Tailandia

Tailandia parece ser el país perfecto para un primer viaje a Asia. Tiene una combinación perfecta de cultura, naturaleza, compras, playas, gastronomía. Todo eso con un toque único de exotismo. Además, ofrece una buena infraestructura turística en comparación con otros países de la zona. Por eso Tailandia se ha convertido en el destino estrella del sudeste asiático.

Bangkok es la capital del país y no puede faltar en ningún viaje a Tailandia. Es una metrópolis muy moderna, pero mantiene fuertes vínculos con la tradición. Por ejemplo, puedes visitar el Gran Palacio por la mañana y subir al impresionante rascacielos Maha Nakhon al atardecer. Los mercadillos y puestos de comida callejera te tendrán entretenido durante horas.

Los atractivos culturales no terminan en Bangkok. De hecho, puedes hacer excursiones a ciudades como Sukhothai o Ayutthaya, con restos de impresionantes templos budistas que ocupan cientos de hectáreas. Al norte de Tailandia, nadie quiere perderse Chiang Mai. Esta ciudad tiene miles de templos, a cada cual más bonito. Al contrario que la mayoría de grandes ciudades asiáticas, Chiang Mai está hecha para caminar por sus calles.

Cerca está Chiang Rai con dos de los templos más bonitos de Tailandia: el templo blanco y el templo azul. Ambos combinan elementos modernos y tradicionales con un resultado sorprendente.

Si lo tuyo son las playas, en Tailandia disfrutarás como un niño. Con dos costas que dan al Golfo de Tailandia y al Mar de Andamán y más de 1000 islas paradisíacas, lo más complicado será elegir. En las islas de Koh Lipe, Koh Samui o Koh Tao encontrarás playas de arena blanca y aguas cristalinas perfectas para hacer snorkel. Además, hay un ambiente relajado que se anima por la noche. Si buscas fiestas salvajes en la playa, Phuket es tu lugar.

En Krabi podrás rodearte de fascinantes formaciones rocosas y descubrir las islas Phi Phi, mundialmente famosas por haber aparecido en la película La Playa de DiCaprio.

En las zonas menos urbanizadas de Tailandia hay auténticas maravillas de la naturaleza. Bosques tropicales, cascadas, campos de arroz, cuevas y paisajes que te dejarán sin habla.

Dicen que Tailandia crea adicción. Todo el que viaja allí quiere volver. ¿Te animas a comprobarlo por ti mismo con esta guía para viajar a Tailandia?

Botón volver arriba
Cerrar