Oporto en un día: itinerario de visita

Te contamos cuáles son los lugares imprescindibles si visitas Oporto en un día. Hemos creado un itinerario que conecta los puntos más bonitos de la ciudad. Tienes la suerte que la ciudad es pequeñita y ni siquiera necesitarás transporte público. ¡Ponte un calzado cómodo y a descubrir la magia de Oporto!

¿Te interesa una visita guiada de un día para conocer Oporto?  

Hemos preparado un mapa con todos los puntos que mencionamos para que te sea más fácil seguir el recorrido.

OPORTO EN UN DÍA: ITINERARIO DE VIAJE

Empezar el día en la majestuosa Avenida dos Aliados

Es la avenida principal de Oporto, que homenajea a los países aliados durante la II Guerra Mundial. A lo largo de sus 350 metros podrás ver multitud de edificios modernistas del siglo XX. Un buen ejemplo es el ayuntamiento de la ciudad. La avenida empieza (o acaba) en en Praça da Liberdade, otro de los puntos claves de Oporto. Allí podrás ver una gran estatua de Pedro IV, quien declaró la independencia de Brasil respecto a Portugal. Tampoco te pierdas el que dicen que es el McDonald’s más bonito del mundo. Está en un lateral de la plaza y conserva muchos elementos del siglo pasado que contrastan con el tipo de negocio de la cadena americana. Está en un edificio de los años 30 que fue hogar del desaparecido Café Imperial.

Oporto en un día
La céntrica Praça da Liberdade, primera parada de nuestro itinerario de Oporto en un día

Entrar en la Livraria Lello

Para seguir con el recorrido para ver Oporto en un día, dirígete hacia la libería más famosa de la ciudad. Seguramente está también entre las más conocidas del mundo. Y es que la librería Lello sirvió de inspiración para la autora de Harry Potter. Es por eso que se ha convertido en un lugar de peregrinación de turistas y la entrada es de pago. Cuesta 5,50€ que se descuentan del importe si compras algún libro. El ticket se puede comprar en la tienda que hay en la esquina o reservarlo por internet, cosa que recomendamos para ahorrar tiempo.

Puedes reservar tu visita aquí  

Oporto en un día
Aunque por dentro sea mucho más espectacular, la fachada de la librería también es muy bonita (y sin mucha gente estropeando la foto)

Subir a la Torre dos Clérigos

Justo enfrente de la famosa librería hay otro de los iconos de Oporto. No te vayas de la ciudad sin subir a la Torre dos Clérigos, una muestra de la arquitectura barroca de 76 metros de altura. La torre se ve desde casi cualquier parte de la ciudad y, si subes, tendrás unas vistas estupendas. Hay más de 200 escalones y la entrada a la torre y el museo cuesta 4€, pero merece mucho la pena.

Oporto en un día
La torre más famosa de Oporto

Observar los detalles de la Capela das Almas

Una de las fotos más típicas de Oporto es en esta pequeña iglesia recubierta de azulejos blancos y azules. Se construyó en el siglo XVIII con un estilo neoclásico, pero no fue hasta 1929 que se decoró de esta forma tan peculiar. Acércate a los azulejos para ver los detalles: representan escenas protagonizadas por Santa Catalina y San Francisco de Asís, las dos figuras a quienes está dedicada la iglesia.

Oporto en un día
Una de las iglesias más curiosas que hemos visto nunca | Rui Albuquerque

Conocer la cotidianidad en el Mercado de Bolhão

Siempre nos gusta visitar los mercados para hacernos una idea de la vida cotidiana en las ciudades. En el caso de Oporto no puede ser menos, ya que el mercado del barrio de Bolhão es muy especial. Está en pleno centro de la ciudad y contrasta con las avenidas comerciales llenas de locales de grandes firmas. Es un mercado semidescubierto de estilo neoclásico con paradas para todos los gustos. Allí podrás comprar verdura, frutos secos, pescado e incluso souvenirs.

Dar un paseo por la Rua Santa Catarina y Café Majestic

Y del mercado más tradicional pasamos a la calle más comercial. En la Rua Santa Catarina podrás encontrar cientos de tiendas de todo tipo. Allí también está la cafetería más famosa de Oporto: Café Majestic. Los precios son desorbitados: el desayuno cuesta de 30€ para arriba y un simple batido de chocolate vale 9€. Si no quieres pagar esos precios, puedes conformarte con asomar la cabeza para ver su interior estilo Art Decó.

Oporto en un día
El local más majestuoso (y caro) de Oporto

Parada para comer: Francesinha en el Café Santiago

No puedes irte de Oporto sin probar su plato más típico. Esperamos que tengas hambre después de toda la mañana andando, porque te proponemos una comida muy contundente. La francesinha es un sandwich relleno de varios pisos de de carne, huevo, queso y bañado en una salsa picante. Por si fuera poco, lo acompañan de patatas fritas. Cuesta unos 10€ y lo encontrarás en casi cualquier restaurante de la ciudad, pero te recomendamos probarlo en Café Santiago, un local histórico que siempre está hasta los topes.

Oporto en un día
Aunque visites Oporto en un día, no puedes perderte su especialidad culinaria

También te proponemos 10 restaurantes más para comer bien a buen precio, por si la idea de la francesinha no te acaba de convencer.

11 restaurantes donde comer barato en Oporto

Visitar la Praça da Batalha y la preciosa estación de Sao Bento

Para empezar a bajar la francesinha camina unos metros hasta la preciosa Praça da Batalha. Su nombre recuerda la terrible batalla en que los habitantes de Oporto salieron derrotados contra los soldados de Almanzor en el siglo X. Allí se mezclan edificios históricos como la oficina central de Correos y el Teatro Nacional São João con muchos hoteles y tiendas actuales.

Muy cerca de la plaza está la espectacular estación de trenes de São Bento, inaugurada en 1916. Destaca por los veinte mil de azulejos en tonos azules que decoran sus paredes. Cada pared representa una escena histórica de la ciudad. Es, sin ninguna duda, una de las estaciones más bonitas del mundo, así que no puede faltar en tu recorrido por Oporto en un día.

Bajar la comida con un helado de Santini

Si te queda un huequito que llenar en el estómago, pásate por Santini para probar el mejor helado de la ciudad. Es una cadena de heladerías que hay en todo Portugal con helados artesanos riquísimos. Son un pelín caros, pero vale la pena. Te recomendamos especialmente los de frutas. Seguro que será el recuerdo más dulce de tu fugaz visita a Oporto en un día 😉

Conocer la Catedral de Oporto

La catedral de Oporto está rodeada de las antiguas murallas que protegieron la ciudad. Además, la propia catedral tiene aspecto de fortaleza. Lo más curioso es que después de casi mil años de existencia, ha pasado por tantas reconstrucciones que tiene diferentes estilos. Sin embargo, lo imprescindible es visitar su claustro que está, cómo no, decorado con azulejos con escenas de la vida de la Virgen y de La Metamorfosis de Ovidio. La entrada a la catedral es gratis, pero si quieres visitar el claustro cuesta 3€. 

Oporto en un día
La catedral, una parada imprescindible en una visita a Oporto en un día

Quedar impresionado ante el Palacio de Bolsa

Este edificio neoclásico está considerado Monumento Nacional en Portugal, además de ser reconocido como Patrimonio Mundial por la UNESCO. Es una construcción a lo grande, espectacular tanto por dentro como por fuera, que no te dejará indiferente. Por eso creemos que es un imprescindible durante tu visita a Oporto en un día. Fue construido en el siglo XVIII sobre un convento de franciscanos que fue destruido por un incendio. La entrada para adultos cuesta 8,50€ y puedes reservarla online.

Reserva tu entrada al Palacio da Bolsa  

Oporto en un día
El edificio es enorme, ocupa toda una manzana

Ver la ciudad desde el Miradouro da Vitoria

Éste es uno de los miradores más bonitos de Oporto. Desde allí podrás ver toda la Ribeira, el Duero y el puente por excelencia de la ciudad, el de Luís I.

Cruzar el Ponte Luís I y ver el atardecer desde el Miradouro Serra do Pilar

Después de haberlo visto desde el mirador, es hora de cruzar el puente para llegar a la villa de Vila Nova da Gaia. Allí están la mayoría de bodegas, donde puedes entrar a probar los vinos. El puente de Luís I se puede cruzar tanto por la parte superior, por donde pasa el tranvía, como por debajo, donde circulan los vehículos. Si tienes vértigo no te recomendamos ir por la parte de arriba, da la sensación de estar bastante desprotegido.

Esta construcción que se ha convertido en icono de Oporto tiene una curiosidad detrás. Gustave Eiffel presentó un proyecto que fue rechazado y se eligió el de uno de sus socios. Todo eso fue antes de que cogiera fama después de construir la Torre Eiffel, claro 😉

Una vez al otro lado del Duero, te recomendamos subir hasta el Mosteiro da Serra do Pilar, un mirador precioso sobre todo cuando empieza a ponerse el sol.

Oporto en un día
Una vista genial para acabar la visita a Oporto en un día

Pasear por la Ribeira después del atardecer

Para acabar bien tu visita a Oporto en un día queda conocer el barrio de la Ribeira. A orillas del Duero hay un bonito paseo muy animado lleno de bares y restaurantes. Los edificios de la zona son preciosos, con fachadas llenas de color y azulejos. También podrás ver los rabelos, las embarcaciones típicas, navegando por el Duero.

Oporto en un día
Los preciosos colores de los edificios de la Ribeira

Cenar en A Casa Guedes

Acaba probando otra de las delicias de la cocina portuguesa para despedirte bien de Oporto. En esta cervecería hacen unos bocadillos espectaculares llamados sandes. Por menos de 5€ puedes disfrutar del delicioso bocadillo de cerdo asado con queso y una buena cerveza. Es un lugar muy popular entre los locales y los turistas, así que suele haber mucha gente.

Y hasta aquí nuestro itinerario para conocer Oporto en un día. ¡Esperamos que lo disfrutes! 😉

Total
90
Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Responsable » Albert Serratacó Sanchez.
Finalidad » Gestionar y responder tus comentarios.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Siteground (proveedor de hosting de Los Traveleros) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Siteground.
Derechos » Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos. Más información aquí.