Preikestolen: guía completa para subir al Púlpito

Preikestolen es un sitio que nos encanta. Aunque cuando visitamos el famoso Púlpito nos dio mil razones para que le odiáramos. ¡No vimos nada por la niebla! Aun así, es uno de los paisajes más espectaculares de Noruega y creemos que subir al Preikestolen es una cosa que debes hacer, al menos, una vez en la vida. En este post te contamos todo lo que necesitas saber para subir al Preikestolen: cómo llegar, cuándo ir y muchas cosas más. Además te dejamos 18 cosas que hacer en Stavanger para que disfrutes de esta ciudad preciosa.

25 lugares imprescindibles que ver en Noruega

GUÍA COMPLETA PARA SUBIR AL PREIKESTOLEN

Preikestolen es una sitio que te dejará sin palabras. Está ubicado en las afueras de Stavanger, una de las ciudades más atractivas de Noruegas. El acantilado se eleva 604 metros sobre el precioso Lysefjord ofreciéndote unas vistas increíbles desde su meseta de 25×25 metros. Eso sí, ¡si tienes vértigo mejor no subas!

Preikestolen
Saltando de alegría sobre el Preikestolen pese al mal día

Preikestolen, uno de los paisajes más impresionantes de Noruega

Preikestolen es la atracción más visitada de la región de Stavanger, y una de las más espectaculares de Noruega. Se formó hace más de 10 mil años con el deshielo del glaciar. Enormes bloques de rocas fueron arrastrados y la naturaleza esculpió esta obra de arte.

Pero se sube arriba desde hace relativamente poco y gracias a un deportista. Thomas Peter Randulff descubrió “El Púlpito” mientras viajaba en barco por el Lysefjord. Desde ese momento se propuso subirlo y abrió el camino a todas las generaciones. A partir de ahí el sitio empezó a ganar fama aunque el boom más grande se generó con la creación de Instagram. ¡Ahora nadie quiere perderse esta maravilla!

Preikestolen
El Púlpito sobre el espectacular Lysefjord

1. Cómo llegar al Preikestolen desde Stavanger

Stavanger es la ciudad más cercana al Preikestolen. Además es una ciudad que vale mucho la pena. Visitarlo desde Oslo es una paliza. Vas a tardar unas 7 horas en coche por sentido. Así que hacerlo en un mismo día es prácticamente imposible.

Y desde Bergen ocurre algo similar. Tardarás unas 6 horas pero tendrás que subir a varios ferries por el camino.

Nuestro consejo es que si quieres subir al Preikestolen aproveches para visitar Stavanger. Es una ciudad que merece mucho la pena y está relativamente cerca del “Púlpito”. Hay varias formas para llegar al Preikestolen desde Stavanger.

1.1. En ferry y bus, la mejor opción para llegar al Preikestolen desde Stavanger

Esta opción que combina un tramo de ferry con otra de autobús es la opción más común para ir de Stavanger al “Púlpito”. Primero deberás subirte al ferry en el puerto de Stavanger y llegar hasta Tau. El trayecto dura unos 45 minutos aproximadamente. Y justo allí, en la misma terminal de ferries te estará esperando un autobús que te llevará al inicio del ascenso al Preikestolen en unos 25-30 minutos aproximadamente. 

No deja de ser una excursión, aunque solo incluya el transporte. Está todo sincronizado. Cuando llegas en ferry, inmediatamente sale el autobús y viceversa. Así que resulta una opción súper cómoda. El precio de esta opción es de 350NOK, unos 36€ aproximadamente. 

Preikestolen
El bus que nos llevó al Preikestolen

Al reservar el billete no hace falta que selecciones una hora de salida y otra de regreso. Puedes ir sobre la marcha… eso te aporta un poquito más de flexibilidad, especialmente al volver para disfrutar sin prisas. Eso sí, en los meses de verano intenta estar en la cola lo antes posible en el autobús ya que si va lleno deberás esperar al siguiente.

Compra tu billete combinado para subir al Púlpito

1.2. En coche

Nosotros lo desaconsejamos, básicamente porque resulta mucho más cómoda la opción anterior. Está mejor organizado. Pero si quieres ir en coche tienes dos opciones.

Coger el ferry hacia Tau (142NOK para un automóvil de hasta 6 metros de largo más 47NOK por pasajero en una dirección). A continuación deberás conducir hacia  el sur por la Rv 13 siguiendo las señales hacia Preikestolen.

La segunda opción es conducir desde Stavanger a Lauvvik, y luego coger un ferry hacia Oanes (67NOK para un coche de hasta 6 metros de largo más 28NIK por pasajero de ida), y conducir desde allí hacia el norte siguiendo las indicaciones.

El parking del Preikestolen cuesta 100NOK, unos 10€ aproximadamente. Creemos que es una opción bastante incómoda si solo necesitas el coche para subir al Púlpito y volver a Stavanger.

1.3. Combo (crucero y ascenso al Preikestolen)

Y una de las mejores formas para conocer el Preikestolen es hacerlo desde dos perspectivas: desde la piedra y desde el agua. Para ello deberás reservar un crucero por el Lysefjord con la empresa Rodne.

Primero harás un crucero por el precioso Lysefjord y en vez de regresar a Stavanger, te dejará en Oanes donde te esperará un bus que te llevará hasta el parking del Preikestolen. A partir de ahí te dejarán 4 horas para subir y bajar, un tiempo más que suficiente para disfrutar de la excursión.

Preikestolen
El inicio del camino

El precio de esta actividad combinada es de 800NOK, poco más de 80€ por persona. Eso sí, para volver a Stavanger deberás coger el bus del parking a Tau y luego el ferry de Tau a Stavanger (que no está incluido en la excursión).

Creemos que son dos actividades imprescindibles que hacer en Stavanger. Así que si tienes poco tiempo vas a matar dos pájaros de un tiro y ahorrar un poquito. 

2. Cómo subir al Preikestolen

Nosotros recomendamos subir al Preikestolen aunque si no estás muy en forma o no tienes suficiente tiempo siempre puedes conformarte con verlo desde el fiordo. 

2.1. Ver el Preikestolen desde el Lysefjord

Este fiordo es uno de los más bonitos de Noruega. Su nombre significa fiordo claro, y deriva del color claro de las rocas de granito que te encontrarás durante el trayecto.

La empresa Rødne ofrece recorridos de unas 3 horas a lo largo de los 42 kilómetros del fiordo. Cuesta unas 450 coronas (unos 48€) y te permitirá disfrutar de preciosas vistas a algunos acantilados con más de 1000 metros. Entre ellos, el más famoso, el Preikestolen.

Preikestolen
El Preikestolen visto desde el Lysefjord

2.2. La ruta de ascenso al Preikestolen

Aunque por las fotos pueda parecer muy imponente, el camino no es demasiado exigente. El sendero es de 3,8 km por trayecto y presenta una desnivel total de 334 metros. Si estás en forma no te llevará más de dos horas en total. Aunque te aconsejamos subir tranquilamente y disfrutar de los paisajes que te ofrece el camino. No tendrás vistas al fiordo hasta que estés arriba pero pasarás por lagos y llanuras preciosas. 

El camino está muy bien marcado. Solo deberás seguir la “T” roja para no perderte. Eso sí, en los días de niebla y poca visibilidad deberás estar más atento.

Preikestolen
Uno de los tramos más bonitos del camino

Es muy importante que tengas en cuenta que las condiciones meteorológicas en esa zona son muy inestables. Así que puedes empezar el camino con un sol espectacular y al cabo de una hora puede estar cayendo una tormenta. Así que es imprescindible que vayas bien equipado, sea el mes que sea.

Y si los pronósticos indican que tendrás mal tiempo, mejor no subas. En la cima del Preikestolen suele haber vientos muy fuertes y el riesgo es mayor. Además con la lluvia el camino se vuelve bastante resbaladizo y hay que ir muy bien equipado y con mucho cuidado. Así que si ves que el tiempo se empieza a poner feo en el camino, es mejor dar media vuelta.

De todos modos, antes de subir al bus en Tau, el conductor de turno te va a aconsejar o desaconsejar subir al Preikestolen dependiendo de las condiciones. Lo mejor es que le hagas caso. Nosotros no le hicimos y no vimos nada.

2.3. Qué ropa llevar

Primero, un buen calzado para caminar. Preferiblemente botas y que sean impermeables. Con la lluvia el terreno puede ser resbaladizo y hay que llevar un calzado con mucho agarre.

También es muy importante llevar una chaqueta ligera, impermeable y cortavientos para estar protegido de las peores condiciones. Y sobre todo varias capas adicionales que te puedas poner y quitar dependiendo de las condiciones. Aunque el pronóstico apunte que el tiempo va a ser bueno, no cuesta nada coger algo de abrigo por si cambia.

Siempre es mejor llevar de más en la mochila. Y a parte de ropa, en su interior te aconsejamos llevar agua y comida. Es cierto que en el parking antes de subir encontrarás un lodge donde comprar cosas pero mejor que te lo lleves del hotel. Es muy importante mantenerse hidratado y comer algo cuando llegues arriba.

3. Cuándo subir al Preikestolen

La temporada oficial para subir al Preikestolen es de mayo a octubre, aunque todo depende de las condiciones meteorológicas. Por ejemplo, si tienes suerte puedes empezar a subirlo a finales de marzo hasta finales de octubre. Pero sobre todo debes evitar a toda costa el día en el que cinco hermanos se casen con cinco hermanas. Según esta leyenda noruega ese día “El Púlpito” caerá al fiordo y formará una ola que arrasará toda la zona por completo. Así que intenta predecirlo 😉

Fuera bromas, solo se aconseja subir al Preikestolen durante los meses de mayo a octubre ya que es cuando el clima es más favorable. Si vas fuera de temporada el camino estará seguramente impracticable por la nieve y puede resultar peligroso si no eres un hiker experto.

Y también es importante asegurarse de las condiciones meteorológicas antes de subir. Nosotros cometimos el error de comprar los billetes de autobús antes de saber qué tiempo nos haría. Lamentablemente nos hizo un día horroroso, con lluvia y niebla y no vimos nada. Debes tener en cuenta que no admiten reembolsos, así que te aconsejamos sacarlo como mucho el día antes. 

Durante los meses de julio y agosto es cuando hay más gente haciendo la excursión. Si quieres evitar multitudes, nosotros te aconsejamos ir con el primer bus o bien madrugar e ir por tu cuenta en coche. Si vas a media mañana verás que está abarrotado y el lugar pierde mucho encanto.

Preikestolen
Unas vistas espectaculares

4. Dónde alojarse para subir al Preikestolen

Lo más cómodo para subir al Preikestolen es alojarse en Stavanger. Es una ciudad que merece mucho la pena y además es el principal centro de operaciones de la zona. Así que en Stavanger encontrarás la mayor oferta hotelera en los alrededores del Preikestolen. Y eso se traduce en más oferta y mejores precios, aunque Noruega sea un país caro.

Nuestro hotel
Durante nuestra estancia en Stavanger nos alojamos en el Thon Hotel Maritim. Un hotel de 10. Cómodo, bastante cerca del puerto y con un gran desayuno. Así que tiene todo lo que necesitas para subir al Preikestolen. ¡Lo recomendamos!
Total
49
Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Responsable » Los Traveleros Worldwide S.L.
Finalidad » Gestionar y responder tus comentarios.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que nos facilites estarán ubicados en los servidores de Siteground (proveedor de hosting de Los Traveleros) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Siteground.
Derechos » Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos. Más información aquí.