Praga en un día: itinerario de visita

Visitar Praga en un día no es la mejor opción. Es una de las ciudades más especiales de Europa y estaría mejor si le pudieras dedicar, mínimo, un par de días. Sin embargo sabemos que en el centro de Europa hay muchísimas ciudades interesantes como Viena, Budapest o Bratislava y ¡que no hay tiempo para todo!

Ver Praga en un día no es misión imposible. Quizá tocará correr un poco más de la cuenta pero si sigues este itinerario podrás ver lo imprescindible en pocas horas. Te contamos cómo ver Praga en un día con este itinerario de visita.

Dónde alojarse en Praga: mejores zonas y hoteles  

En el mapa encontrarás la ubicación de todos los lugares que te proponemos visitar en este itinerario de Praga en un día.

PRAGA EN UN DÍA: ITINERARIO DE VISITA

Hazte con la Prague Card para ahorrar

Para hacer este recorrido te saldrá a cuenta comprar la Prague Card.

Además de incluir entradas y descuentos en más de 50 monumentos, también tendrás el transporte público gratis, incluyendo el bus desde y hacia el aeropuerto.

1. Empezar el día en el Castillo de Praga

Nosotros te aconsejamos estar en el Castillo de Praga sobre las 8:50, unos 10 minutitos antes de que abran. El Castillo de Praga es la zona con más interés turístico de la capital de la República Checa. En su interior podrás disfrutar de auténticos tesoros como la Catedral de San Vito, el Callejón del Oro o el Palacio Real. 

Hay varios tipos de entrada
Nosotros para poder hacer este recorrido de Praga en un día te recomendamos el B. Cuesta 250CZK (unos 5€) y está incluido en la Prague Card. Básicamente te da acceso a los sitios imprescindibles como la Catedral de San Vito, el Palacio Real, el Callejón del Oro, la Basílica de San Jorge y la Torre Daliborka.

El Castillo de Praga es el más grande del mundo y también el monumento más visitado del país. Es como una pequeña ciudad independiente llena de rincones preciosos, así que no puede faltar en tu recorrido de Praga en un día.

Allí residieron los reyes de Bohemia, los emperadores del Sacro Imperio Romano Germánico y también presidentes de la República Checa.

Castillo de Praga: todo lo que necesitas saber

Catedral de San Vito

Es probablemente el monumento más imponente del Castillo de Praga. Entre otras cosas, este edificio relegioso alberga la tumba de Wenceslao IV  y las joyas de la corona. Además el sitio es famoso porque es el lugar de coronación de los reyes de Bohemia. ¡No te olvides visitarla! La entrada está incluida en la Prague Card.

2. Descubrir el Callejón del Oro

Es una pequeña calle dentro del Castillo que data del siglo XVI, cuando 24 guardianes del castillo se construyeron sus casas allí. Hacemos una especial mención a esta calle porque fue de lo que más nos gustó de la ciudad.

Pero… ¿por qué se llama así? Porque a lo largo de su historia allí residieron varios orfebres. Pero su fama se debe por otro residente, que precisamente no se dedicaba al oro, sino a la literatura. Sí, hablamos de Franz Kafka. Residió en la casa 22, de color azul, una de las más bonitas que hay en la calle.

La entrada está incluida en la Prague Card y con el recorrido B, que te da acceso al interior del Castillo de Praga.

Praga en un día
La calle más bonita en todo el recorrido por Praga en un día

3. Ir al Monte Petrin y su subir a su torre ¿Eiffel?

El Monte Petrin es uno de los sitios más emblemáticos de Praga. En parte, porque hay una torre súper parecida a la Torre Eiffel de París. Eso sí, es mucho más baja. Solo mide 60 metros por los 300 metros de la glamurosa giganta francesa. Desde su mirador tendrás unas vistas estupendas de la ciudad. 

La entrada a la Torre Petrin también está incluida en la Prague Card. Si decides no comprarla, el acceso tiene un precio de 150CZK (6€ aproximadamente).

Bajar a pie o con el funicular

Una vez hayas subido a la torre te aconsejamos pasear un poquito por el Monte Petrin y disfrutar de las vistas de la ciudad.

Después tienes dos opciones para bajar a Malá Strana para continuar este recorrido de Praga en un día. La primera y la más fácil, en funicular. Si has sacado la Prague Card lo podrás utilizar sin coste alguno. Sino, deberás pagar 32CZK (1€).

Y la otra forma es bajar a pie. El camino es muy bonito y las vistas preciosas. Sin embargo, tardarás bastante más que si optas por bajar en funicular.

4. Pasear por Malá Strana y llegar al Muro de John Lennon

Una vez bajes del Monte Petrin llegarás a Malá Strana o ciudad pequeñaEs uno de los distritos más antiguos de la ciudad. Merece la pena pasear por sus calles y observar los preciosos edificios que todavía conserva. En especial, no olvides fotografiar la Plaza de la Ciudad Pequeña, el corazón del barrio. Es preciosa.

Y mientras paseas por las calles del barrio, dirígete hacia el muro de John Lennon. Es mucho más que una pared dedicada al cantante. Cuando Lennon fue asesinado en 1980, jóvenes checos pintaron una imagen del cantante en el muro y varias frases de sus canciones, desafiantes para el régimen comunista. El emblema de los Beatles siempre fue una inspiración para los pacifistas del centro y el este de Europa.

La policía del régimen las borró una y otra vez pero los jóvenes las repetían de nuevo. Así que más que un homenaje al cantante es un símbolo de libertad de expresión de las juventudes checas contra un régimen autoritario. Sin duda, una de las paradas imprescindibles en tu recorrido por Praga en un día. 

Praga en un día
Una visita diferente que no te puedes perder

5. Visitar el Museo de Franz Kafka

Antes de cruzar el Puente de Carlos toca rendirle homenaje a uno de los escritores más influyentes del siglo XX, Franz Kafka. Nació en la misma ciudad y es su personaje más célebre.  En su interior podrás conocer con detalle la obra del autor y su relación con la ciudad. Además podrás observar manuscritos originales nunca enseñados antes.

El ambiente es totalmente kafkiano, te meten totalmente en su mundo. Está muy bien ambientado para que entiendas lo que pensaba y lo que le llevó a escribir sus obras.

La entrada cuesta 200CZK (8€). Si tienes la Prague Card tendrás un 20% de descuento.

6. Cruzar el Puente de Carlos, un imprescindible en este recorrido por Praga en un día

No te puedes marchar de Praga sin cruzar el famoso Puente de Carlos, el más famoso de Praga. Hay varios que cruzan el río Moldava, pero ninguno tan bonito como éste. Desde el año 1357 conecta la Ciudad Vieja con el coqueto barrio de Malá Strana. Así que después de visitar la casa de Kafka, te tocará cruzarlo 🙂

Lo más famoso del puente son sus estatuas barrocas, que fueron construidas alrededor del 1700. ¡Es una auténtica obra de arte! Además podrás disfrutar de unas vistas estupendas del castillo de Praga. Hasta 1870, el puente era conocido como Puente de Piedra o Puente de Praga. Sin embargo, a partir de esa fecha decidieron dedicarle el nombre a Carlos IV, uno de los reyes más importantes del país. Precisamente este rey fue la persona que ordenó su construcción.

Praga en un día
Así de bonito se ve el puente de Carlos desde la distancia

7. Perderse por Josefov y visitar algunas sinagogas

Uno de los tesoros mejor guardados de Praga es Josefov, su barrio judío. Se formó durante la Edad Media y todavía conserva muy bien sus sinagogas. Se estima que los judíos empezaron a vivir en Praga sobre el siglo X. Así que poco a poco se fueron construyendo algunas de las seis sinagogas que todavía podemos disfrutar en la actualidad. La más antigua es la Vieja-Nueva, que data del 1270.

Con la Prague Card tendrás la entrada incluida en todas las sinagogas, excepto la Vieja-Nueva. Para poder entrar tendrás que pagar 200CZK (8€ aproximadamente).

8. Conocer el Antiguo Cementerio Judío

Y a parte de las preciosas sinagogas, el principal atractivo de Josefov es el Antiguo Cementerio Judío. Fue construido en el siglo XV y durante más de 300 años fue el único sitio permitido para enterrar a los judíos. Se estima que en ese pequeño espacio haya más de 100.000 personas enterradas. ¡Piel de gallina!

Por la falta de espacio los cadáveres se fueron apilando. ¡Incluso los llegaron a hacer capas de 10! Se calcula que hay unas 12.000 lápidas en total. Creemos que es uno de los sitios más impactantes en este recorrido de Praga en un día así que no te lo puedes perder.

La entrada es combinada con la de la mayoría de sinagogas. Así que una vez la tengas podrás entrar rápidamente y sin pagar más. Si no la has comprado antes, tiene un precio de 350CZK. La entrada es gratis con la Prague Card. 

Praga en un día
Una parada bien curiosa en este itinerario por Praga en un día

9. Comer en Naše Maso

Es uno de los locales más curiosos de la ciudad. Más que un restaurante, se trata de una carnicería donde tú eliges la carne que quieres y ellos te la hacen. Se come realmente bien y barato. La única pega es que el local es muy pequeño y es algo incómodo. Pero perfecto para comer algo rápido y continuar el recorrido de Praga en un día. 

O en el centro comercial Palladium (alternativa)

Si eres vegetariano o vegano, o simplemente no te parece bien nuestra recomendación, encontrarás mucha variedad de restaurantes en la food court del centro comercial Palladium, justo al lado del restaurante citado anteriormente.

10. Subir a la Torre de la Pólvora

Esta torre gótica es uno de los emblemas de Praga. Se construyó en 1413 como una de las puertas de la antigua muralla de Praga. Además por ahí entraban los cortejos de coronación de los reyes de Bohemia. Así que muchos lo consideran el punto de inicio del Camino de la Coronación que finaliza en el majestuoso Castillo de Praga.

Su mirador está ubicado a 44 metros de altura y la entrada cuesta 100CZK (unos 4€ aprox.)

11. Descubrir la Plaza del Ayuntamiento y subir a la Torre del Reloj

La Ciudad Vieja de Praga juega en otra liga. ¡Es preciosa! Tanto de día como de noche te dejará boquiabierto. Su punto más famoso es la Plaza del Ayuntamiento. Estar rodeado de edificios tan bonitos es un auténtico lujo. El más famoso es el del Antiguo Ayuntamiento.

Desde una de sus torres, ubicada a 70 metros de altura, podrás contemplar el Staré Mesto. La verdad es que se disfruta más tranquilo desde arriba sin multitudes. La entrada cuesta 130CZK, que equivalen a 5€. Si tienes la Prague Card, no deberás pagar nada. Sin duda, una parada imprescindible en este recorrido por Praga en un día. 

Y si te sobra tiempo toma alguna cerveza en alguno de sus bares y disfruta del ambiente.

Praga en un día
La plaza principal de Praga vista desde las alturas

12. Acércate haste el Reloj astronómico de Praga

Este reloj astronómico que data del 1410 es otro de los símbolos de ciudad. ¡Es el reloj medieval más famoso del mundo! ¿Eres capaz de interpretar la hora? Seguramente las multitudes que te rodearán todavía te complicarán más la tarea. ¡Pero Praga merece la pena!

Praga en un día
Un artilugio bien curioso que ver durante el recorrido por Praga en un día

13. Fotografiar el Busto de Kafka

Una cosa bastante curiosa que hacer en este recorrido de Praga en un día es fotografiar el busto moderno de Kafka, uno de los personajes más ilustres de Praga. Se encuentra en la Ciudad Nueva y la escultura está compuesta por 42 niveles movibles que alcanzan una altura de 11 metros. ¡Vaya pedazo de busto! Pero la obra que nos ha dejado Kafka no es para menos…

14. Descubrir la historia de la Plaza de Wenceslao

Hay pocas plazas en Europa con una historia tan importante como ésta, así que no te la puedes saltar en tu recorrido por Praga en un día. Dedicada a San Wenceslao, patrón de Bohemia, este espacio ha vivido relevantes acontecimientos históricos.

Sin embargo, el más recordado fue en noviembre de 1989, cuando una manifestación contra la brutalidad policial inició la Revolución del Terciopelo y la posterior caída del comunismo.

15. Visitar la Casa Danzante, algo curioso que ver en este recorrido por Praga en un día

Y no podemos despedirnos de la ciudad sin disfrutar de la curiosa Casa Danzante. Es una obra deconstructivista del prestigioso arquitecto canadiense Frank Gehry con la colaboración de Vlado Milunić. El edificio está inspirado en los bailarines Fred Astaire y Ginger Rogers.

Al principio no gustó mucho entre los locales porque provocaba muchísimo contraste con la arquitectura de la ciudad, principalmente barroca, gótica y Art Nouveau. Pero al final se ha acabado convirtiendo en uno de los emblemas de la ciudad. 

Praga en un día
El edificio más curioso de Praga

16. Cenar en Pasta Krusta

Y para acabar este recorrido de Praga en un día te aconsejamos cenar en Pasta Krusta. No es un restaurante para nada especial pero a nosotros nos gustó mucho. Somos unos amantes de la pasta y allí disfrutamos mucho con sus platos.

Además nos gusta su formato, similar a Vapiano, que cocinan delante tuyo y con los ingredientes que tu eliges. Si te gusta la pasta, no te pierdas este local ubicado en plena Ciudad Nueva. Cumple con las 3B, bueno, bonito y barato 🙂

Total
33
Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Responsable » Los Traveleros Worldwide S.L.
Finalidad » Gestionar y responder tus comentarios.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que nos facilites estarán ubicados en los servidores de Siteground (proveedor de hosting de Los Traveleros) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Siteground.
Derechos » Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos. Más información aquí.