Diario de viaje: Nuestras impresiones de Kuala Lumpur

¡Buenas tardes a todos! Nosotros ya estamos a punto de acostarnos después de dos días intensos en Kuala Lumpur. Aunque el jet lag no ha acechado tanto como en Australia, estos primeros días andamos un poco zombis. Sobre todo lo notamos al mediodía después de comer, que es cuando nos tocaría dormir en España.

Hoy es nuestra última noche en Kuala Lumpur. La ciudad nos ha gustado bastante, aunque es un destino que por lo que ofrece y lo lejos que está de casa no creemos que volvamos en un futuro. Así que hemos ido a tope para no dejarnos nada. Los que nos leéis sabéis que nosotros siempre conocemos las ciudades a pie. No es que no nos guste el transporte público, sino que caminando descubres miles de cosas que te perderías bajo los túneles o siguiendo las rutas turísticas previstas. Sin embargo, Kuala Lumpur es una ciudad imposible de recorrer a pie. ¡Y no exageramos!

Los monumentos parecen estar cerca pero llegar hasta ellos es una odisea

Autopistas por el medio de la ciudad, semáforos que siempre están en rojo, aunque el de los coches también lo esté. Además, si está verde y el de los vehículo rojo, tampoco le hacen caso, sobre todo las motocicletas. ¿Sabéis cómo se aprecia mejor un local y un turista? ¡Al cruzar las calles! Los lugareños no se lo piensan dos veces, y aunque pasen veinte coches, confían en que ya se pararán y tienen una habilidad espectacular para esquivarlos.

Pese a las dificultades, nos la recorrimos a pie. Según nuestro móvil, nos pateamos 40km en dos días. Lo que más nos ha gustado han sido las Torres Petronas y el KLCC Park. La capital del país no sería lo mismo sin estos emblemáticos edificios. Además, un buen paseo al atardecer en el KLCC Park, un parque frente a las torres, es una auténtica delicia.

Las Torres Petronas desde el KLCC Park

Hoy por la mañana hemos visitado las Batu Caves, unas cuevas a poco más de 13km de la ciudad. Ha sido una experiencia increíble, sobre todo por la gran cantidad de monos que había. Es impresionante las similitudes que tenemos que ellos. Compramos plátanos y les alimentamos un poco. Sin embargo, hubo turistas que compraron comida para ellos mismos pero ¡los monos se la robaron!

Vimos a un japonés como un mono se le subía al torso con violencia para robarle su bolsa de cacahuetes o a otra chica que le robaron una botella de 7UP. Sí, así es, los monos también beben 7UP. Es muy gracioso ver como abren la botella y beben. Esta excursión, de no más de una mañana, es un imprescindible que hacer en Kuala Lumpur.

El colega disfrutando de la bolsa de cacahuetes
Una de las entradas a las Batu Caves

Una de las principales ventajas que tiene la ciudad es que es bastante barata. Sobre todo el agua, que es lo imprescindible. ¡Con lo que pica la comida malaya y el calor que hace, se agradece! Además es un buen sitio donde comprar productos tecnológicos. Para poner un ejemplo el nuevo Macbook Pro cuesta 1600€, en vez de 2000€ en España.

En general, el tiempo nos está acompañado. Se nos está haciendo bastante extraño pasar estas fiestas a más de 30ºC. Pese a ser un periodo lluvioso, sólo nos ha caído un pequeño chaparrón esta noche al volver a casa.

Mañana partimos hacia otro país. Sí, nuestro quinto país en sólo cuatro días. ¡Ya os contaremos!

Un abrazo y felices fiestas a todos.

Blanca y Albert

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *