Somos Blanca y Albert, pareja desde noviembre de 2013. Nos conocimos en la universidad mientras estudiábamos Periodismo. Tan sólo un mes más tarde, ya estábamos recorriendo cogidos de la mano las avenidas de la Gran Manzana. Nueva York nos unió, aunque tuvo un trabajo bastante fácil: convirtió nuestros sueños individuales de recorrer el mundo en uno colectivo. Desde entonces, no hemos parado de recorrer el globo en busca de experiencias. Por el momento, hemos tenido la oportunidad de conocer juntos más de 100 ciudades de 40 países diferentes.

El blog de Los Traveleros nació en abril de 2015, justo cuando regresamos de las Maldivas. Más inspirados no pudimos venir… Lo decidimos crear por un motivo muy básico. Siempre planeamos los viajes leyendo blogs y un día pensamos que quizá nosotros también podríamos servir de ayuda a viajeros que estuvieran en la misma situación. Compartir experiencias con personas que comparten la misma pasión es un auténtico placer.

Albert

Apasionado del deporte, en especial el ciclismo, la NBA, también de la historia contemporánea, el arte, los animales, y como no, viajar. Soy de los que cree que viajar es la mejor universidad del mundo. Quiero descubrir todos los rincones del planeta, aunque de momento no he encontrado nada mejor que Europa. Quizá le tengo especial cariño porque nací en el día de Europa… En fin, mi mejor momento viajero fue en Nueva York, cuando entrevistamos a Tom Canavan, superviviente del 9/11. En esa conversación aprendí una auténtica lección de vida. Si pudiera escoger una ciudad donde vivir me quedaría con Londres y, pensando en el futuro, me jubilaría en Kailua (Hawaii).

Blanca

Soy tímida y para nada charlatana, pero puedo pasar horas conversando sobre viajes. Tampoco me gusta demasiado hacer deporte, pero cuando estoy de viaje me encanta hacer senderismo. Parece que los viajes me transforman 😉 Lo que no cambia es que desde pequeña me encantan los aeropuertos y, aún hoy en día, me quedo embobada mirando los pies de toda la gente que va y viene. Adoro volar y nunca pierdo los nervios en los controles de seguridad, aunque me hagan volver a pasar diez veces. Soy barcelonesa de nacimiento, pero neoyorkina de corazón. La gran manzana me absorbió cuando tenía 13 años y volvería mil veces. Durante años he tenido el sueño de vivir allí, pero la verdad es que cuanto más mundo veo menos apegada me siento a un solo lugar. Como dice mi frase favorita, siento cada vez más que the journey is my home.

HEMOS DEJADO HUELLA EN…