Lisboa en un día: itinerario de visita

Visitar Lisboa en un día es una opción bastante frecuente para aquellos turistas que visitan Portugal. Aunque a priori no es una opción que recomendemos porque la capital portuguesa merece algo más de tiempo, te permitirá ver los imprescindibles de la ciudad. En este post te marcamos un itinerario de visita para que puedas visitar Lisboa en un día sin volverte loco. Cálzate unos zapatos cómodos porque la mayoría de calles de Lisboa tienen muchas rampas y son empedradas.

Te dejamos un post con 55 cosas que hacer en la ciudad por si quieres modificar algún punto del recorrido.

55 cosas que hacer en Lisboa  

También hemos preparado un mapa con todos los puntos de interés que aparecen en este itinerario para visitar Lisboa en un día. Así te será más fácil organizar tu visita por zonas y no olvidarte nada 😉

VISITAR LISBOA EN UN DÍA: ITINERARIO DE VISITA EN 24H

Empezar el día en la Praça do Comércio

Para empezar el día con energía visita la plaza principal de Lisboa. La Praça do Comércio es enorme, rodeada por edificios amarillos con las típicas arcadas. Fue la puerta de entrada a la ciudad para las visitas y comerciantes que llegaban en barco. Además, allí se ubicó el majestuoso Palacio Real hasta que el terrible terremoto de 1755 acabó con él. Hoy en día sigue siendo el centro neurálgico de la ciudad, alberga manifestaciones y espectáculos callejeros.

Lisboa en un día
La estampa más típica de Lisboa

No te olvides de admirar el Arco da Rua Augusta, que conmemora la reconstrucción de Lisboa después del terremoto. Puedes subir a su mirador por 2,50€. Pasa por debajo del arco y te adentrarás en la Rua Augusta, la calle más comercial de la ciudad. Allí hay muchos cafés donde puedes probar un buen dulce portugués. Te recomendamos las bolas de Berlím, unos bollos azucarados rellenos de crema que nos hicieron ganar unos kilos durante nuestra visita a Lisboa 😉

Pasear por la Baixa

Es la única parte llana de la ciudad y también la más majestuosa. Las calles son anchas, llenas de tiendas y restaurantes. Todo el barrio quedó devastado por el terremoto del siglo XVIII, así que tuvo que ser restaurado. No te pierdas las plazas de los Restauradores, de Rossio y de Figueira. Si eres un amante de los libros, seguro que te gustará ver la librería más pequeña del mundo. Se llama Livraria Simao y ¡tiene 4.000 libros en menos de 4 metros cuadrados!

Lisboa en un día
La gran plaza de los Restauradores, una parada imprescindible durante la visita a Lisboa en un día

Contemplar las vistas desde el elevador Santa Justa

Una de las construcciones más peculiares de Lisboa es el elevador de Santa Justa. Antiguamente era muy útil para llegar al barrio de Chiado, pero hoy en día tiene una función puramente turística, como mirador de la ciudad. Subir cuesta 2,90€, aunque es mejor que saques una tarjeta Viva Viagem porque la necesitarás más adelante. Además te saldrá más barato subir al elevador.

Lisboa en un día
El elevador de Santa Justa, una de las construcciones más curiosas de Lisboa

Subir a Alfama y enamorarse de los miradores

El alma de Lisboa está en el barrio de Alfama. Es el distrito más antiguo de la ciudad y aún mantiene la estructura de callejuelas desordenadas y empinadas. De camino al Alfama encontrarás la catedral de Lisboa, un edificio religioso más antiguo de la ciudad, construida en 1147. Una vez allí, déjate llevar por los colores llamativos de las fachadas y piérdete sin rumbo.

En la cima del barrio está el Castillo de San Jorge. Es una visita recomendable, pero si visitas Lisboa en un día no tendrás tiempo de entrar. Suele haber largas colas para comprar las entradas y acceder, además el recinto es grande y requiere tiempo. Aún así, no te preocupes, que hay miradores igual de estupendos si tener que hacer colas 😉

De hecho, en Alfama encontramos nuestros miradores favoritos de Lisboa. Nuestro favorito fue el de Portas do Sol, aunque también hay el de Santa Lucía.

Lisboa en un día
Aunque solo visites Lisboa en un día no te puedes perder esta maravillosa vista desde Portas do Sol

Comer en A Cultura do Hamburguer

Seguro que a estas alturas ya te ha entrado hambre… Si vas hasta Bairro Alto, la próxima zona del recorrido para visitar Lisboa en un día, encontrarás muchos restaurantes. A nosotros nos encantó A Cultura do Hamburguer, un local un tanto escondido pero que merece mucho la pena. Una hamburguesa siempre es una buena opción para comer rápido. Allí las hacen buenísimas, con ingredientes muy cuidados. Esta es nuestra recomendación, pero te dejamos unas cuantas sugerencias más por si te apetece otra cosa 🙂

10 restaurantes para comer bien y barato en Lisboa

Pasear por Bairro Alto

Después de cargar pilas es hora de descubrir Bairro Alto. Es un barrio residencial sin demasiados atractivos turísticos. Durante el día está tranquilo, pero sus calles con edificios cubiertos de azulejos y pintados de colores enamoran. Por la noche, los bares dan mucha vidilla al barrio, que es el corazón de la fiesta lisboeta. No te pierdas la coqueta Praça Luís de Camões ni el mirador São Pedro de Alcântara.

Lisboa en un día
El Ascensor de Bica subiendo hasta Bairro Alto

En esta zona está uno de los famosos elevadores de la ciudad, el que cubre el recorrido más empinado, de hecho. El ascensor da Bica conecta el Bairro Alto con la zona de Cais do Sodré. Para llegar hasta la siguiente parada de este itinerario puedes coger el ascensor para bajar. Justo en la entrada inferior hay una parada de autobús que te llevará hasta la zona de Belém.

Transporte hasta Belém

Desde la entrada del Elevador da Bica puedes coger el autobús 714 hasta Belém.

Si no te importa andar un poco más, el trayecto en el tranvía 15 desde Cais do Sodré es más rápido y cómodo si vas de pie, sin subidas y bajadas.

Probar los pasteles de Belém

¿Te ha quedado un huequito en el estómago después de comer? Llénalo con un par de deliciosos pastelitos de Belem. Son pequeñas tartaletas rellenas de nata horneadas. El lugar más típico para comerlas es la Casa Pasteis de Belém. Llevan haciendo este dulce desde 1837 y se nota la experiencia, ¡porque están deliciosas! Siempre hay muchísima cola para comprar pastas para llevar, pero no te asustes. Dentro tienen varias salas enormes donde parar a degustar su especialidad.

Quedar impresionado con el Monasterio de los Jerónimos

Uno de los edificios más espectaculares de Lisboa es este monasterio. Se fundó en 1501 para celebrar que Vasco de Gama había vuelto de la Índia. Además, allí están las tumbas de los célebres poetas portugueses Fernando Pessoa y Luís de Camões. La entrada cuesta 10€, aunque si más adelante quieres entrar a la Torre de Belém puedes coger una entrada combinada por 12€.

Lisboa en un día
El Monasterio es tan grande que incluso alberga algunos museos en su interior

Sentirse pequeño bajo el Padrao dos Descobrimentos

A tocar del monasterio hay otro gran monumento dedicado a la época de los descubrimientos. Se trata de una escultura de 50 metros en forma de caravela con 33 figuras esculpidas de hombres que fueron importantes en el ámbito de la navegación. El Padrao dos Descobrimentos se hizo en 1960 para commemorar los 500 años desde la muerte de Enrique el Navegante, representado en la figura central. Hay un mirador en la parte superior, desde donde podrás ver mejor (aunque desde lejos) el puente 25 de Abril, muy parecido al Golden Gate. La entrada cuesta 5€.

Lisboa en un día
El imponente Padrao dos Descobrimentos

Conocer la célebre Torre de Belém

Uno de los iconos de la ciudad es la Torre de Belém, ¡no acabes tu visita a Lisboa en un día sin verla! Sirvió como torre de defensa que protegía el puerto en el siglo XVI. Más tarde se convirtió en una cárcel, también sirvió como faro y centro de recaudación de impuestos. Si tienes curiosidad por ver su interior, la entrada cuesta 6€.

Lisboa en un día
Este es, probablemente, el monumento más fotografiado de Lisboa

Atardecer desde el Miradouro Sophia de Mello Breyner Andresen

Uno de los momentos más especiales que vivimos en Lisboa fue ver el atardecer desde este mirador. Esta al lado del Convento da Graça. Desde allí se ve toda la parte baja de la ciudad, el castillo de San Jorge y el puente 25 de Abril de fondo. Cuando los edificios se empiezan a iluminar se crea una atmósfera mágica. Allí hay un bar con unas cuantas mesas donde tomar algo con unas vistas geniales.

Lisboa en un día
No hay mejor manera de acabar la visita a Lisboa en un día

Cenar en O Eurico

No se nos ocurre mejor manera de acabar el día que cenando un buen plato tradicional portugués. El restaurante que nos conquistó el estómago fue O Eurico. No esperes lujos para acabar la visita a Lisboa en un día, es un local pequeño muy auténtico. Todos los platos están por debajo de los 10€, con unas porciones enormes y comida casera de 10. Probamos tanto carne como pescado ¡y no sabemos decirte qué está más bueno! Suele estar siempre lleno, así que no está de más llamar y reservar mesa para evitar esperas.

Y hasta aquí nuestro itinerario para visitar Lisboa en un día. Seguro que estas cuatro pinceladas de la ciudad te dejan con ganas de volver 🙂

Total
56
Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Responsable » Los Traveleros Worldwide S.L.
Finalidad » Gestionar y responder tus comentarios.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que nos facilites estarán ubicados en los servidores de Siteground (proveedor de hosting de Los Traveleros) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Siteground.
Derechos » Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos. Más información aquí.