pasarse por el Teatro Real a ver alguna representación. Son especialmente famosos los números navideños del Circo de Navidad. Si visitas la ciudad desde finales de diciembre hasta finales de enero no te lo pierdas, especialmente si viajas en familia.

Más allá de todos los espectáculos que se hacen allí, el edificio tiene carácter propio. Se inauguró en 1887 y enseguida se convirtió en el escenario más famoso del país. Si quieres conocer el teatro por dentro sin ver ninguna función puedes hacerlo con un tour guiado. Se hacen cada sábado a las 11h y tienen un coste de 9,50€.

16. Pasear por el Barrio Rojo de noche

Algo totalmente sorprendente que hacer en Ámsterdam es visitar su barrio rojo cuando cae la noche. Allí hay más de 300 burdeles, ya que en Holanda la prostitución es legal desde el año 2000. Pero la historia de este negocio es mucho más larga, ya que se lleva ejerciendo desde hace siglos. De hecho, las calles del barrio rojo, estrechas y adoquinadas, datan del siglo XIV. Una de las cosas más sorprendentes que hacer en Ámsterdam es ver a las prostituatas exhibiéndose en escaparates. Esto ocurre sobre todo cuando cae la noche y los clientes empiezan a llegar. Además de prostíbulos, hay muchos sex shops y locales con espectáculos sexuales en vivo.

Reserva un tour guiado por el barrio rojo para conocer su historia
que hacer en Ámsterdam
Pasear por el Barrio Rojo es una de esas cosas imprescindibles que hacer en Ámsterdam

17. Visitar la Oude Kerk o Iglesia vieja

En pleno barrio rojo está el edificio más antiguo de Ámsterdam. Fue construida en 1302 como una capilla de madera que se ha ido ampliando hasta convertirse en lo que es ahora. Desde la Reforma, en 1578, es una iglesia calvinista. Sorprende mucho ver el contraste de la iglesia y los escaparates con prostitutas que la rodean. Justo enfrente de la entrada a la iglesia puedes ver una escultura en honor a las trabajadoras del sexo de todo el mundo, así como unos pechos de bronce en el suelo.

La entrada cuesta 10€. Además de visitar la iglesia podrás ver una exposición que van cambiando cada pocos meses. Puedes consultar el programa actual en su página web.

18. Descubrir cómo eran las iglesias clandestinas después de la Reforma

A pocos pasos de Oude Kerk hay una antigua iglesia católica clandestina. Éste es uno de los museos más originales de Ámsterdam, ya que si te fijas en la fachada no parece que vaya a haber una iglesia dentro. Después de la Reforma se prohibió el culto católico en lugares públicos, así que surgieron decenas de iglesias clandestinas. Ésta fue idea del comerciante Jan Haartman, que tenía suficientes fondos para convertir tres viviendas en un lugar de culto de primera categoría. En la casa-museo Nuestro Señor en el Ático se podían reunir más de 150 personas.

Nos pareció una visita muy interesante gracias a la excelente información que da la audioguía interactiva. Te animamos a visitarla aunque el tema no te llame demasiado la atención a priori. La entrada cuesta 10€.

que hacer en Ámsterdam
El interior de la iglesia clandestina, una de las visitas más curiosas que hacer en Ámsterdam

19. Leidseplein y su vida nocturna

Además del barrio rojo, otro lugar con mucho ambiente nocturno es Leidseplein. Hay muchos restaurantes y bares para tomar una copa después de cenar. Está llena de gente, sobre todo en verano cuando montan las terrazas fuera. En los alrededores hay varios teatros, discotecas y cines. Durante el día tampoco tiene desperdicio, ya que suele haber espectáculos callejeros y la rodean muchas tiendas.

20. Ver una partida de ajedrez ampliada

Muy cerca de Leidseplein hay otra plaza muy conocida: Max Euweplein. Allí podrás ver un ajedrez gigante que casi siempre atrae a jugadores dispuestos a ganar la partida. También hay un museo gratuito sobre el juego. El nombre de la plaza hace honor a Max Euwe, un ajedrecista neerlandés que tiene una estatua en medio de la plaza.

21. Encontrar alguna joya vintage en Waterlooplein

En la plaza Waterlooplein hay un mercadillo diario de antigüedades donde puedes encontrar todo tipo de cosas: ropa, radios antiguas, pósters, zapatos, figuras de decoración, vajillas, etc.

que hacer en Ámsterdam
¡A buscar gangas!

22. Callejear por el barrio de Prinseneiland

Uno de los barrios más desconocidos de Ámsterdam para los turistas es Prinseneiland. Pero que no sea popular no significa que no valga la pena, justamente su tranquilidad lo hace encantador. Es como pasear por un pequeño pueblito rodeado de canales. Los puentes de madera, los barcos anclados en los muelles y las casas antiguas le dan un toque muy acogedor. Incluso tiene una zona con animales de granja donde los niños pueden entrar en contacto con ellos. Un planazo que hacer en Ámsterdam para desconectar del bullicio del centro.

23. Entrar en la casa donde vivió Rembrandt

Rembrandt compró esta casa en 1639 por 13.000 florines (unos 6.000€). Entonces, una persona normal no cobraba ni una décima parte de esa cantidad al año, así que era una auténtica millonada. Rembrandt se hipotecó para pagarla pero las cosas le empezaron a ir mal y quedó arruinado. Por eso tuvo que abandonar la casa en 1658 y se hizo un inventario de todos los bienes. Gracias a ese inventario y a diversos bocetos de la casa del propio artista, se ha intentado recolocar cada elemento en su sitio original para que podamos ver cómo vivió. Podrás ver dónde dormía, pintaba e incluso una habitación llena de objetos que coleccionaba.

Compra tu entrada online para acceder directamente

24. Ver la estatua más antigua en un espacio público en Rembrandtplein

Además de poder visitar su casa, Rembrandt también tiene un homenaje público en medio de una de las plazas más transitadas. La escultura del pintor es la más antigua exhibida en un espacio público de todo Ámsterdam. Alrededor de él hay muchos otros hombres, son los personajes que aparecen en su cuadro “La noche de ronda”.

que hacer en Ámsterdam
Una de las plazas más bonitas de Ámsterdam

25. Conocer el proceso de elaboración de la cerveza en Heineken Experience

La exposición sobre cómo se produce la cerveza está en un edificio histórico construido en 1867. Esa fue la primera destilería de la empresa y aún se conservan las herramientas con que se elaboraba la bebida antiguamente. Harás un recorrido por todo el proceso de fabricación, desde la elección de los ingredientes hasta que se embotella. Al final podrás probar unas cuantas variedades de Heineken.

Reserva tu visita a la Heineken Experience

26. Hacerte una foto con la familia real en Madame Tussauds

Una visita divertida que hacer en Ámsterdam si tienes suficiente tiempo es el museo de cera Madame Tussauds. Una buena oportunidad para sacarte selfies con la familia real holandesa o Ryan Gosling 😉 Hay decenas de figuras muy bien conseguidas de personalidades conocidas en todo el mundo. Es un lugar ideal para pasar un par de horitas si fuera hace mal tiempo.

La entrada en taquilla cuesta 23,50€, pero si la compras online ahorras un par de euros y te saltas las colas.

27. Recordar tus películas favoritas en el Eyefilm Museum

Una parada interesante para los amantes del cine es este museo sobre la historia cinematográfica. Tiene una colección enorme de 35.000 films que van pasando según su agenda. Además, hay muchísimos objetos expuestos como fotos, pósteres, partituras de bandas sonoras o revistas especializadas en el cine. Además de su colección , el modernísimo edificio en que se encuentra el museo llama mucho la atención.

La entrada cuesta 10,50€.

28. Llenarse de paz en Begijnhof

Un rincón escondido en pleno centro de Ámsterdam es el antiguo beguinaje. Allí vivían las beguinas, mujeres católicas que tenían un estilo de vida parecido al de las monjas pero con más libertad. En el mismo recinto donde están las casas también hay una capilla que se puede visitar, aunque les obligaron a cerrarla cuando la religión católica se declaró ilegal en los espacios públicos. Ahora ya no queda ninguna beguina viviendo allí después de varios siglos, pero es todo un oasis de paz en medio de la ciudad.

que hacer en Ámsterdam
Merece la pena acercarse para conocer esta maravilla

29. Visitar el templo budista de Chinatown

Como todas las grandes ciudades del mundo, Ámsterdam también tiene un barrio chino. Además de restaurantes chinos, hay algunos supermercados orientales y un impresionante templo budista. Dando un paseo por allí verás la cara más multicultural de la ciudad.

30. Visitar Utrecht

A sólo media hora de tren de la capital holandesa, Utrecht es una buena excursión de un día desde Ámsterdam. Tiene un ambiente universitario muy agradable y algunos lugares interesantes de visitar. La ciudad tiene los atractivos suficientes para pasar un día entretenido muy cerca de la capital holandesa.

20 cosas que hacer en Utrecht  

que hacer en Ámsterdam
El castillo de Haar, una joya muy cerca de Utrecht

31. Ver cómo de estrechas pueden llegar a ser algunas fachadas

Algo curioso que hacer en Ámsterdam es fijarse en las diversas fachadas que hay por toda la ciudad. Las hay más altas, bajas, más coloridas o apagadas… Pero allá donde vayas, siempre crean un conjunto de lo más fotogénico. Eso sí, hay algunas casas que merecen especial atención. Algunos ejemplos están en el número 22 de la calle Oude Hoogstraat, el 7 de Singel y el 26 de Kloveniersburgwal. Sus fachadas no miden más de un par de metros de ancho, algo súper curioso.

32. Visitar las entrañas del Amsterdam Arena

Oficialmente se llama Johan Cruyff Arena en honor al famoso futbolista después de su muerte, pero popularmente se le sigue conociendo como Amsterdam Arena. Es el campo de futbol donde el Ajax juega sus partidos como local, además de ser la sede de la mayoría de partidos de la selección nacional. Es una visita imprescindible que hacer en Ámsterdam para los amantes del fútbol. Podrás conocerlo por dentro, ver los vestuarios, banquillos o la zona mixta.

Reserva un tour por el campo

33. Aprender en Micropia

Uno de los museos más originales e interesantes que ver en Ámsterdam trata sobre los microorganismos. Puede parecer un tema demasiado científico y aburrido, pero Micropia merece muchísimo la pena. Muestra el tema de los microbios de una forma didáctica y entretenida, de hecho puedes verlos tú mismo a través de microscopios. La exposición es muy moderna y atractiva para todas las edades.

Compra las entradas online para acceder al museo directamente
que hacer en Ámsterdam
Este museo es una de las visitas más interesantes que hacer en Ámsterdam

34. Curiosear sobre el funcionamiento del mundo en el Museo de la ciencia NEMO

El mayor museo de la ciencia de Holanda te ayudará a conocer de primera mano la leyes científicas que rigen nuestro mundo. Hay un montón de experimentos interactivos, exposiciones e incluso películas o representaciones teatrales. Lo más importante es tener ganas de toquetear todo lo que se pueda en las cinco plantas del edificio. Es un museo muy interesante para todos los curiosos del mundo, pero está especialmente diseñado para niños de 6 a 16 años. Por eso, visitarlo es algo genial que hacer en Ámsterdam en familia.

La entrada cuesta 16,50€ para los mayores de 4 años.

35. Columpiarse en lo alto del mirador A’dam

Una de las actividades imprescindibles que hacer en Ámsterdam para los más atrevidos es subir al columpio del mirador A’Dam. Es el columpio más alto de Europa, a 100 metros de altura, y está en el borde de la torre A’Dam. La adrenalina te subirá de golpe al subir. La entrada al mirador cuesta 12,50€ y para subir al columpio Over the Edge hay que pagar 5€ más. Está en el norte de la ciudad, accesible a través de un ferry gratuito. Esa zona es una de las mejores para encontrar hoteles baratos en Ámsterdam.

Compra tu entrada con acceso al columpio

36. Ir de compras por Kalverstraat

La calle comercial por excelencia en Ámsterdam es Kalverstraat. No tiene mayor misterio, es una calle peatonal repleta de tiendas de grandes cadenas como en cualquier otra ciudad europea. Pasarse por allí es algo interesante que hacer en Ámsterdam si te apetece ir de compras.

37. Mirar escaparates originales en las “nueve calles

Si estás cansado de ver las mismas tiendas alrededor del mundo, en la zona conocida como “nueve calles” encontrarás boutiques de diseñadores, tiendecitas originales y cafeterías con mucho encanto. Las encontrarás en las nueve manzanas que hay entre la casa de Anna Frank y Leidsegracht.

38. Pasar por la plaza Dam

Uno de los lugares más concurridos del centro de Ámsterdam es esta plaza. Siempre hay un montón de palomas, artistas callejeros y mucha gente que va y viene. Está rodeada de las principales calles comerciales, lo que la hace un punto de encuentro. Además, allí están el Palacio Real y la Nieuwe Kerk, dos de las visitas recomendables que hacer en Ámsterdam.

39. Conocer el pasado y presente del Palacio Real de Ámsterdam

Este impresionante edificio es uno de los tres palacios que los reyes de Holanda tienen alrededor del país. No es la residencia oficial, sino que se suele usar para recepciones y eventos oficiales. Pero no siempre ha tenido esas funciones. Cuando se inauguró en 1655, la Edad de Oro neerlandesa, fue el ayuntamiento de la ciudad durante un par de siglos hasta que el rey Luis Napoleón lo convirtió en un palacio. Ahora lo puedes visitar para ver sus elegantísimas salas con candelabros, esculturas y valiosas obras de arte.

La entrada cuesta 10€ e incluye una audioguía para que comprendas mejor la historia del edificio.

que hacer en Ámsterdam
El imponente Palacio Real de Ámsterdam

40. Visitar las exposiciones temporales de Nieuwe Kerk o Iglesia Nueva

Cuando la Oude Kerk quedó pequeña para acoger a todos los fieles, se construyó Nieuwe Kerk. Está en pleno centro de la ciudad, al lado del Palacio Real, así que difícilmente te quedes sin verla por fuera. Respecto a su interior, no esperes una visita a una iglesia convencional. Es una especie de iglesia-museo donde toda la atención se la lleva la exposición temporal que haya montada. Por lo tanto, no te recomendamos entrar si no te interesa mucho el tema que se trata.

La entrada cuesta 16€.

41. Rodearse de plantas en Hortus Botanicus

En Ámsterdam podrás visitar uno de los jardines botánicos más antiguos de Europa. Allí se cultivaron muchas especies que sirvieron para investigar en el campo médico. Ahora sigue siendo un lugar dedicado a la investigación, pero ha abierto sus puertas para que puedas visitar varios invernaderos con diferentes climas rerpresentados.

La entrada cuesta 9€.

¿Sabías que...?
En este jardín se cultivó la primera planta de café en Europa. Entonces, era una planta totalmente exótica.

42. Conocer una casa-barco por dentro en el Houseboat museum

En los canales de Ámsterdam hay muchos barcos atracados con gente viviendo dentro. Si eso te genera curiosidad, seguro que visitar el Houseboat Museum será algo interesante que hacer en Ámsterdam para ti. Se trata de un museo flotante donde podrás conocer de primera mano las curiosidades de vivir en un barco y cómo se gestiona la limitación de espacio. Es una visita rápida que hacer en Ámsterdam, ya que el espacio es muy pequeño y se ve en apenas 10 minutos.

La entrada cuesta 4,50€.

43. Sacarse una foto simpática con el graffiti que dice “Wake me up when I’m famous”

Una de las fotografías más divertidas que hacer en Amsterdam es junto a este cartel del barrio Oude Pijp. Encontrarás un graffiti donde pone “Wake me up when I’m famous”. Te puedes tumbar en el banco que hay delante y sacar una foto para dar un toque de humor a tu Instagram o esperar a ver si alguien te despierta 😛 No es para nada una parada imprescindible, pero está muy cerca del mercadillo de Albert Cuyp.

que hacer en Ámsterdam
Blanca haciendo la turistada

44. Tomar una cerveza artesanal en Brouwerij ‘t IJ

Una de las cervecerías más populares y curiosas de Ámsterdam está justo al lado de un molino. Se fundó en 1985, una época en que muchos pequeños locales empezaron a servir cervezas artesanas como protesta contra las grandes marcas que no acababan de contentar a los consumidores. Tienen varias cervezas y también algunos embutidos para acompañar, todo eso en un ambiente inmejorable. Pocas cosas más típicas hay que los molinos y la cerveza en el país, así que merece la pena pasarse por allí 🙂

45. Alucinar con los tulipanes en Keukenhof

Si viajas a Ámsterdam entre marzo y mayo estás de suerte, ya que es la época de floración de los famosos tulipanes. A poco más de una hora del centro podrás visitar uno de los jardines más famosos y coloridos del mundo. Hay más de 7 millones de tulipanes, narcisos y jacintos que inundan de color los 15 kilómetros de caminos rodeados de flores. Pero no siempre fue un recinto tan glamouroso. En el siglo XV se cazaba y recolectaban hierbas para cocinar en el castillo de Jacqueline de Baviera. De hecho, su nombre significa “jardín de la cocina” en neerlandés. Visitarlo es algo casi obligado que hacer en Ámsterdam en primavera.

La entrada cuesta 18€, aunque si la compras online ahorrarás 1€. También puedes optar por un tour con transporte incluido desde Ámsterdam.

Reserva una excursión de medio día a Keukenhof

46. Comprar bulbos de tulipanes en Bloemenmarkt

Si no tienes la suerte de ver los tulipanes de Keukenhof en primavera, siempre puedes ver un montón de flores de cerca en el mercado de las flores. Hay 15 tiendas flotantes donde podrás comprar semillas o bulbos para plantar tus propios tulipanes en casa, así como otras plantas, incluida la marihuana. Ten en cuenta que algunas tiendas no abren los domingos.

El origen de este mercadillo es bien curioso. Antiguamente los floristas montaban sus paradas en las barcas que atracaban en el muelle para vender. Con el tiempo, se convirtió en el lugar favorito de los locales para comprar flores y se crearon paradas fijas sobre el agua. Ahora los souvenirs empiezan a comer terreno a las flores, porque es un lugar muy turístico.

que hacer en Ámsterdam
El colorido mercado de flores de Ámsterdam

47. Probar queso holandés (y querer comprar todas la variedades)

Encontrarás un montón de tiendas especializadas en vender quesos. Es uno de los productos estrella del país, ¡y con razón! Hay para todos los gustos: gouda, de cabra, con pimienta, trufa e incluso con sabor a coco… La tienda Henri Willig tiene mil tipos y puedes probarlos todos. El precio de cada queso ronda los 10€.

Además de queso, prueba estos 12 restaurantes baratos en Ámsterdam
que hacer en Ámsterdam
Blanca estuvo entretenida un buen rato

48. Sacar una foto inspirándote en Monet

Una de las estampas más bellas de Ámsterdam se puede ver desde el puente Staalmeestersbrug. Al fondo del estrecho canal Groenburgwal se asoma la torre de la iglesia Zuiderkerk. No lo decimos nosotros, sino que un cuadro de Monet lo avala. El pintor capturó la escena en una obra llamada Zuiderkerk, Amsterdam de 1874. Si quieres ver la obra original, tendrás que viajar hasta Filadelfia y entrar en el Philadelphia Museum of Art. Pero no hace falta, puedes ver que la escena sigue siendo igual de bonita unos cuantos años más tarde.

49. Entrar en un coffeeshop, algo único que hacer en Ámsterdam

Una de las cosas más famosas que hacer en Ámsterdam es entrar en alguno de sus coffeeshop. Es de sobras conocido que es legal vender y fumar marihuana en la ciudad, aunque no en la calle. Justamente por eso se crearon estos espacios donde, más allá de ser bares convencionales, tienen una segunda carta con todo tipo de productos a base de cannabis: desde porros hasta porciones de pastel. Allí dentro sólo está permitido fumar marihuana, no cigarrillos normales. Aunque no te apetezca probar esta droga, es curioso entrar en uno de estos locales y ver el ambiente. Es algo único que hacer en Ámsterdam 😉

50. Descubrir obras de arte en el Hermitage Amsterdam

Este museo es una filial del Hermitage de San Petersburgo, así que tiene cuadros de artistas de renombre. El museo está muy bien estructurado, con exposiciones bien contextualizadas gracias a las audioguías gratuitas que puedes coger a la entrada de cada exposición. Aunque hay muchísimos museos en la ciudad, creemos que esta es una de las visitas más interesantes que hacer en Amsterdam para los amantes del arte.

El precio de las entradas varía según el número de exposiciones que quieras visitar. Para ver todos los espacios del museo, la entrada cuesta 29,95€. Si tienes la Iamsterdam City Card sólo pagarás 10€, aunque si decides prescindir de alguna exposición temporal la entrada es gratuita. Puede parecer caro pero visitarlo es algo realmente interesante que hacer en Ámsterdam y puedes pasar todo un día descubriendo sus exposiciones.

que hacer en Ámsterdam
El Hermitage, uno de los mejores museos que ver en Ámsterdam

51. Pasear en busca de gangas en el mercadillo Albert Cuyp

Nos encanta pasear por los mercadillos en todas las ciudades que visitamos para ver el ambiente. En el mercado Albert Cuyp, que debe su nombre a un pintor holandés del siglo XVII, podrás encontrar todo tipo de productos: ropa, verduras, antigüedades, joyería e incluso puestos de comida callejera. Se monta a diario desde 1905 y tiene el gran mérito de ser el mercado diurno más grande de Europa con 260 paradas.

52. Ver una casa señorial en el museo Van Loon

Esta casa a la orilla del canal Keizersgracht se construyó en 1672. Su primer habitante fue Ferdinand Bol, uno de los discípulos de Rembrandt que más triunfó. Uno cuantos años más tarde, la familia Van Loon se hizo con la vivienda. Eran los fundadores de la primera multinacional del mundo: la Compañía Neerlandesa de las Índias Orientales, que tenía el monopolio para hacer actividades coloniales en Asia. Como puedes imaginar, la familia Van Loon tenía muchísimo dinero, así que las estancias de la casa están decoradas con todo tipo de lujos. Visitarla es una forma genial de hacerse la idea de cómo vivían los ricos de la época.

La entrada cuesta 9€ y la visita es totalmente libre, no hay ningún recorrido restablecido y podrás recorrer las distintas estancias con total libertad. ¡No te pierdas su precioso jardín!

que hacer en Ámsterdam
Los preciosos jardines del museo Van Loon

53. Contemplar molinos en Zaanse Schans

Uno de las excursiones más populares que hacer en Ámsterdam es el barrio de Zaanse Schans, en el pueblo de Zaandam. Es un lugar muy tradicional, donde te encontrarás con una estampa típicamente holandesa. Hay varios molinos alrededor, además de tiendas de artesanías como zuecos y alimentos típicos como los riquísimos quesos o el cacao. Se tarda sólo media hora en llegar allí desde la estación central de Ámsterdam  y es un lugar ideal para pasar una mañana o tarde. Lo mejor es ir al amanecer o atardecer para encontrar menos gente y ver lo bonito que se pone el cielo.

que hacer en Ámsterdam
Zaanse Schans, una excursión imprescindible que hacer en Ámsterdam

54. Aprovechar el día conociendo Volendam, Marken y Edam

Puedes complementar la visita a Zaanse Schans yendo a Volendam, Marken y Edam en un mismo día. Volendam es un pueblo tradicionalmente pesquero que se ha hecho al turismo. Aún así, conserva los edificios típicos holandeses e includo podrás ver a sus habitantes vestidos con trajes del lugar. Marken es una isla cercana a Volendam que también merece muchísimo la pena. Finalmente, Edam tiene uno de los puertos más importantes del país, aunque es mucho más conocida por sus quesos redonod y riquísimos.

La mejor manera de combinar estas visitas si no tienes un título de transporte que incluya el área metropolitana de Ámsterdam es contratar una excursión para ahorrar.

Reserva la excursión a Zaanse Schans, Volendam, Marken y Edam en español

55. Ir de excursión a Haarlem

Para acabar con nuestra lista de cosas que hacer en Ámsterdam te recomendamos otra excursión. Muchos dicen que Haarlem es la hermana pequeña de Ámsterdam. Sólo por ese apodo merece una visita porque ¿a quién no le gusta Ásmterdam? 😉 Llegarás a Haarlem en sólo 15 minutos en tren y quedarás fascinado por sus edificios históricos, los canales y sus calles llena de encanto.

Como ves, puedes pasar muchos días en la ciudad porque nunca te faltarán cosas que hacer en Ámsterdam.

Total
55
Shares

4 comentarios

  1. Hola chicos, como están? Con mi novio vamos a estar 3 días en Amsterdam y queríamos saber si era completamente necesario comprar algún abono de transporte? (Me refiero a I Amsterdam Card o abono de 3 días) O con ir caminando por las calles es mas que suficiente? Sin contar obviamente el transporte del Aeropuerto a la Estación Central.
    Muchas gracias

    1. Hola Solange,

      Todo genial, muchas gracias 🙂 Para nada hace falta comprar abono para moverse por la ciudad, es fácil ir andando de un lugar a otro. La Iamsterdam Card la recomendamos para ahorrar en museos y atracciones turísticas más que por el transporte. Nosotros siempre somos partidarios de usar lo mínimo el transporte público, caminando es como mejor se conocen las ciudades.

      ¡Que disfrutéis un montón de la escapada!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Responsable » Albert Serratacó Sanchez.
Finalidad » Gestionar y responder tus comentarios.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Siteground (proveedor de hosting de Los Traveleros) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Siteground.
Derechos » Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos. Más información aquí.