Gante en un día: itinerario de visita

Visitar Gante en un día no es ninguna locura, la ciudad es pequeña y se puede ver perfectamente en unas horas. Aun así, seguro que te quedas con ganas de más. Nos pareció un lugar precioso y mucho más tranquilo que Brujas, mucho más turística. Hemos preparado un itinerario de visita para que visites todos los atractivos de Gante en un día.

¿Tienes pensado visitar Gante desde Bruselas y no te quieres complicar? Puedes contratar una excursión con guía para ver los imprescindibles en un sólo día.

Reserva tu excursión a Gante desde Bruselas  

En este mapa tienes todos los puntos de interés marcados para que sea más sencillo seguir nuestro itinerario.

GANTE EN UN DÍA: ITINERARIO DE VISITA

Empezando desde la estación de Gante St.Pieters

Te proponemos un itinerario para conocer la ciudad en un día empezando desde la estación principal de trenes, ya que la mayoría que la visitáis en un día venís de otra ciudad. Tanto si llegas como de Brujas como Bruselas bajarás en esta estación, así que el recorrido irá de sur a norte.

1. Empezar el día temprano paseando por el Citadel Park

A tocar de la estación principal de trenes hay un gran espacio verde ideal para empezar el día con calma. Citadel Park debe su nombre a una antigua fortaleza holandesa en el siglo XIX, aunque se destruyó para que la ciudad acogiera la Exposición Universal de 1913. Allí encontrarás varios museos interesantes, aunque si quieres ver Gante en un día te recomendamos que pares sólo en el Museo de Bellas Artes.  Podrás ver pinturas y esculturas de artistas belgas desde el siglo XV hasta la actualidad, aunque también hay una minoría de obras de artistas internacionales. La entrada cuesta 8€.

2. Sint-Pietersabdij

Siguiendo el recorrido te encontrarás con un edificio histórico. La abadía de San Pedro se construyó en el siglo VII con el objetivo de cristianizar a los habitantes paganos de la región. Más allá de su significado religioso durante muchos siglos, ahora es un centro cultural. Se puede entrar gratuitamente y ver las exposiciones que alberga. No te pierdas su jardín, con viñedos que te transportarán fuera de Bélgica. Es todo un rincón de paz que no puede faltar en tu visita a Gante en un día. Si quieres conocer más sobre la historia del edificio, puedes ver un documental por 4€.

Gante en un día
La preciosa abadía rodeada de jardines, una de las primeras paradas del día

3. Veldstraat

Y para llegar al centro histórico de Gante tendrás que pasar por esta calle comercial. Es totalmente peatonal y tendrás decenas de tiendas de todo tipo para elegir. Por desgracia, como en la mayoría de arterias comerciales del mundo, las grandes cadenas se han apoderado de todos los locales. Eso sí, las fachadas del siglo XIX se conservan que da gusto verlas.

4. Iglesia de San Miguel

Su torre de 24 metros debería haber llegado a los 134, pero nunca se acabó su construcción. No fue hasta 1828 que lo dieron el proyecto por fallido y acabaron de cerrar la torre por arriba. Aún así, no te lleves una mala imagen de la iglesia y dale una oportunidad. En su interior hay varias obras de arte de artistas flamencos de renombre.

5. Puente de San Miguel

A tocar de la iglesia con el mismo nombre está el puente de San Miguel. Es un lugar ideal para sacar buenas fotos del canal principal de Gante, tanto de día como de noche. Como curiosidad, desde allí se ven las tres torres de la ciudad: las de las iglesias de San Bavón y San Nicolás y la del campanario.

Gante en un día
La bonita vista nocturna desde el puente de san Miguel

6. Korenlei y Graslei

Estos son las dos calles más famosas de la ciudad, ya que rodean al canal principal. Además, tienen una larga historia detrás porque se usaron como muelles comerciales en época medieval. Ahora no son más que un lugar ideal para pasear y sacar fotos, ya que están repletas de edificios preciosos. Si tienes tiempo y el clima se comporta, puedes empezar un paseo en barca desde allí.

7. Korenmarkt

El corazón de Gante desde hace muchos siglos es esta plaza. Su nombre significa mercado del grano porque era el centro de reunión de los comerciantes que llegaban al muelle principal. Ahora es la plaza mayor de la ciudad, llena de tiendas y terrazas para tomar algo. Todos los edificios que la rodean son preciosos, especialmente la antigua oficina de Correos.

Gante en un día
Aquí se concentra el ambiente de Gante | PMRMaeyaert

8. Iglesia de San Nicolás

Muy cerca de Korenmarkt hay una de las iglesias más representativas de Gante. Aunque ha sufrido varias restauraciones, se mantiene su estilo gótico desde que se construyó en el siglo XIII. Es un gran monumento, y su tamaño se debe a las capillas que los comerciantes fueron construyendo alrededor de la iglesia. Al estar en un lugar tan céntrico de la ciudad, era habitual que se hicieran negocios justo al lado.

9. Torre Belfort

El campanario de Gante es la torre más famosa de Gante. Sobre todo porque tiene unas vistas de la ciudad muy bonitas. Así que te recomendamos que te quites la pereza para subir los más de 300 escalones que te llevarán a 91 metros de altura. Desde allí verás todos los canales y tejados. Aunque su origen era más bien de vigilancia militar para avistar a los enemigos.

Gante en un día
El mirador por excelencia de Gante

10. Ver la Adoración del Cordero Místico en la Catedral de San Bavón

La tercera torre de la ciudad es la de la Catedral de San Bavón, justo enfrente del campanario. Además de ser una iglesia imponente, tiene una de las obras de arte religioso más valoradas: La Adoración del Cordero Místico. Este retablo es la obra maestra de los hermanos Van Eyck. Es una parada imprescindible en cualquier visita a Gante en un día, especialmente para los más religiosos y los amantes del arte antiguo. La entrada a la catedral es gratuita, pero si quieres ver el retablo hay que pagar 4€. 

11. Comer en Amadeus 2

A estas alturas del día tu estómago se quejará, así que para cuidarlo te recomendamos este restaurante que pilla de camino. Eso sí, tiene que gustarte la carne porque su especialidad son las costillas. De hecho, tienen varios menús con buffet libre bastante bien de precio.

Si no te convence esta opción, te proponemos otros 6 restaurantes más. Ten en cuenta que seguramente te tocará desviarte un poco del itinerario para comer. Pero no pasa nada, Gante es una ciudad pequeñita, no te costará retomar el rumbo 🙂

7 restaurantes donde comer barato en Gante

12. Calle de los graffitis

Podrás ver el lado más artístico de Gante en la calle Werregarenstraat. Allí, los artistas callejeros pueden pintar libremente las paredes. Por eso es un lugar muy frecuentado que cambia constantemente de aspecto. Es una parada curiosa en este itinerario para ver Gante en un día, así conocerás una cara menos famosa de la ciudad.

13. Cañón

Algo muy curioso y rápido de ver en tu visita a Gante en un día es un cañón de color rojo. Te preguntarás qué pinta allí, pero lo cierto es que se ha convertido en toda una institución de la ciudad. Se encontró cerca de la ciudad en el siglo XV, cuando buscaban defenderse del asedio de los españoles. Pesa nada más y nada menos que 12.000 kilos. Aunque impone mucho, sólo se usó una vez y sin ningún éxito. El proyectil cayó al suelo nada más salir de la boca del cañón.  Le tuvieron que poner una tapa porque había quienes lo usaban como papelera e incluso se llegó a encontrar a gente durmiendo dentro.

Gante en un día
El cañón más famoso de Gante | Pedro J Pacheco

14. Manneken Pis

No nos hemos confundido de ciudad, en Gante también hay una estatua del famoso niño meón. No es una réplica del de Bruselas, sino que tiene su propia historia detrás (¡y bien curiosa!). Parece ser que el hijo de Felipe de Alsacia era muy travieso y decidió bajarse los calzoncillos en una procesión que dirigía el abad de Gante. Pese al revuelo que generó entonces, ahora se le recuerda con cariño y por eso se le ha dedicado una estatua en la entrada del número 17 de la calle Kraanlei. Eso sí, éste no tiene chorro de agua incorporado 😛

15. Castillo de Gravensteen

Una de las visitas estrella en la visita de Gante en un día es su impresionante castillo medieval. De hecho, es el que mejor de conserva de Flandes. Se construyó en medio del río Lys para que los condes estuvieran protegidos de posibles ataques externos. Además, más adelante también sirvió como prisión hasta que se vendió a particulares que lo usaron como un complejo industrial. Ahora, se ha recuperado como patrimonio de la ciudad y se puede visitarLa entrada cuesta 10€ y podrás ver armaduras y antiguos instrumentos de tortura que ponen los pelos de punta. Además, hay exposiciones sobre la historia del edificio.

Gante en un día
No te puedes perder este precioso castillo en tu visita a Gante en un día | Paul Hermans 

16. Patershol

En los alrededores del castillo está el barrio más coqueto de Gante. Se trata de un distrito que mantiene el trazado medieval original, con calles adoquinadas y lleno de restaurantes de moda. Dar un paseo por allí es como trasladarse a otra época, además de ser una zona bastante tranquila.

17. Tomar una cervecita

Ninguna visita a Gante está completa sin probar una cerveza. Aprovecha alguno de los muchos locales que encontrarás en Patershol. Además, has aguantado un día muy cargado como un campeón, así que es hora de descansar 😉

18. Rabot

Para acabar la visita a Gante en un día, no te pierdas este monumento histórico. Las dos torres se construyeron en 1489 para reforzar la protección de la ciudad. Fue un año después de un intento de asalto por parte de Maximiliano de Austria, que no tuvo éxito pero hizo ver a los ganteses la parte más débil de su muralla defensiva.

Gante en un día
Ya que se pusieron a modificar la muralla lo hicieron a lo grande

Vuelta a Saint Pieters

Para acabar el día, toca volver a la estación y aprovechar el viaje de vuelta para descansar después de un día de no parar. Seguro que no te arrepentirás de haber visitado Gante en un día 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *